Es noticia
Menú
¿Lógicas las suspicacias con la jefa del arbitraje femenino por ser mujer del delegado del Madrid?
  1. Deportes
  2. Fútbol
YOLANDA PARGA Y CARLOS MEGÍA DÁVILA

¿Lógicas las suspicacias con la jefa del arbitraje femenino por ser mujer del delegado del Madrid?

Un penalti en tiempo de prolongación ante el Madrid CF, que permite a las blancas disputarse ir a la Champions con el Atlético, ha puesto el foco en este posible conflicto de intereses

Foto: Yolanda Parga, responsable del arbitraje femenino. (RFEF)
Yolanda Parga, responsable del arbitraje femenino. (RFEF)

Después de años escuchando el sarcástico comentario de que el fútbol femenino "ni es fútbol ni es femenino", las mujeres han logrado que, además de femenino, su fútbol también sea fútbol. Y con todas las consecuencias, de ahí que, tarde o temprano, la cuestión arbitral no iba a ser una excepción. Sobre todo cuando afecta a clubes con tanto peso en el fútbol español como Real Madrid o Atlético de Madrid, quienes a falta de dos jornadas para terminar la Primera Iberdrola, se están disputando la tercera y última plaza que resta por adjudicar para jugar la próxima temporada la Women's Champions League.

La cuestión es que el pasado 21 de enero, la Federación Española de Fútbol (RFEF) anunció la incorporación de Yolanda Parga Rodríguez (A Coruña, 1978) como responsable del arbitraje femenino. Según informaron desde la Ciudad del Fútbol de Las Rozas, se trata de "una ex árbitra asistente internacional, con una dilatada experiencia tanto sobre el terreno de juego como en la gestión deportiva". De este modo, Yolanda pasó a formar parte del grupo de trabajo que encabeza Luis Medina Cantalejo, presidente del Comité Técnico de Árbitros (CTA), aunque sobra decir quién es realmente el jefe de los árbitros y las árbitras.

Foto: Luis Rubiales, durante su comparecencia de prensa. (EFE/Rodrigo Jiménez) Opinión

Según la misma nota de la RFEF, a nivel nacional, la gallega "alcanzó la Segunda División del fútbol español en la temporada 2006-2007", algo que, dicho así, tampoco parece que tenga demasiado mérito, y desde 2017 ejerció "como responsable del arbitraje femenino y de los árbitros asistentes en la Federación de Fútbol de Madrid". Por último, "desde 2018 también ha ejercido como informadora tanto de las árbitras de Primera Iberdrola, de las que ahora será responsable, como de los árbitros de 1ª y 2ª RFEF para el propio Comité Técnico de Árbitros de la RFEF".

Lo que no se comentaba en la citada nota es que Yolanda Parga es la mujer de Carlos Megía Dávila (Madrid, 1966), el ex árbitro que desde 2009, una vez que decidió colgar el silbato, es delegado del Real Madrid. De ahí su relación con el equipo femenino que actualmente dirige Alberto Toril y al que la mencionada Yolanda Parga ha ido a ver en numerosas ocasiones al Estadio Alfredo di Stéfano como responsable de las árbitras. Es decir, que muy bien podría hablarse de conflicto de intereses, como, por ejemplo, el recientemente denunciado y demostrado entre Rubiales y Piqué.

"Soy del Real Madrid desde pequeño", confesó su marido, Carlos Megía Dávila, en una entrevista concedida al diario Marca tras su radical cambio de vida, por más que él lo viera como algo normal. "Me sorprendió el revuelo que se formó con mi fichaje, fue de locos. Yo quería seguir ligado al fútbol, llevo 26 años en esto, y trabajar para el Real Madrid es lo máximo. No lo dudé", explicó el delegado de campo del Real Madrid, desde que en 2017 sustituyera al entrañable Agustín Herrerín, fallecido dos años más tarde.

placeholder Megía Dávila, ex árbitro y ahora delegado del Real Madrid, en el Bernabéu. (EFE)
Megía Dávila, ex árbitro y ahora delegado del Real Madrid, en el Bernabéu. (EFE)

Más allá de los colores

A la pregunta de si es un pecado que los árbitros sean de un equipo, Megía dijo que "está claro. Es lógico que por una cuestión de formas no puedas significarte, pero el que piense que vamos a ayudar indirectamente a un equipo perjudicando a sus rivales no conoce nada del colectivo arbitral ni de los árbitros". Sin embargo, más allá de los colores, hay algo que se antoja mucho más sensible aún, como es la relación personal entre la responsable del arbitraje del fútbol femenino y el delegado arbitral de un club que participa en esa competición.

Por si hay dudas de esta vinculación, que ya ha levantado suspicacias en las redes sociales, en una entrevista con 'La Voz de Galicia', Yolanda Parga comentó sobre su marido que "cuando él arbitraba, me gustaba mucho ver cómo lo hacía", además de asegurar que "me ayuda mucho. Es alguien muy importante para mí en ese sentido. Y no solo en el arbitraje. A esto hay que dedicarle muchas horas para estar muy bien preparada, tengo dos hijos y él se queda a cargo de los críos muchas veces".

Tal y como comentábamos al principio, a falta de dos jornadas para que la Primera Iberdrola llegue a su fin, Atlético de Madrid y Real Madrid se encuentran empatados a puntos en la lucha por el tercer puesto, que da acceso a la Champions, competición para la que ya se han clasificado el indiscutible campeón, FC Barcelona, y una sorprendente Real Sociedad. Esta situación se produce gracias a que el equipo blanco derrotó en el tiempo de prolongación y con un penalti muy discutido al Madrid CF, lo que alertó sobre este conflicto de intereses.

Mientras a las colchoneras les resta recibir a un Eibar prácticamente descendido y visitar precisamente al Barça, las blancas tienen que jugar en el campo del Valencia CF, que necesita al menos un punto para mantener la categoría, y recibir al Villarreal, ya salvado. Es decir, que a priori lo tienen mejor, aunque también han empezado las suspicacias sobre si las azulgranas podrían dejarse ganar, toda vez que han sumado los 84 puntos posibles, con 151 goles a favor y tan solo 9 en contra.

Foto: Ana Rossell, directora deportiva del Real Madrid, celebra un gol con el Atleti

Pocas veces es más oportuno recurrir a aquello de que la mujer del César, en este caso la de Megía Dávila, además de ser honrada, debe parecerlo. Y más ahora que se han puesto tan de moda las comisiones o comités de ética, aunque, como en el caso de la RFEF ha quedado claro para lo poco o nada que vale. En el Real Madrid, sorprende que la Comisión de Ética esté formada por miembros del propio club, como Pedro López Jiménez, vicepresidente de la Junta Directiva de Florentino Pérez, Enrique Sánchez, secretario de la Junta Directiva, y José Ángel Sánchez, director general, y Javier López Farré, director de Servicios Jurídicos. Aunque esta comisión bastante tiene con tapar un par de asuntos, ocurridos también en la sección femenina en la temporada 2021-22, que no tardarán en ver la luz. Y no precisamente en el ámbito de las suspicacias, como sucede con el 'matrimonio de inconveniencia' Megía-Parga...

Después de años escuchando el sarcástico comentario de que el fútbol femenino "ni es fútbol ni es femenino", las mujeres han logrado que, además de femenino, su fútbol también sea fútbol. Y con todas las consecuencias, de ahí que, tarde o temprano, la cuestión arbitral no iba a ser una excepción. Sobre todo cuando afecta a clubes con tanto peso en el fútbol español como Real Madrid o Atlético de Madrid, quienes a falta de dos jornadas para terminar la Primera Iberdrola, se están disputando la tercera y última plaza que resta por adjudicar para jugar la próxima temporada la Women's Champions League.

Real Federación Española de Fútbol Ciudad del Fútbol de las Rozas
El redactor recomienda