Es noticia
Menú
Ari, la gran promesa del Real Madrid, se fue al Barcelona libre tras denunciar acoso laboral
  1. Deportes
  2. Fútbol
DEBUT Y GOL CON EL PRIMER EQUIPO

Ari, la gran promesa del Real Madrid, se fue al Barcelona libre tras denunciar acoso laboral

La goleadora de 19 años acusó ante la Comisión Ética del club a la directora deportiva, Ana Rossell, y el anterior técnico, David Aznar. No le dieron la razón, pero sí la carta de libertad

Foto: Ari, en un entrenamiento con el FC Barcelona. (Twitter)
Ari, en un entrenamiento con el FC Barcelona. (Twitter)

Se llama Ariana Arias Jiménez (Madrid, 2003), aunque en el fútbol femenino español la conocen como Ari. Tras destacar en su colegio, el Miramadrid de Paracuellos del Jarama, a los 15 años llegó al CD Tacón, el club con el que hace tres temporadas el Real Madrid se fusionó por absorción para tener equipo femenino, de ahí que Ari acabara en Valdebebas, donde esta joven delantera era la gran promesa de la cantera. Aún tenía un año más de contrato, si bien hace dos semanas se hizo oficial su llegada al FC Barcelona. Lo ha hecho con la carta de libertad y para reforzar el segundo equipo azulgrana, aunque la pretemporada la está haciendo con el primero y de hecho este sábado debutó en un amistoso. Entró en el minuto 60 y en el 88 marcó el 10-0 que el Barça acabó endosando al AEM, de Lleida.

Según ha podido saber y confirmar este diario, Ari pidió desvincularse del Real Madrid después de que el pasado mes de enero pusiera en conocimiento de la Comisión Ética del club que preside Florentino Pérez que había sufrido abuso de poder y acoso laboral, "con la clara intención de hacerle daño y dañar su imagen para poder someterla posteriormente", por parte del que fuera entrenador del primer equipo blanco, David Aznar, y de la directora deportiva, Ana Rossell, de quien incluso piensa que le ocultó alguna convocatoria de la Selección, pues de una de ellas se enteró por las redes sociales... de que se había caído.

Foto: Alexia Putellas, contra el Real Madrid. (EFE/Juanjo Martín)

Claro que lo peor para la futbolista y su familia fue ver cómo, después de tomarles declaración y demostrar que Ari incluso había tenido que recibir apoyo psicológico por parte de los servicios del club, la citada comisión no tomó ninguna medida y prefirió correr un tupido velo. Presidida por Pedro López Jiménez, vicepresidente de la junta directiva de Florentino, con el director de servicios jurídicos, Javier López Farré, como secretario, Enrique Sánchez, secretario de la junta, y José Ángel Sánchez, director general, como vocales, puede decirse que la Comisión de Ética es juez y parte, de ahí que la denuncia de Ari no prosperara, si bien, el hecho de que la futbolista pudiera llevar el asunto a la Justicia ordinaria tal vez movió al club a darle la carta de libertad. No quisieron creerla, pero bien que la dejaron irse...

Después de informar a Begoña Sanz, adjunta al director general y, en teoría, máxima responsable del Real Madrid femenino, de que Ana Rossell le había dicho que "jugaban las que tenían que jugar y no las que mejor estuvieran, y que, mientras ella mandara y siguiera, sería así", Ari y su familia dejaron claro que siempre se habían sentido "muy orgullosos de pertenecer a este club, pero, con todo el dolor que ello conlleva, nos gustaría que investiguen y realicen todos los trámites oportunos y tomen las medidas relacionadas con el protocolo de acoso laboral a la mayor brevedad posible", para su protección y la de todas sus compañeras, "especialmente las menores de edad, ya que no se trata de un caso aislado y se repite en el tiempo". No en vano, la situación psicológica de la jugadora era, según su familia, "muy preocupante y se puede evitar hacer daño a otras jugadoras por los motivos expuestos".

Inútil recurrir a la RFEF estando Alfredo Lorenzo

En vista de que el Real Madrid no tomó ninguna medida, Ari y su familia podían haber denunciado el caso a la Real Federación Española de Fútbol (RFEF). Sin embargo, el hecho de que en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas les fueran a remitir al Departamento de Integridad y Seguridad de la RFEF, no invitaba a ello. El motivo, algo tan sencillo como que su director es Alfredo Lorenzo, "con pasado en el Cuerpo Nacional de Policía, la empresa privada y LaLiga", como se le presenta en la web de la RFEF, quien es un secreto a voces que guarda una estrecha relación con la mencionada Ana Rossell.

De este modo, y ante el lógico interés del club catalán por una goleadora que no en vano ha destacado en las categorías inferiores de la Selección española, Ari se ha convertido en la primera futbolista en pasar del Real Madrid al FC Barcelona. En la página web del equipo blanco se la definía como una "futbolista que asegura muchos goles cada temporada gracias a su excelente capacidad para el remate. Es una delantera muy peligrosa, que combina su buen disparo dentro del área con su habilidad con la pelota", de ahí lo incomprensible que resultará para la afición madridista que se la haya dejado marchar, aunque ahora ya conocen sus motivos.

placeholder Ari celebra un gol con el Real Madrid. (Twitter Primera Iberdrola)
Ari celebra un gol con el Real Madrid. (Twitter Primera Iberdrola)

Agradecida al Real Madrid por la oportunidad

El debut de Ari con el primer equipo del Real Madrid fue ante el Valencia, en la segunda jornada de la Primera Iberdrola. Un encuentro tras el cual la joven delantera publicó un mensaje en su cuenta de Twitter junto a una fotografía de su camiseta con el '24' a la espalda en el que podía leerse: "Feliz por mi debut con el Real Madrid Femenino, gracias por la gente que ha confiado en mí y al club, por darme oportunidades como estas... Ahora a seguir trabajando y pensando en el siguiente partido". Sin embargo, la cosa se torció.

En la temporada 2015-2016, cuando aún militaba en categoría Infantil, Ari marcó 37 goles en 20 partidos, a una media de 1,85. El año siguiente, la delantera madrileña firmó 28 tantos en los 23 partidos que disputó, por lo que acabó el curso con una media de 1,22 goles por encuentro. En su última temporada con el equipo del Colegio Miramadrid, marcó 46 goles en 24 encuentros, a una media de 1,92, unas cifras que la llevaron a fichar por el CD Tacón.

Foto: Sheila García, en el partido ante Alemania. (EFE EPA/Neil Hall) Opinión

En la temporada 2018-2019, Ari compaginó el Cadete con el Juvenil y entre ambos equipos marcó 55 goles en 27 partidos, a una media 2,04. De esta forma, al año siguiente no solo se asentó en el Juvenil, sino que incluso debutó en la Primera Iberdrola. Esa temporada, que acabó antes de tiempo por la pandemia del coronavirus, Ari marcó 47 goles en 14 encuentros, a una media 3,36, mientras que con el CD Tacón B jugó y marcó 18 goles en 10 partidos,1,80 goles de media. Su capacidad goleadora es más que evidente, de ahí que el Barça no dudara en ficharla al ver que quedaba libre y ya marque goles de azulgrana. Sorprendentemente, sí, aunque con una explicación...

Se llama Ariana Arias Jiménez (Madrid, 2003), aunque en el fútbol femenino español la conocen como Ari. Tras destacar en su colegio, el Miramadrid de Paracuellos del Jarama, a los 15 años llegó al CD Tacón, el club con el que hace tres temporadas el Real Madrid se fusionó por absorción para tener equipo femenino, de ahí que Ari acabara en Valdebebas, donde esta joven delantera era la gran promesa de la cantera. Aún tenía un año más de contrato, si bien hace dos semanas se hizo oficial su llegada al FC Barcelona. Lo ha hecho con la carta de libertad y para reforzar el segundo equipo azulgrana, aunque la pretemporada la está haciendo con el primero y de hecho este sábado debutó en un amistoso. Entró en el minuto 60 y en el 88 marcó el 10-0 que el Barça acabó endosando al AEM, de Lleida.

Florentino Pérez Real Federación Española de Fútbol Ciudad del Fútbol de las Rozas
El redactor recomienda