victoria con sello brasileño

La brujería de Rodrygo en el Real Madrid y cómo mejora el gol Vinícius

Lucen los dos jóvenes futbolistas brasileños en la victoria contra el Brujas. Golazo de Rodrygo. Vinícius hizo el segundo. Se quedó sin marcar Luka Jovic

Foto: Rodrygo celebra el gol marcado en el partido contra el Brujas. (EFE)
Rodrygo celebra el gol marcado en el partido contra el Brujas. (EFE)

Marcó primero Rodrygo y se pueden imaginar los comentarios perversos e inevitables. Es mejor que Vinícius y tiene más gol. Casi 10 minutos más tarde, acertó Vinícius. Hizo el tanto que ponía en ventaja una victoria que cerró Modric (1-3) del Real Madrid en Brujas, en un partido que empezó con pereza y muchas imprecisiones. Reaccionó el equipo tras el descanso y aparecieron los dos brasileños. El gol de Rodrygo tiene más dificultad que el de Vinícius, aunque tampoco nos vamos a poner meticulosos. Lo que vale es que Vini volvió a ver portería y esto es lo más importante. Sobre todo para la confianza del chico y la tranquilidad de Zidane. También de los dirigentes. Hay ansiedad por comprobar si puede mejorar con el gol. Vinícius hace muchas cosas buenas a lo largo de un partido, pero se mira con lupa su capacidad de definición. Incluso se le compara con Rodrygo.

En un día para dar minutos a los menos habituales, el Real Madrid salió de inicio con Rodrygo, Vinícius y Jovic como tridente de ataque. Debería ser la delantera del futuro, por edad y gasto. Entre los tres, suman un coste de 160 millones de euros. Pero esto es mucho aventurar, porque a Benzema parece que le quedan todavía unos cuantos años en la élite, no tiene ganas de moverse del Madrid y mientras esté Zidane, es fijo. Y quién sabe si algún día llegará Mbappé. Pero esto es otra historia. Jugaron Rodrygo, Vinícius y Jovic, y la prueba se puede dar por buena con los goles de los dos brasileños. Falló el serbio. Luka Jovic tuvo una clara ocasión de gol en la primera parte y la desaprovechó. Sigue teniendo un aire de apatía que no le conviene. A ese aspecto de jugador fornido no le acompañan la agresividad en el campo ni el don de la definición en el área. Lo quitó Zidane (77’) para dar entrada a Benzema.

Vinícius se marcha por velocidad en el partido contra el Brujas. (EFE)
Vinícius se marcha por velocidad en el partido contra el Brujas. (EFE)

La claridad que tiene Rodrygo es la mejor noticia que deja el trámite de Brujas. Le cayó un centro rechazado de Odriozola (notó la inactividad y se le vio inseguro) y, según venía la pelota, le pegó con el exterior. Un zurdazo y un misil ajustado al palo. Lejos de la estirada del portero Mignolet. Rodrygo tiene muchas virtudes. Piensa y ejecuta con rapidez y precisión. Tiene la portería permanentemente en la cabeza. Sus movimientos son inteligentes. Es intuitivo. Sabe dónde tiene que estar colocado para generar situaciones de ventaja y llevar peligro. La madurez de Rodrygo es sorprendente hasta en días en los que el resto del equipo, con veteranos en el campo, muestra una versión más espesa y plana.

Las pulsaciones de Vinícius

Rodrygo puso en ventaja al equipo. Duró poco. Enseguida, a los dos minutos, empataron los belgas. En la reacción del Real Madrid, cogieron el protagonismo los dos jóvenes jugadores brasileños. Buena noticia. Llegó el tanto de Vinícius en una jugada embarullada en la que estaba Rodrygo en zona de peligro y remate. Le cayó la pelota a Vini, a escasos metros de la línea de gol, y tuvo la frialdad de tocarla en la dirección contraria a la que se tiró el portero. Puede ser un avance en Vinícius. Un brote verde. En sus últimas apariciones, se le ven gestos diferentes. Se sabe que es un jugador que encara, con desborde, rápido y vertical. Pero se le aconseja que tenga pausa y baje las pulsaciones en la definición. Algo de esto le dijo Benzema en el último partido de Liga contra el Espanyol en el Bernabéu.

Vinícius puede ir aprendiendo el oficio de goleador. Es un debate que está abierto en el Real Madrid. Si se tiene gol o se puede aprender. Zidane cree que puede y debe mejorar esta faceta. Y en ello están todos los entrenamientos. Puliendo los remates de Vinícius. Con el que no hay que esmerarse es con Rodrygo. Su fútbol es natural. Redondo. Pulcro. En los controles, la conducción y la definición. Es un regalo para Zidane cuando tiene lesionado a Hazard (no llega al Clásico) y puede elegir entre Rodrygo o Bale. Incluso poner a los dos junto a Benzema para jugar el partido contra el Barcelona. Rodrygo confirma que está preparado para aparecer en cualquier campo y ante cualquier rival. No se asusta. Tiene mucha personalidad y asume responsabilidades.

El tercero, la guinda (91'), lo hizo Luka Modric con un disparo desde fuera del área. El Real Madrid pasa segundo a los octavos de la Champions. Modric comentó cómo está el equipo: "Era importante ganar este partido. Es lo que hemos hecho y hemos merecido ganar. El primer tiempo no tuvimos fluidez en el juego. En el segundo tiempo, jugamos mucho mejor y marcamos tres goles. Siempre es importante jugar bien y ganar. Da igual quién nos toque. No hay rivales fáciles. Estamos contentos de estar en el sorteo. Ahora viene el Valencia, luego el Barcelona y el Athletic. Estamos con mucha confianza".

Champions

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios