estrella en oriente, ahora bajo sospecha

China ya le llora y en Barcelona se mofan: ¿qué le espera a Paulinho?

No lo va a tener fácil Paulinho en el Barcelona. Su fichaje ha sido fuertemente contestado y criticado, mientras en Oriente le lloran al ser considerado el mejor futbolista que habitaba en China

Foto: Presentación, este jueves, de Paulinho como jugador del FC Barcelona. (EFE)
Presentación, este jueves, de Paulinho como jugador del FC Barcelona. (EFE)

“No teníamos el perfil de Paulinho en la plantilla", dijo siguiendo de manera milimétrica el discurso oficialista. Ya sabe de sobra Ernesto Valverde que su aventura en el Barcelona no va a ser plácida. Siempre lo tuvo claro, con lo que no contaba es con encontrarse, en pleno mes de agosto, en mitad de un campo de batalla, con jugadores y directiva enfrentados, y con un polémico fichaje, en el que nada tiene que ver, en el centro de una tremenda polémica. Más le vale exprimir al máximo al mediocampista brasileño pagado a precio de oro. Sin haber debutado, el barcelonismo le señala con saña, mientras que en China ya le lloran.

El traspaso de Paulinho al Barcelona ha sido noticia principal en todos los medios de comunicación de China. Pero mientras en España, especialmente en la Ciudad Condal, las críticas a la operación han sido muy crudas, en el gigante asiático la respuesta ha sido muy diferente. El mediocampista brasileño era el líder del Guangzhou Evergrande, el dominador del fútbol chino, también considerado de manera unánime como el mejor futbolista del país. Su venta ha generado tristeza porque la Superliga pierde un activo importante, más cuando diferentes cambios en la reglamentación que rige al deporte rey han provocado que ya no sea tan sencillo para todos los clubes contratar futbolistas de primer nivel.

Un triplete histórico

Durante las dos últimas temporadas (la actual ya ha cruzado el ecuador) ha sido un futbolista determinante en el Evergrande. Uno de los iconos de la Superliga, ya menos pujante, y un futbolista de referencia en todo el país. Sus prestaciones han sido fundamentales para que su equipo ganara dos títulos de liga más —el club lleva seis consecutivos—, mientras su imagen es muy reconocida en todo el país. La afición del equipo que entrena Luiz Felipe Scolari no ha asumido de buen grado la venta de su gran ídolo, sobre todo cuando la temporada entra en su fase definitiva y el campeón chino está inmerso en todas las competiciones. Para este año el sueño, el gran objetivo, es ganar un triplete histórico —Superliga, Copa y Champions de Asia— que nunca ha certificado.

El Guangzhou Evergrande es el rival a batir desde hace años, el gran dominador del fútbol chino. Pero esta temporada ya siente el aliento de otros clubes que le están disputando el título liguero. El Shanghai SIPG que entrena Villas Boas no ha cedido todavía en el torneo doméstico (es segundo a 5 puntos) y en una de las semifinales de la Copa domina su eliminatoria, precisamente ante el ya ex equipo de Paulinho, al haberse impuesto este miércoles por 2-1. La afición del club que maneja Jack Ma, el propietario de Alibaba, no acierta a comprender cómo es posible que hayan dejado marchar al jugador que les podía haber lanzado hacia el ansiado triplete.

Paulinho celebra un gol marcado con el Guangzhou Evergrande. (Reuters)
Paulinho celebra un gol marcado con el Guangzhou Evergrande. (Reuters)

Precio innegociable

Uno de los hombres más ricos del mundo, como era de esperar, no se lo ha puesto nada fácil al Barcelona para cerrar la operación. Jack Ma y todos los que manejan los destinos del Guangzhou Evergrande se negaban en redondo a vender a un futbolista básico para los últimos meses de la temporada. Acaba en noviembre y Paulinho era vital para alcanzar los objetivos. "Su marcha es una pérdida muy importante para el Evergrande, pero algo bueno para el fútbol chino", destacó Scolari. Bartomeu trató de negociar, pero fue imposible. Tuvo que poner los 40 millones porque por debajo de esa cantidad, el club chino no iba a vender.

[Más noticias de fútbol]

Mientras en China todos son loas y elogios constantes hacia Paulinho, orgullosos los aficionados al fútbol de ver en el Barcelona a 'uno de los suyos', sucede todo lo contrario en el legendario entorno del Barcelona. Las críticas se han sucedido sin freno durante las últimas semanas, mientras las redes sociales literalmente destrozaban al internacional brasileño. La tremenda inversión realizada no ha sido entendida por casi nadie, pero el empeño del club blaugrana no ha frenado nunca. El Guangzhou Evergrande, el club que llena más estadios en China, sabe que se expone a que su temporada se tuerza sin Paulinho. Mientras, Bartomeu y compañía rezan para que la costosa apuesta dé resultado.

Para ensombrecer un poco más la operación, el club blaugrana emitió un comunicado en la jornada del miércoles en el que expone que emprenderá acciones legales contra todos aquellos que han vinculado el fichaje de Paulinho con intereses comerciales particulares de Josep María Bartomeu. Entre otras cosas, el escrito subraya que "el FC Barcelona ha efectuado varios requerimientos de rectificación a los autores de la información, así como al medio que la publicó, en el que se acusaba al presidente de haber fichado al jugador para favorecer los intereses de su empresa".

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios