nadie denunció en tiempo la infracción

La Federación confirma alineación indebida del Barcelona y el Levante denunciará

El Barcelona cometió una "alineación indebida como un castillo" al poner a Chumi en la ida, pero el plazo de 48 horas para ser denunciados ya expiró. El Levante asegura que denunciará

Foto: Chumi (d), con la camiseta del Barcelona, en el partido frente al Levante. (Cordon Press)
Chumi (d), con la camiseta del Barcelona, en el partido frente al Levante. (Cordon Press)

El FC Barcelona incurrió en alineación indebida en el partido de ida de Copa del Rey contra el Levante de la semana pasada. Chumi, futbolista que estaba sancionado con el filial, tal y como ha adelantado 'El Mundo', disputó el encuentro cuando legalmente no podía haberlo hecho, según afirman fuentes jurídicas a este periódico. El Barcelona, eso sí, puede salvarse de la eliminación, pero no porque no incurriese en un ilícito, sino porque nadie se encargó de reclamar. Este jueves es la vuelta de los octavos de final en el Camp Nou (21:30), con el resultado de la ida favorable al Levante por 2-1. El partido terminará, pero ni siquiera con el resultado final se podrá saber del todo qué equipo estará clasificado, pues el Levante podría —y de hecho ha asegurado que lo hará— reclamar fuera de plazo. Hay precedentes que han dado la razón.

El caso es complejo, especialmente si se tiene en cuenta la intrincada redacción de los reglamentos federativos. El artículo 56 del Código Disciplinario es el que establece cuándo deben cumplir las penas los jugadores que han sido sancionados. En él se cuenta que en caso de una sanción leve, como el hecho que ocupa, el jugador debe cumplir su sanción en la misma competición que la cometió. Asumido esto, quiere decir que Chumi no podría jugar la siguiente jornada de 2ª B. Ahora bien, en el artículo 3 de ese mismo punto especifica que un jugador no podrá disputar partidos en equipos de otras divisiones hasta que no haya pasado la sanción. "No podrá intervenir en ninguno de estos equipos o clubes, hasta que transcurra, en la categoría en la que se cometió dicha infracción, el número de jornadas a que haga méritos la sanción", dice exactamente. "Es una alineación indebida como un castillo", aseguran fuentes jurídicas tras el análisis de la situación.

Es decir, aunque la sanción se cumpla técnicamente en liga, el jugador no puede disputar partidos con otros equipos de la organización hasta que eso no haya ocurrido. Y eso es, exactamente, lo que sucedió con Chumi, que vio la amarilla ante el Castellón con el Barça B que cumplía ciclo y disputó minutos contra el Levante antes de haber pasado su tiempo sancionado, según explican fuentes de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF) a este periódico.

Uno de los errores que se han dado en la interpretación de la norma viene dado por una adenda de noviembre de 2018. En ese artículo, el 56.9, se habla de "licencias simultáneas" y es algo muy específico que no afecta en absoluto a Chumi. El reglamento contempla como licencia simultáneas que un jugador pueda disputar partidos en fútbol playa o fútbol sala si su sanción es de fútbol 11. Esto es porque las licencias de esas disciplinas son distintas y un mismo jugador puede tener dos. En el caso de Chumi no hay simultaneidad de licencias, pues es la misma la que le permite jugar tanto en el primer equipo del Barcelona como en su equipo filial. Ese punto salió en varios artículos al respecto, pero va más allá, este periódico ha podido saber que el propio Barça lo esgrimió en las últimas horas a pesar de que, con claridad, no es aplicable a su defensa central.

Ni el Levante ni la RFEF supieron de este problema hasta que no fue desvelada por el diario 'El Mundo'. Ha pasado una semana desde entonces, y eso es ahora mismo el centro de toda esta cuestión. Las sanciones en las federaciones se rigen por el "principio procompetición", que establece que los plazos de reclamación y procedimiento sean muy cortos para no entorpecer el desarrollo de las diferentes competiciones. Por ello, solo se dan 48 horas para denunciar una alineación indebida como la que realizó el Barcelona en la ida. Es por ello que los distintos tribunales internos de la federación probablemente darán la razón al Barcelona, pero en el pasado, en varios deportes además, se han dado casos de llegar al TAD o a los tribunales ordinarios y que estos concedan la razón al demandante, pues entienden que los plazos que disponen las federaciones son insuficientes.

Y eso es, precisamente, lo que llevará al Levante a demandar. Porque saben que hay precedentes y que no sería la primera vez que un club consigue en los despachos anular la prescripción de una cuestión como esta. Fuentes conocedoras del caso creen que el Levante deberá pensar bien todos los pasos a seguir, pues en cuestiones como estas suele darse cierto corporativismo entre instituciones que, como es el caso, tienen una notable relación. Lo que sí es claro hoy es que Chumi no debió jugar ese partido, que eso tenga consecuencias deportivas está por ver.

La alineación indebida conllevaría la pérdida de la eliminatoria para el Barcelona. El antecedente más inmediato es el de Cheryshev y el Real Madrid en la Copa del Rey de la temporada 2015-2016. El equipo madrista alineó al jugador ruso en la ida de la eliminatoria de dieciseisavos contra el Cádiz a pesar de que arrastraba una sanción de su etapa en el Villarreal. Los recursos del Madrid no fructificaron y fue eliminado de la Copa.

Copa del Rey

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
28 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios