el valencia consiguió igualar un 0-2

El Zenit tira de una descomunal pegada y toma al asalto Mestalla a coz limpia

El Zenit se impuso al Valencia gracias a tres tremendos latigazos -dos de Hulk y uno de Witsel- que enfriaron Mestalla. Un estadio que presentó miles de asientos vacíos

Foto: El Zenit tira de una descomunal pegada y toma al asalto Mestalla a coz limpia

Con miles de asientos vacíos, el Valencia no pudo tener peor regreso a la Champions League. No se respiró la atmósfera de las grandes citas porque desde el palco se obligó a todo el personal a pasar por taquilla para disfrutar de la fiesta de esta competición. No mereció, eso sí, tanto castigo el equipo de Nuno, que hizo lo necesario para llevarse al menos un punto. Con lo que no contaba era con la contudencia y efectividad de un Zenit que tomó al asaltó Mestalla a coz limpia. Un par de zurdazos de Hulk y un derechazo de Witsel decidieron. André Gomés -ingresó en el campo tras el descanso- rescató a tiempo a su equipo, que dejó escapar el partido después de haber hecho lo más difícil tras igualar un 0-2.

No necesitó hacer mucho el Zenit en el primer tiempo para alcanzar el descanso con los deberes casi hechos. El equipo de Villas Boas dejó manejar el juego al Valencia, pero el equipo de Nuno no encontró nunca a Negredo, cosa que se desveló como determinante. Cargó el juego por los costados muchas veces, pero cuando el balón llegaba al interior del área, el ariete madrileño no intervino. Ni él ni nadie. Parecía que manejaba el partido el Valencia, pero en realidad era el equipo ruso el que lo hacía en silencio.

El panorama pudo ser otro si un poste evita el gol de Cancelo en el segundo minuto del primer tiempo. El portero del Zenit, lo peor del equipo de San Petesburgo con mucha diferencia, acompañó con la mirada el balón, que acabó siendo escupido por el palo en cuestión. La diferencia fue que el Zenit acertó con la primera que tuvo; armó una buena contra, muy sencilla, Hulk sacó el látigo y con un zurdazo perfecto hizo inútil la estirada de Jaume.

Hulk celebra uno de los dos goles que marcó en Mestalla (EFE)
Hulk celebra uno de los dos goles que marcó en Mestalla (EFE)

El 'efecto Gomes'

El Valencia no metía una pizca más de intensidad a su juego, lo que ayudaba al Zenit a cumplir su plan. Que Parejo manejara en muchas ocasiones los tiempos no obtenía resultado en el marcador. Aparecían Feghouli y Piatti, pero en los últimos metros nadie lograba conectar con Negredo, el que debía alimentar al equipo con goles. Sólo en una ocasión apareció un rematador -Piatti- para incomodar al guardameta del Zenit, pero poco más. Y unos instantes después, Hulk se sacaba otro disparo demoledor que, con la ayuda de Jaume, enterraba un poco más al Valencia.

Se desató poco a poco el equipo de Nuno tras el descanso. Con Paco Alcácer formando pareja con Negredo y, sobre todo, con un André Gomes que activó el juego ofensivo del Valencia. El mediocampista portugués fue una bendición para su equipo, acelerando la actividad de sus compañeros. El Valencia comenzó a ser más vertical que antes, encerrando sin pausa al Zenit en su área. El partido adquiría otro aspecto.

El resultado en forma de gol no tardó en llegar. Gracias, sobre todo, al débil portero del equipo ruso, un inmejorable colega para el Valencia de principio a fin. Cancelo percutió el balón desde un costado -centro o chut, eso no quedó claro-, y Lodygin dejó tal hueco en el primer palo que el balón entró con limpieza en la portería del equipo ruso. Mestalla empezó a echar humo, ahora sí enganchado al juego de su equipo. Los seguidores ahora ya se multiplicaban para lanzar a su equipo.

El Valencia no mereció tanto castigo en su regreso a la Champions (EFE)
El Valencia no mereció tanto castigo en su regreso a la Champions (EFE)

El portero, un amigo

Las llegadas eran constantes, pero los dos 'nueves' no aparecían. Lo había hecho una vez Alcácer nada más reanudarse el segundo tiempo, pero el fuera de juego era claro y el gol no subió al marcador. Por la derecha Cancelo entraba sin parar, igual que por el otro costado Gayá aparecía más que antes. Por detrás, Gomes generaba fútbol con un Zenit que con el paso de los minutos sufría y sufría. Y fue el luso el que aprovechó otro regalo del guardameta para encender Mestalla por completo. Lodygin se la comió como había hecho antes, despejando la pista para un Valencia que volaba con fuerza hacia la remontada.

Pero el plan se vino abajo con estrépito cuando el panorama estaba abierto de par en par para el equipo de Nuno. Otra coz, esta vez de Witsel y con la derecha, enmudeció las gradas como mucho antes había hecho Hulk con su poderosa zurda. El golpe fue definitivo. Quedaba más de un cuarto de hora por delante, pero el Valencia ya no pudo con un rival que había aprovechado sus oportunidades como pocas veces lo hace un equipo.

Ficha técnica:

2 - Valencia: Jaume, Cancelo, Mustafi, Abdennour, Gayá, Javi Fuego (Andre Gomes, m. 45), Enzo Pérez, Parejo, Feghouli (Rodrigo, m.71), Piatti (Alcácer, m.45) y Negredo.

3 - Zenit: Lodygin, Ankuyov (Neto, m.77), Garay, Lombaerts, Criscito, Javi García, Danny, Witsel, Smolnikov (Shatov, m.69), Dzyuba (Fayzulin, m.58) y Hulk.

Goles: 0-1, m.9: Hulk. 0-2, m.45: Hulk. 1-2, m.53: Joao Cancelo. 2-2, m.73: André Gomes. 2-3, m.76: Witsel.

Árbitro: Craig Thomson (SCO). Amonestó por el Valencia a Alcácer y Mustafi y por el Zenit a Smolnikov y Witsel.

Incidencias: partido de la primera jornada de la fase de grupos de la Liga de Campeones disputado en Mestalla ante 25.000 espectadores.

Champions

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
1comentario
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios