nuevo 'hat trick' del argentino

La 'firma' de Messi siempre es buena

El jugador argentino liquidó el derbi catalán con un 'hat trick'. Leo Messi aplastó a un Espanyol que perdonó cuando tuvo opciones de entrar en el partido. El que nunca falla es el argentino

Foto: Leo Messi ya lleva cinco goles en Liga esta temporada. (Reuters)
Leo Messi ya lleva cinco goles en Liga esta temporada. (Reuters)

Tras complicados días con su selección, escuchando críticas de gran grosor y dureza por parte de la prensa argentina, volvió a ser feliz donde siempre lo fue, donde siempre lo es… El Camp Nou es el entorno en el que siente que todo fluye como es debido. En momentos convulsos a nivel institucional, con Bartomeu y su equipo de trabajo acorralados, con una moción de censura en marcha, sigue siendo el que lo tapa todo con inigualable categoría. Su penúltima víctima, el vecino, derrotado por el Barcelona, liquidado por Leo Messi... Su 'firma' siempre es buena.

En una jornada en la que se recogieron firmas en los alrededores del Camp Nou para derrocar al actual presidente, Messi fue de nuevo la solución. Sin refrendar todavía el nuevo contrato, ese que Bartomeu dice que ya selló, pero es mentira, el de Rosario dejó su genial firma en el verde, ese lugar en el que muy pocas veces falla. Otro 'hat trick' y sellado en el interior del área, como un delantero centro puro. De nuevo se lo guisó y se lo comió. Igualmente cabe destacar el completo partido de Jordi Alba, también de Rakitic, lo mismo que unos buenos minutos de Iniesta, otro que está en 'guerra fría' con la dirigencia a cuenta igualmente de su nuevo contrato.

Es cierto que el gol que abrió el marcador, mediado el primer tiempo, debió ser anulado. Messi recibió el balón en claro fuera de juego, pero mientras las tecnologías no aparezcan en nuestros estadios, todo queda en manos del cuadro arbitral. Y esta vez falló el ojo humano… Hasta entonces el Espanyol mantenía a raya a su rival; agazapado, sí, pero sin sufrir en exceso.

Dembélé debutó con la camiseta del Barcelona. (EFE)
Dembélé debutó con la camiseta del Barcelona. (EFE)

Piatti

Ese gol cambió el decorado. El Barcelona se fue soltando poco a poco; sin jugar de maravilla, pero haciendo lo suficiente como para superar con claridad a la escuadra de Quique Sánchez Flores. Y todo, por supuesto, giraba alrededor de Messi. En cuanto aparecía, los pericos temblaban. Una buena mano de Pau López le birló el gol al argentino, pero poco después, con un rebote del que se aprovechó Jordi Alba para entrar por un costado, Leo mataba el partido.

No, el juego del equipo de Ernesto Valverde no era fluido, aunque sí manejaba el encuentro con cierta comodidad. Con Messi suelto por donde quisiera, siempre muy cerca del corazón del área, la zaga espanyolista no podía tomarse ni un respiro. Pudo meterse en el partido el equipo blanquiazul poco antes del intermedio, pero un poste evitó que la buena maniobra de Piatti acabara con Ter Stegen batido.

Y otra vez Piatti, nada más comenzar el segundo acto, tuvo el gol a tiro tras una mala comunicación entre Ter Stegen y Jordi Alba, pero la vaselina, con el guardameta ya vencido, no fue certera. Había adelantado las líneas el Espanyol y de ello pudo sacar buen partido el Barcelona. Deulofeu apareció durante un rato con más determinación, y primero Luis Suárez y poco después Messi pudieron cerrar el partido gracias a la electricidad del canterano.

Paulinho estuvo cerca de marcar un gol. (Reuters)
Paulinho estuvo cerca de marcar un gol. (Reuters)

Dembélé

En ello estaba el Barcelona, en cerrar el encuentro cuanto antes. De vez en cuando, más cuando los goles iban cayendo en el marcador, se escuchaba a una parte de la grada pedir la dimisión de Bartomeu, pero los de Valverde estuvieron en todo momento atendiendo a lo suyo, a lo que realmente importaba. Iban llegando cada vez más al área de Pau López. El Espanyol no sacaba la bandera blanca, pero su falta de puntería era constante. Y como siempre pasa en estos casos, el que no falló fue Messi. Mientras la grada daba la bienvenida a Dembélé, el sudamericano siguió a lo suyo. Otra que tuvo, otro gol reflejado en el marcador.

El tramo final sólo sirvió para que la afición fijara sus ojos en los nuevos, el chispeante Dembélé y un Paulinho (estuvo cerca de marcar) que será observado con lupa por la exigente masa social azulgrana. El Espanyol, ya sentenciado, trató de maquillar el marcador, cosa que no logró porque Ter Stegen se lució ante un remate de Didac. Igual de fino que el portero estuvo Piqué con un certero cabezazo, como al final Luis Suárez para rubricar la 'manita' tras una buena asistencia del francés recién llegado. Una goleada que lleva la indiscutible firma del de siempre. Y es que hasta el último momento siguió en estado de alerta Messi, lo que contagió a sus compañeros. Nunca se conforma con lo hecho. Esta vez tampoco. Y de ello debe dar gracias un Barcelona que depende más que nunca de su estrella.

Ficha técnica:

5 - Barcelona: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Umtiti, Jordi Alba; Sergio Busquets (Paulinho, min.73), Rakitic, Iniesta (André Gomes, min.77); Deulofeu (Dembélé, min.68), Messi y Suárez.

0 - Espanyol: Pau López; Víctor Sánchez (Marc Navarro, min.67), David López, Hermoso, Aarón; Javi Fuego, Diop, Piatti (Sergio García, min.57), Darder (Didac Vilá, min.75); Baptistao y Gerard Moreno.

Goles: 1-0: Messi, min.26. 2-0: Messi, min.35. 3-0: Messi, min.67. 4-0: Piqué, min.87. 5-0: Luis Suárez, min.90.

Árbitro: Gil Manzano (Comité extremeño). Mostró tarjeta amarilla a Sergio Busquets (min.21), David López (min.29), Darder (min.70), Aarón (min.74) y Diop (min.84).

Incidencias: Partido de la tercera jornada de LaLiga Santander disputado en el Camp Nou ante 72.857 espectadores. Antes del encuentro, se guardó un minuto de silencio por Joan Trayter, el que fuera presidente de la junta gestora del FC Barcelona en 2003.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios