Es noticia
Menú
Rubiales inicia una caza de brujas interna en Las Rozas, tras denunciar 'hackeos' y 'phishings'
  1. Deportes
  2. Fútbol
EN BÚSQUEDA DE LAS POSIBLES FILTRACIONES

Rubiales inicia una caza de brujas interna en Las Rozas, tras denunciar 'hackeos' y 'phishings'

Tras las revelaciones de El Confidencial, en la RFEF se ha abierto una investigación para localizar a posibles topos, que incluye hasta el registro y la entrega de instrumentos de trabajo

Foto: Luis Rubiales, junto a Cuervo y Camps, en Las Rozas. (EFE/Rodrigo Jiménez)
Luis Rubiales, junto a Cuervo y Camps, en Las Rozas. (EFE/Rodrigo Jiménez)
EC EXCLUSIVO Artículo solo para suscriptores

Antes de que el pasado 18 de abril este diario empezara a publicar documentos y audios sobre la gestión de Luis Rubiales al frente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), que, como ha declarado el Juzgado de Primera Instancia Número 1 de Pozuelo de Alarcón, "apuntan a hechos de dudosa legalidad", desde la Ciudad del Fútbol de Las Rozas se apresuraron a denunciar haber sufrido un ataque informático "en el marco de una acción criminal organizada y dirigida a la posterior revelación de secretos mediante la distribución de documentación confidencial con una clara intención espuria, en la que habrían sustraído documentos, conversaciones y audios privados de su presidente y su secretario general".

Incluso, la RFEF anunció que, a través de su Departamento de Integridad y Seguridad, toda una paradoja en el fondo y en las formas dadas las circunstancias, iba a denunciar ante la Policía Nacional la sustracción de información de sus cuentas de correo electrónico, así como de conversaciones de texto y audio privadas de ejecutivos del ente federativo. "Todo parece indicar que se ha sustraído ilegalmente información de los terminales privados del presidente y del secretario general", explicó el organismo federativo en su web oficial, para hablar incluso de "claros propósitos delictivos".

Foto: Ilustración: EC Diseño.

Un mes después de asegurar que "desde hace unos meses la Federación y sus directivos han sido objeto de intentos de ataques informáticos como 'hackeos' y 'phishing', los cuales fueron denunciados oportunamente ante la Policía", resulta contradictorio que en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas se haya iniciado estos días una caza de brujas para intentar encontrar a los posibles topos. Una caza de brujas con el fin de intentar averiguar dónde está la fuga de información, es decir, dando por hecho que la hay y que se trata de una información cuanto menos comprometedora. ¿Pero las filtraciones no venían de 'hackeos' o 'phishing'?

Esta investigación va tan en serio que, tal y como cuentan desde Las Rozas, se ha realizado un cuestionario remitido a los responsables de área con el que se pretende conocer la existencia de posibles conversaciones con terceras personas o medios de comunicación, para de esta forma poder localizar el origen de las posibles filtraciones. Las investigaciones incluyen incluso el registro y la entrega de instrumentos de trabajo, como ordenadores o móviles, y la amenaza de pasar por un tribunal, al frente del cual se ha puesto a Javier Puyol, el 'compliance officer', 'a priori', el mismo que podría haber recibido denuncias de presuntas irregularidades y que, lejos de ser objeto de investigación, constituirían prueba de cargo para los propios denunciantes.

placeholder Luis Rubiales, entre Elvira Andrés y Andreu Camps. (EFE/Pedro González)
Luis Rubiales, entre Elvira Andrés y Andreu Camps. (EFE/Pedro González)

Esta situación de tensión no es nueva en la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, pues no es la primera vez que los propios trabajadores denuncian que desde la llegada de Rubiales se han producido numerosos despidos con la excusa de ajustes presupuestarios, para, acto seguido, contratar a amigos y amigas, con sueldos superiores a los que tenían los empleados de los que se prescindió. "Despidos en muchos casos contrarios a la Ley, a las normas laborales vigentes y, lo que es quizá más grave, al decoro", cuenta un exempleado. Este fue el caso, por ejemplo, de una trabajadora que fue despedida estando embarazada y tuvo que ser readmitida.

Además, los empleados federativos han visto recortadas, cuando no eliminadas, algunas de sus antiguas condiciones laborales, de manera que, por ejemplo, los desplazamientos a partidos u otros acontecimientos se realizan sin dietas, con horas extraordinarias sin remunerar, poniendo sus propios vehículos y teniendo que ser los empleados quienes los organicen. Tampoco faltan denuncias de presuntas vejaciones, como citar al empleado, abroncarle y faltarle al respeto, en un claro abuso de autoridad. "Vete a tu casa hasta que piense qué hacer contigo", cuentan que llegaron a decirle a uno. Broncas, eso sí, con testigos, para que todo el mundo sepa quién manda...

El Código de Cumplimiento Normativo

"Rubiales impulsa el cumplimiento normativo en la RFEF para garantizar las buenas prácticas", fue el titular de un artículo en la web de World Compliance Association, que choca con todo lo anteriormente expuesto y en el que se añadía que "la RFEF aprueba el Código Ético y el Código de Cumplimiento Normativo con obligaciones para garantizar la buena gestión en el fútbol y las conductas ejemplares". En un alarde que hace bueno el refrán "dime de qué presumes y te diré de qué careces", la comisión delegada de la RFEF aprobó estos códigos "con obligaciones que garantizan la buena gestión de esta entidad y las conductas ejemplares".

Foto: Luis Rubiales, presidente de la Real Federación Española de Fútbol. (EFE/Rodrigo Jiménez)

Según la misma información, "Elvira de Andrés aceptó la propuesta del presidente Luis Rubiales de ser la responsable de cumplimiento normativo de la RFEF, cargo que ostenta desde el verano de 2018", para añadir que el Código de Cumplimiento Normativo "pretende de alguna forma guiar el comportamiento de todos los profesionales vinculados con esta entidad federativa, algo más de 200 profesionales, entre directivos, trabajadores, patrocinadores y terceros vinculados". Fue precisamente De Andrés la que creó una Comisión de Cumplimiento en la que se encuentra el mencionado Javier Puyol, a quien ahora se ha puesto al frente de esta investigación.

Uno de los principios de actuación en el ejercicio del periodismo es dar la oportunidad al afectado por una información de ofrecer su propia versión de los hechos. Claro que algo bien distinto es que, en un ejercicio de deslealtad, esa oportunidad sea utilizada para adelantarse a la publicación de la información e intentar ponerla bajo sospecha. Y esto es lo que hicieron los responsables de la RFEF con los documentos y audios sobre la gestión de Rubiales, Camps y Cueto, aunque la verdad solo tiene un camino, sobre todo cuando se empieza hablando de 'hackeos' o 'phishing' y se acaba con una caza de brujas dentro de la propia institución.

Antes de que el pasado 18 de abril este diario empezara a publicar documentos y audios sobre la gestión de Luis Rubiales al frente de la Real Federación Española de Fútbol (RFEF), que, como ha declarado el Juzgado de Primera Instancia Número 1 de Pozuelo de Alarcón, "apuntan a hechos de dudosa legalidad", desde la Ciudad del Fútbol de Las Rozas se apresuraron a denunciar haber sufrido un ataque informático "en el marco de una acción criminal organizada y dirigida a la posterior revelación de secretos mediante la distribución de documentación confidencial con una clara intención espuria, en la que habrían sustraído documentos, conversaciones y audios privados de su presidente y su secretario general".

Real Federación Española de Fútbol Luis Rubiales Las Rozas Ciudad del Fútbol de las Rozas Correo electrónico
El redactor recomienda