Suárez no arranca y lastra el Atlético: "Es un motor diésel, siempre le cuesta empezar"
  1. Deportes
  2. Fútbol
Atraviesa una sequía goleadora

Suárez no arranca y lastra el Atlético: "Es un motor diésel, siempre le cuesta empezar"

El mal momento físico del delantero uruguayo le impide marcar la diferencia en este inicio de Liga. Clave en LaLiga 2020-21, tan solo suma un tanto en los seis partidos que ha jugado

Foto: El uruguayo se lamenta tras fallar una ocasión. (Reuters)
El uruguayo se lamenta tras fallar una ocasión. (Reuters)

Luis Suárez ha arrancado la temporada a cámara lenta. Su estado, lejos de la forma ideal con la que el uruguayo acabó LaLiga, coincide con un inicio donde el Atlético de Madrid está topándose con graves problemas para encajar sus piezas de ataque y fluir en campo rival. Simeone nunca tuvo un frente ofensivo tan variado y unas titularidades tan codiciadas (Ángel Correa, Joao Félix, Luis Suárez, Antoine Griezmann y Mateus Cunha) y, sin embargo, el gol y la generación de oportunidades se resisten por paradójico que pueda resultar. El caso del ‘9’ cobra especial importancia, puesto que uno de los mayores argumentos competitivos para alzar LaLiga 2020/21 fueron los tantos del charrúa.

placeholder El uruguayo pierde un balón dividido. (Reuters)
El uruguayo pierde un balón dividido. (Reuters)

La llegada del voraz goleador al Atlético nutrió las aspiraciones colchoneras y representó un salto de nivel extraordinario. Un rendimiento que contrasta con el actual. Con tan solo un gol en los seis partidos que ha disputado hasta el momento entre competición nacional y Champions League, Luis Suárez participa en una acción de gol de su equipo cada 319 minutos. Los datos, muy preocupantes, enseñan que el atacante ha disparado nueve veces y únicamente tres tiros han acabado entre los tres palos según el portal Fbref.

Con la barrera de los 35 años en el horizonte y los trascendentales 21 goles que protagonizó la temporada pasada en LaLiga marcados a fuego en la retina del aficionado rojiblanco, el colchonero sabe que sus opciones de pegada pasan por una rápida puesta a punto del uruguayo. Pero Suárez empezó el curso sin disputar ni un solo minuto en pretemporada tras jugar la Copa América. "Luis llegó el último junto a Correa, Trippier y Lodi. Cuando hubo parón de selecciones tuvo que parar por el problema físico que los médicos detectaron y es normal que se tome su tiempo para ponerse de la mejor forma. Es importante para el equipo", aclaró Simeone en la previa ante el Getafe.

El sudamericano aún está calentando motores y su nivel físico dista de ser óptimo: "No ha arrancado bien, pero él siempre ha tenido esa característica en su juego: empieza mal y acaba muy bien las temporadas. Tiene un motor diesel y le cuesta arrancar, pero cuando lo hace...es un depredador", apunta un preparador físico que ha trabajado con el uruguayo.

placeholder Luis Suárez se lamenta tras una ocasión fallada. (Reuters)
Luis Suárez se lamenta tras una ocasión fallada. (Reuters)

No ayuda a disimular su mal estado que el club no cuente con un ‘9’ suplente de perfil similar al suyo. Tampoco que Antoine Griezmann esté firmando un inicio fantasmal en su vuelta al Wanda Metropolitano ni que el equipo haya comenzado a medio gas. La última vez que el delantero se ausentó por lesión y se quedó en el dique seco en el tramo final, Simeone tuvo que exprimir al colectivo: "La ausencia de Luis Suárez y sus 19 goles tiene que suplirla la fortaleza del grupo. Jugadores con gol como Lemar, Joao, Correa, Carrasco, Saúl y el balón parado con Hermoso, Giménez y Savic".

Sabía que no existía un individuo en la plantilla capaz de mostrarse tan incisivo y determinante en el interior del área. Luego llegó el aterrizaje a la ‘Zona Suárez’ frente a Osasuna. El delantero sudamericano respondió cuando más se le necesitaba y rompió su racha de cinco partidos consecutivos sin anotar (la peor desde que llegase al club) contra el conjunto rojillo antes de ganar la competición de la regularidad en Valladolid. Cuarto máximo goleador del torneo, Luis Suárez se vengó de aquellos que lo menospreciaron y devolvió con creces la confianza de Simeone en su denostada figura.

Su físico le condena al área

"La temporada pasada jugaba más cerca del área. Ya hace tiempo que tiene problemas en la rodilla, pero si algo enseña su carrera y resume su temporada pasada es que es un tipo con una mentalidad ganadora y combativa. Puede estar lento y tosco, pero si engancha una pelota muerta dentro del área te va a aniquilar. Igual hace menos goles que la temporada pasada, pero en el momento de la verdad va a responder", detalla el especialista en la condición física del futbolista.

placeholder Suárez no disparó ni una sola vez entre los tres palos ante el Athletic Club en los 35 minutos que disputó. (Reuters)
Suárez no disparó ni una sola vez entre los tres palos ante el Athletic Club en los 35 minutos que disputó. (Reuters)

Esa imagen en el minuto 70 del Atlético-Athletic Club donde Yannick Carrasco conduce la pelota al contragolpe, Suárez corre al espacio, el belga se la entrega en bandeja de plata a 20 metros de la portería rival y Luis termina frenándose por no poder llegar a los dominios de Unai Simón es un buen ejemplo de su estado actual. "Sin contar con los datos de GPS que recoge el club es imposible saber esas variables en un sprint. Arrancar es mucho más difícil que aplicar fuerza en la carrera...y eso se ve en la acción de Suárez. No hay que perder de vista que ya tiene 34 años", cuenta el profesor de la Universidad de Almería y estudioso del sprint, Manuel Rodríguez.

La realidad es que su físico ya no le permite marcar la diferencia a 30 metros del área y que, si el equipo no le da lo que necesita dentro de la misma, acaba suponiendo un tapón con metros por delante. Él lo sabe y se nota en esos contragolpes donde se para en seco porque ve que no llega. El 'pistolero' cuenta con pólvora para decantar partidos en el día a día, pero necesita que le den facilidades.

placeholder El club colchonero echa de menos a su ariete. (Reuters)
El club colchonero echa de menos a su ariete. (Reuters)

Por otra parte, esto no es ninguna novedad y la temporada pasada ya se vio a través de un ecosistema ofensivo que escondía al máximo sus debilidades y disparaba sus virtudes. Para Suárez la diferencia entre recorrer grandes distancias y moverse dentro del área es el gol. Ahí luce su papel como 'ganaligas'. Por eso cuando falta profundidad, piernas y creatividad en el último tercio lo paga muy caro. El uruguayo no necesita intervenir en la construcción de las jugadas de ataque. Tampoco bajar en apoyo. Solo que lo enfoquen al área y le alimenten con balones precisos. El resto no importa. Lo explicaba el propio Simeone la campaña pasada: "Luis Suárez es un jugador con jerarquía que nunca se va del partido y siempre juega con esa inteligencia que tiene". Es momento de afilar la puntería.

Atlético de Madrid Luis Suárez LaLiga