dembÉlé y coutinho le amargan la vida

El obligado calvario de Bartomeu para fichar jugadores de primera categoría

Tiene claro que ahora no puede fallar, cosa que sí sucedió en el pasado reciente, cuando apostó por jugadores secundarios que nunca rindieron. Pero los actuales objetivos no son sencillos de cazar

Foto: Ousmane Dembélé durante un partido del Borussia Dortmund. (Reuters)
Ousmane Dembélé durante un partido del Borussia Dortmund. (Reuters)

El inesperado golpe recibido con la huida de Neymar dejó tocado al Barcelona, mucho más a su presidente. Josep María Bartomeu está pasando un verano muy complicado. No se enteró hasta el último momento del plan de la nueva estrella del PSG y ahora, ya con los 222 millones de euros en la cuenta corriente del club, está sufriendo para contratar dos jugadores que se consideran imprescindibles. Mucho más que eso, porque el dirigente no quiere, no puede, repetir los errores de los últimos tiempos, con la contratación de discutidos refuerzos de 'serie B' que no han aportado demasiado. Paulinho está al caer por 40 millones de euros, pero no es suficiente para la masa social...

El ConfidencialEl Confidencial

Con un once titular poderoso y solvente, que intimida a cualquier rival, el Barça hizo una serie de contrataciones en los últimos tiempos con el fin de dar potencia a su banquillo. Pero llegados a este punto, la realidad es que el rendimiento de los elegidos no ha sido el esperado, lo que ha repercutido directamente a la hora de sumar títulos. Tras el triplete del 2015, se pasó al doblete de 2016 y a una pírrica Copa del Rey en el pasado ejercicio. La segunda unidad del Real Madrid sí ha rendido a gran nivel, lo que se manifestó con nitidez la pasada campaña, con Liga y Champions League en las vitrinas del Bernabéu.

Jugadores como Vermaelen, Douglas o Aleix Vidal no dejaron en buen lugar a Bartomeu, tampoco las apuestas realizadas hace un año. Salvo Umtiti, que firmó una buena campaña, los demás no estuvieron a la altura. Alcácer, Digne, André Gomes, Denis Suárez y Cillessen —el caso del portero es diferente por los pocos partidos que jugó— no dieron el plus esperado al equipo, lo que repercutió de manera notable en el desenlace final de la temporada, con un doblete del Real Madrid que dejó la imagen del máximo mandatario muy golpeada.

Ousmane Dembélé, mejor jugador del partido. (EFE)
Ousmane Dembélé, mejor jugador del partido. (EFE)

Arda Turan

Especialmente marcado quedó el club, su presidente, el que más, con el costoso fichaje de Arda Turan. Ejecutado por la junta gestora al estar el Barcelona en proceso electoral, pero con el sello de Bartomeu, el turco ha sido un fiasco. Pagado a precio de oro —34 millones más 7 en variables—, el ex del Atlético de Madrid ha ofrecido un más que pobre rendimiento teniendo en cuenta su precio. Confiaba la entidad en sacar una buena tajada con su traspaso, pero por el momento el jugador sigue sin moverse. Estaba dispuesto a emigrar a China si el salario era bueno, frotándose las manos el Barça. Pero cambiaron las normas, por oden del Gobierno del gigante asiático, y el plan quedó desconectado.

Esta temporada no es una más para el Barcelona, mucho menos para la persona que dirige el club. Castigado por las críticas, Bartomeu sabe que esta vez no puede acudir a jugadores de 'serie B', pero con lo que no contaba es con sufrir un calvario con los dos elegidos para cubrir el hueco dejado por Neymar. Dembélé se declaró en rebeldía al no aparecer en el entrenamiento del Borussia Dortmund, mientras que Coutinho se acogió al 'transfer request' para expresar su deseo de abandonar el Liverpool. Dos operaciones que le pueden costar al club catalán más de 200 millones de euros, pero tiene claro el presidente que está obligado a pasar por caja. Sin embargo, ambos clubes no ceden y el mandatario suda la gota gorda…

Josep Maria Bartomeu está sufriendo un verano muy convulso. (EFE)
Josep Maria Bartomeu está sufriendo un verano muy convulso. (EFE)

La sombra de Florentino Pérez

Si Dembélé y Coutinho no son 'cazados', las alternativas no pueden bajar de ese nivel. En el interior del vestuario que ahora maneja Ernesto Valverde, también hay coincidencia en que el grupo necesita un fuerte impuslso con futbolistas de talla, no secundarios. A medida que transcurría la pasada temporada, a medida que el Real Madrid daba pasos firmes para ganar la Liga, también la Champions League, se abría un debate entre el colectivo de futbolistas que ahora le toca cerrar al presidente con fichajes de primera categoría. 'Bartu' no puede errar el tiro esta vez…

Para complicar más su existencia, el gran enemigo aparece en escena. Ya hace unos días este periódico informaba sobre algunos sigilosos movimientos realizados últimamente por Florentino Pérez alrededor de Dembélé —fichar a Mbappé no es tarea sencilla—, algo que provocó gran inquietud en el club blaugrana. 'Rac-1' iba más allá este viernes y aseguraba que el presidente del Real Madrid ya se ha dirigido a su homónimo alemán de manera directa, ofreciendo jugadores del actual plantel blanco para cerrar la operación. Ya falló el Barça con Verratti y Bellerín; repetir con Dembélé y Coutinho dejaría nuevamente marcado a Bartomeu.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios