Reina hace historia en el Bayern de Múnich mientras Morata continúa imparable
  1. Deportes
  2. Fútbol
pepe suma minutos en las cuatro grandes ligas

Reina hace historia en el Bayern de Múnich mientras Morata continúa imparable

Pepe sumó sus primeros minutos en el Bayern, haciendo historia al convertirse en el primer futbolista español que ha jugado en las cuatro grandes ligas. Morata, por su parte, dio el triunfo a la Juventus

placeholder Foto: Pepe Reina en acción durante el Werder Bremen-Bayern (Imago Sportfoto)
Pepe Reina en acción durante el Werder Bremen-Bayern (Imago Sportfoto)

El Bayern de Múnich volvió a ganar un partido de la Bundelisga, algo que hace mucho tiempo dejó de ser noticia. La novedad en el once inicial de Pep Guardiola para hacer frente al Werder Bremen fue la titularidad de Pepe Reina. El guardameta español sumó sus primeros minutos en la Bundelisga, y al mismo tiempo, hacía historia del fútbol al convertirse en el primer futbolista español que ha jugado en las cuatro grandes ligas (Inglaterra, Italia, España y Alemania). El portero entró en un selecto grupo que formaban ocho jugadores; cumplió a la perfección y mantuvo su portería a cero.

Referente de la gloriosa historia reciente de la Selección española, Reina ya puede alardear de haber jugado en las mejores ligas de futbol del planeta. Barcelona, Villarreal, Liverpool, Nápoles y Bayern son los clubes que ha defendido y en la tarde del sábado, Guardiola le daba sus primeros minutos con el club alemán. El guardameta se une al grupo que formaban Maniche, Christian Poulsen, Popescu, Womé, Raduciou, Obafemi Martins, Jon Dahl Tomasson y Abel Xavier. De todos ellos, Reina es el jugador que más partidos ha disputado, para hacer un total de 455. Por otra parte, se convirtió en el primer guardameta español que disputa un partido de la Bundesliga.

El partido en sí no tuvo mucha historia. El 0-4 ante el Werder Bremen lo dice todo y Reina, así, tuvo un debut poco agitado. En la primera parte, el único trabajo que tuvo fue cortar un par de balones aéreos, una salida del área en un contragolpe del Bremen y alguna jugada en la que sirvió de apoyo a sus defensas. En la segunda parte, tuvo que desviar un balón a saque de esquina, en el minuto 63, y hubo una fase en la que tuvo algo más de trabajo, aunque sin llegar a situaciones realmente de zozobra.

En el 23, Thomas Müller abrió el marcador con un remate con la izquierda en el segundo palo desde unos 20 metros. El segundo llegó en el minuto 45, cuando David Alaba marcó de falta directa con un disparo por encima de la barrera del Werder. La disposición ofensiva del Bremen en la segunda parte le abrió espacios al Bayern, que los aprovechó para marcar dos goles al contragolpe, ambos por mediación de Lewandowski. En otros partidos de la Bundesliga, el Dortmund empató en casa con el Colonia (0-0), el Schalke logró un empate agónico ante el Hertha (2-2), mientras que el Bayer Leverkusen, rival en Champions del Atlético de Madrid, se impuso el viernes por 4-0 al colista Stuttgart.

El City patina un día más

Siguiendo con el fútbol internacional, en la Premier League La Premier League queda en manos del Chelsea de Mourinho. Claramente. El Manchester City sufrió un grave tropiezo al caer en su visita al Burnley, que marca la zona de descenso. El equipo de Manuel Pellegrini completó un mal partido y las cámaras de televisión siguieron al entrenador chileno nada más acabar el encuentro, pues su situación cada vez es más complicada a ojos de los jeques que manejan los destinos del club británico. En unos días visita el Camp Nou, donde debe superar el 1-2 del partido de ida, una complicada empresa para un equipo que vive momentos muy complicados.

El vigente campeón, en una convulsa semana, en la que salió a la luz que dos de sus baluartes, Vincent Kompany y Fernandinho, se enzarzaron en una pelea hace casi tres semanas en Anfield, necesitaba sumar tres puntos para seguir la estela del Chelsea. En el modesto estadio de Turf Moor, Pellegrini alineó un once claramente ofensivo, con Edin Dzeko y Sergio Agüero en la punta del ataque, y un centro del campo formado por David Silva, Yaya Touré, Jesús Navas y Fernandinho. Los 'citizens' gozaron de la posesión (30%-70%) y de las mejores ocasiones de gol, pero ni el Kun ni Dzeko en la primera parte, ni los suplentes Wilfried Bony y Stevan Jovetic tuvieron suerte ante la sólida defensa de los 'clarets'. La sorpresa llegó mediada la segunda mitad, en el minuto 61, cuando George Boyd adelantó a los locales gracias a un golazo desde fuera del área tras un mal rechace de Kompany. Un gol que decidió el partido.

Por su parte, el Arsenal goleó al West Ham (3-0) para seguir luchando por el segundo puesto. Sin un Cazorla que salió al campo a última hora, salió en busca de los tres puntos ante unos 'hammers' con un planteamiento notablemente defensivo, buscando el contragolpe con el rapidísimo Diafra Sakho solo en la punta del ataque. La primera mitad volvió a poner de manifiesto la importancia de Adrián en este West Ham. El guardameta español evitó una goleada mayor al atajar disparos de Alexis Sánchez, Theo Walcott y Ramsey, en unos 45 minutos que fueron un monólogo de los locales. Los pupilos de Arsene Wenger lograron perforar la meta de Adrián a escasos segundos de que el árbitro pitara el final de la primera mitad. El español no pudo hacer nada ante un imperial disparo de Giroud; el balón dio en un palo y al final entró por una escuadra.

Tras el descanso, el West Ham se metió más en el partido, pero la zaga local ganaba todas las batallas. El Arsenal supo aguantar en pie y fue en la recta final del encuentro cuando dio la puntilla a su rival. A falta de diez minutos para la conclusión, primero Ramsey y después Mathieu Flamini, que había ingresado al terreno de juego segundos antes de anotar, sentenciaron el choque. En otros partidos de la jornada, el Crystal Palace se impuso al Queens Park Rangers (3-1), el Aston Villa al Sunderland de Gustavo Poyet (0-4) y el WesBrom al Stoke (1-0), mientras Leicester y Hull City firmaban tablas (0-0).

Morata se sale

En Italia, el crecimiento de Morata es imparable. Un gol del delantero español, a falta de veinte minutos para la conclusión del partido, permitió a la Juventus dar un nuevo paso en el camino hacía su cuarto título de Liga consecutivo, tras imponerse por 0-1 en su visita al campo del Palermo. Marcador que permite a los de Massimiliano Allegri ampliar a catorce puntos su ventaja sobre el segundo clasificado, el Roma, que recibirá el próximo lunes en el Olímpico de la capital italiana al Sampdoria, sexto en la tabla.

Ni la presencia en el banquillo de habituales titulares como el francés Patrice Evra, el chileno Arturo Vidal o el español Álvaro Morata, además de la ausencia del sancionado Paul Pogba, mermaron la solidez del Juventus, que apenas concedió ocasiones a su rival. El equipo turinés tramitó con tranquilidad un choque en el que, con la excepción de un par de disparos lejanos del argentino Carlos Tévez, el equipo 'bianconero' tampoco creo excesivo peligro. Circunstancia que cambió con la entrada al inicio del segundo período del chileno Arturo Vidal y, sobre todo, con el ingreso en el terreno de juego de Morata, que sustituyó a su compatriota Fernando Llorente a los 60 minutos.

La presencia del atacante español avivó la presión de los visitantes, que encontraron premio a su mayor ambición a los 70 minutos en un balón en profundidad que Morata, tras controlar con la derecha convirtió en el definitivo 0-1 con un soberbio zurdazo desde fuera del área, que supuso el séptimo tanto del madrileño en el campeonato. No necesitó más el Juventus para sumar el triunfo ante un Palermo en el que no pudo brillar su máxima estrella, el joven argentino Paulo Dybala, que apenas pudo acercarse con peligro a la portería de un cuadro turinés, que ya sólo piensa en el duelo de vuelta de los octavos de final de la Liga de campeones que disputará el próximo miércoles en Dortmund.

Pepe Reina Pep Guardiola Premier League Bayern Múnich
El redactor recomienda