Bale da la razón a Ancelotti y confirma que el Madrid puede jugar al ritmo que él marca
  1. Deportes
  2. Fútbol
EL CLUB BLANCO CAYÓ CON EL INTER EN PENALTIS

Bale da la razón a Ancelotti y confirma que el Madrid puede jugar al ritmo que él marca

El Madrid ofreció buena imagen en el primer partido del nuevo curso, en el que los blancos empataron a uno ante el Inter, equipo con el cayeron en penaltis

Foto:

El Real Madrid ofreció una buena imagen en el primer partido del nuevo curso, en el que los blancos empataron a uno en el tiempo reglamentario ante el Inter de Milán, cayendo en la tanda de penaltis, en un choque en el que el conjunto de Carlo Ancelotti jugó al ritmo que marcó Gareth Bale. En un encuentro amistoso perteneciente a la International Champions Cup, el actual campeón de Europa se mostró muy solvente ante un conjunto mucho más rodado, con un excepcional Bale que fue el encargado de mover a su equipo durante los 45 minutos que estuvo sobre el terreno de juego.

En el debut en el presente cursodel conjunto blanco, Ancelotti sólo contó con siete jugadores de la primera plantilla en el once inicial, si bien es cierto que sólo tres de ellos fueron jugadores habituales la pasada temporada: Diego López, Pepe y Gareth Bale. Precisamente el centrocampista galés fue uno de los más destacados. Desde el comienzo del partidose le vio enchufado, con chispa y con libertad de movimientos. El entrenador italiano ha confesado a sus más allegados que está sorprendido con el estado de forma en el que ha llegado Bale, y no es para menos.

Sólo habían transcurrido dos minutos de partido cuando el centrocampista galés estrellaba contra el larguero dela portería defendida por Handanovic un gran cabezazo tras centro de Lucas. Sólo siete después, en el nueve, llegaba el primer gol del choque, 'made in' Bale: Pepe recuperaba un balón en la medular, el galés se hacía con el control del mismo, avanzaba metros y soltaba un espectacular zurdazo que el meta esloveno sólo podía seguir con la mirada. El flamante fichaje del conjunto blanco de la pasada temporada quiere que éste sea su año y, desde el primer momento, lo está demostrando.

En los primeros compases de pretemporada, y con buena parte de los jugadores indiscutibles con escasos entrenamientos en sus piernas o incluso algunos de vacaciones, Ancelotti decidió poner en liza un equipo plagado de jugadores de la cantera. Con Bale como único miembro presente de la temible'BBC' en el once inicial, el preparador italiano decidió proteger al equipo blanco, y formar de inicio con un 4-4-2, muy alejado del 4-3-3 que tantos réditos le dio el pasado año. Ante el Inter, el Madrid no buscó la contra ni sorprender a la espalda. El objetivo era tener el balón para minimizar los esfuerzos.

Un Real Madrid muy compacto

Aunque no se trata nada más que del primer partido del presente curso deportivo, lo cierto es que se dejaron atisbar ciertos mecanismos en el conjunto madridista, donde destacó la solidaridad defensiva del equipo. Con una medular muy implicada en recuperar el balón, los jóvenes se acoplaron a la perfección al esquema de juego. Medrán, junto a Illarramendi, manejaron el medio del campo del Madrid, mientras que las bandas también destacaron por sus esfuerzos en la retaguardia. Tanto Lucas como Isco -en especial el malagueño-, demostraron buenas dosis de trabajo.

Sin demasiado fútbol, en un partido sin transcendencia, sí es necesario destacar el papel del conjunto blanco, que no se mostró inferior en lo físico en los primeros compasesante un equipo mucho más rodado, que jugaba su tercer partido de pretemporada ante el Madrid. Sin embargo, el bajón -como era lógico, por otra parte- llegó en la segunda parte. ElMadrid perdió mordiente en ataque con la retirada de Bale en el descanso y al conjunto blanco le aguantó la gasolina hasta el minuto 60, cuando los cambios dejaron sobre el césped a un equipo muy joven y menos compacto.

Bajón físico y empate del Inter

Fruto de estos cambios llegó el empate del Inter. Un error en la marca en un balón lateral provocó que Sobrino, en el minuto 67, derribara a Vidic en el área blanca. Icardi, a lo 'Panenka', superaba a Jesús e igualaba la contienda. Con el paso de los minutos, el conjunto 'neroazzurro' fue el encargado de llevar el peso del partido, e incluso un doble paradón del meta madridista evitó el segundo golinterista. Pese a que en los últimos compases el Madridmejoró, la victoria no se decidió hasta la tanda de penaltis, en la que el Interse llevó el triunfo (3-2).

Pese a la derrota en el primer partido de la International Champions Cup, Ancelotti puede estar contento del rendimiento de su equipo. Un equipo con menor recorrido físico que el Inter, fue capaz de aguantar a los pupilos de Walter Mazzarri durante todo el encuentro. Y, sin duda, la mejor noticia de todo ello no sólo es el buen nivel de los jóvenes, sino sobre todo el estado de forma de Gareth Bale. Ancelotti aseguraba que iba a ser uno de los jugadores básicos en la próxima temporada y, de momento, en cuarenta y cinco minutos, ha sido capaz de demostrar que llega a la nueva campaña con muchas ganas.

Ficha técnica:

1 - Real Madrid: DiegoLópez (mi.46, Jesús Fernández); Carvajal, Pepe (mi.66, Derik), Nacho, Diego Llorente; Illarramendi, Medrán (mi.66, Omar Mascarell), Isco; Lucas Vásquez, De Tomas (mi.52, Rubén Sobrino) y Bale (mi.46, Marcos Llorente).

1 - Inter de Milán: Handanovic (mi.62, Carrizo); Ranocchia (mi.62, Andreolli), Vidic, Juan Jesús, D'Ambrosio, Dodo (mi.77, Nagamoto); Jonathan (mi.89, Banazzoli), Kuzmanovic (mi.62, M'Vila), Chukwuma (mi.77, Krhin); Icardi y Botta (mi.77, Laxalt).

Goles: 1-0, mi.10: Bale. 1-1, mi.67 (Icardi, de penalti). Penaltis: Marcaron por el Inter de Milán(Vidic, Juan Jesús e Icardi. Fallaron: Nagamoto y M'Vila). Por Real Madrid: marcaron (Lucas Vásquez y Nacho. Fallaron: Isco, Illaramendi y Sobrino).

Árbitro: Ricardo Salazar (Estados Unidos): Mostró tarjetas amarillas a Ranoccha (mi.28) y M'Vila (mi.82), del Inter de Milán, mientras que los amonestados por el Real Madrid fueron De Tomas (mi.47), Medrán (mi.55) y Carbajal (mi.70).

Incidencias: Tercer partido del torneo Guinness International Champions Cup, que se disputó en el California Memorial Stadium, de la Universidad de Berkeley, ante 62.583 espectadores, que registraron un lleno completo

Gareth Bale Inter de Milán
El redactor recomienda