Pese a la insistencia de Mendes, "Radamel Falcao no jugará en el Real Madrid"
  1. Deportes
  2. Fútbol
el club no quiere un delantero 'top'

Pese a la insistencia de Mendes, "Radamel Falcao no jugará en el Real Madrid"

“No ficharemos un '9' porque no lo necesitamos”. Ni siquiera llegará Falcao pese a la salida de Morata. El colombiano está deseando salir del Monaco

placeholder Foto: Falcao quiere salir del Monaco, pero el Real Madrid no parece su destino.
Falcao quiere salir del Monaco, pero el Real Madrid no parece su destino.

“No ficharemos un delantero porque no lo necesitamos”. Parece evidente que tras esas declaraciones de Carlo Ancelotti hay mucha verdad, una sinceridad creíble de un hombre que tiene en su cabeza cómo va a amoldar a su equipo a partir de ahora. A pesar de la marcha de Álvaro Morata a la Juventus, el sustituto natural de Karim Benzema, el propio club no quiere por ahora fichar un recambio propiamente dicho. Con lo que hay le es suficiente a Carletto.

Pero hay rumores, habladurías algo extrañas que insinúan lo contrario a lo expresado por el italiano. Se lleva diciendo varias semanas que el delantero centro que llegará al Real Madrid (porque muchos aún afirman que llegará un ‘9’) es Radamel Falcao. Nada de un delantero joven y con mucho futuro que alterne la titularidad con Benzema y que le sirva de refresco. No, más bien al contrario: un ariete que compita duramente con el francés por un puesto en la que sería una de las alineaciones más reñidas del Real Madrid en los últimos años. Pero Florentino ya sufrió con la dura competencia entre Higuaín y Benzema y no quiere que se repita. Según fuentes de dentro del club, "Falcao no jugará en el Real Madrid ahora".

Jorge Mendes quiere sacar a su representado colombiano del Principado y sabe que el destino más apetitoso para Falcao una vez salga de Mónaco es el Real Madrid. Desde poco tiempo después de que el delantero dejara el Atlético de Madrid para jugar en el Luis II, infinitas filtraciones han vestido a Falcao de blanco. La última opción presentada por el agente luso es que llegase cedido con opción de compra, pero tampoco convenció al Madrid. Ancelotti prefiere por ahora no dar su brazo a torcer y mantener el número de delanteros en nómina tal como está ahora mismo. El entrenador ya ha tenido que ceder una vez este verano, con la inminente salida de Ángel di María hacia el Paris Saint-Germain y no quiere repetir.

Las opciones que baraja Ancelotti son muy variadas y ninguna pillará por sorpresa a nadie, puesto que han sido desplegadas en el pasado curso. La movilidad y la facilidad asociativa de Benzema podrían ser ocupadas por Isco Alarcón, algo que ya hizo en ocasiones, sobre todo cuando el equipo necesitaba mantener la posesión de la pelota. La otra opción es la que con casi toda seguridad jugará el Real Madrid la Supercopa de Europa, y esa es con Gareth Bale como punta de lanza. Y por supuesto, siempre se podrá colocar a Cristiano Ronaldo como delantero centro para que su despliegue físico sea menor y su físico pueda aguantar mejor. Y también estará Jesé Rodríguez como alternativa para ser un atacante muy móvil.

Algo mucho más extraño y que en principio no se plantea es alienar a James Rodríguez como tercer delantero, el que actúe por el centro. Pero como dice Ancelotti, “no es importante tener un delantero que marque muchos goles, sino un jugador que ponga pases a Cristiano y Bale”. Es decir, que la figura del ariete, del hombre objetivo tan utilizada históricamente en el Real Madrid murió con la salida de Gonzalo Higuaín hacia Nápoles. Los máximos goleadores del equipo fueron el portugués y el galés el año pasado y la productividad anotadora no se vio mermada por la falta de un ‘9’ puro.

Aun así, el Madrid no descarta incorporar a un atacante joven, un jugador que asuma un rol secundario por detrás de los tres gigantes de la BBC, que serán prácticamente inamovibles. Futbolistas como Stephan El Shaarawy, que tienen toda su carrera por delante y podrían ver con buenos ojos crecer como jugadores bajo la tutela de Ancelotti y a la sombra de Cristiano, Benzema y Bale.

La presión de Jorge Mendes para sacar a Radamel Falcao de Mónaco no es sólo una idea en la cabeza del representante, sino que es el propio jugador el que está deseando marcharse del club monegasco. Mendes vio una puerta abierta en el Bernabéu por la salida de Morata, pero cuando iba a entrar, se la ha encontrado ya cerrada. Falcao es un enamorado de la capital de España. Fue muy feliz durante sus dos temporadas en el Atlético de Madrid e incluso buena parte del proceso de recuperación de su grave lesión de rodilla lo hizo en Madrid. Jugar en el equipo blanco es un deseo de Falcao más por la ciudad que por el club, uno de los pocos de Europa que podría necesitar un ‘9’. Pero parece muy complicado que la operación pueda darse mientras el Real Madrid no ceda.

Jorge Mendes Karim Benzema Real Madrid AS Mónaco Radamel Falcao
El redactor recomienda