'Mbappinga', el nuevo Makelele que Florentino nunca pensó en fichar
  1. Deportes
  2. Fútbol
El nuevo refuerzo para la medular

'Mbappinga', el nuevo Makelele que Florentino nunca pensó en fichar

El presidente blanco siempre renegó de Makeleles y Kantés y ahora ficha al francés para vengarse de un PSG que lo tenía apalabrado y se ha negado a venderle a Mbappé

Foto: Camavinga, en una imagen de archivo. (Reuters)
Camavinga, en una imagen de archivo. (Reuters)

Es difícil de justificar el fichaje de Eduardo Camavinga por el Real Madrid si atendemos a la estrategia del club, pero especialmente al desapego que producen este tipo de futbolistas a su presidente. El mediocentro francés había sido arrinconado en la nómina de posibles refuerzos hace tiempo por una sencilla razón que obedece a una máxima que Florentino verbalizó con vehemencia en su día al llegar a la presidencia del Real Madrid: "Quiero estrellas, no Makeleles".

placeholder Makelele, considerado uno de los mejores pivotes del fútbol moderno. (Efe)
Makelele, considerado uno de los mejores pivotes del fútbol moderno. (Efe)

Aquello provocó la salida del centrocampista francés de la plantilla, un jugador al que Del Bosque consideraba fundamental por su trabajo defensivo, y que compañeros como Iván Helguera, con quien formó un doble pivote infranqueable, definían como "indispensable" por el equilibrio que aportaba.

Foto: Ancelotti y Florentino estrechan la mano tras la firma del contrato. (realmadrid)

Pero a Florentino no le sedujo, como tampoco lo hizo Del Bosque por sus formas campechanas y su bonhomía. Pérez prefería glamour y esa exuberancia galáctica que deslumbró más fuera del campo que dentro. Porque Los Galácticos de Florentino ganaron en seis años la mitad de Champions que Del Bosque. El agujero de Makelele duró años en el Real Madrid. Fue un amigo suyo y compañero en la Francia campeona del mundo, Zinedine Zidane, quien señaló a su sustituto.

Zidane apalabró con N'Golo Kanté su incorporación al Real Madrid tras salir campeón con el Leicester de Claudio Ranieri. El centrocampista francés habló con Zizou, que se había sentado en el banquillo del Real Madrid a mitad de la temporada anterior, y todo estaba cerrado para que desembarcase en el Bernabéu para convertirse en el mediocentro defensivo del equipo. Zidane había colocado a un Casemiro que comenzaba a asentarse en esa posición tras rescatarlo del Oporto, donde lo mandó Ancelotti. Y el francés quiso blindar el mediocampo con la llegada de Kanté, pero la respuesta de Florentino fue la misma que con Makelele. Y Kanté se acabó marchando al Chelsea.

placeholder Kanté celebra el título de la Champions League con el Chelsea. (Reuters)
Kanté celebra el título de la Champions League con el Chelsea. (Reuters)

Florentino tiene una idea peculiar del fútbol que le lleva a despreciar la figura de los directores deportivos, de los entrenadores y, por supuesto, de los especialistas defensivos. Siempre ha querido intervenir en las alineaciones, como reveló el mismo Ancelotti a raíz de la publicación de su libro 'Liderazgo tranquilo: Ganando corazones, mentes y partidos'. Carletto confesó que la compra de Odegaard, "el niño prodigio noruego" en el año 2015, fue "un fichaje de relaciones públicas. Cuando Florentino compra a un futbolista noruego simplemente hay que aceptarlo. Además, el presidente decidió que jugaría tres partidos con el primer equipo".

El presidente blanco siempre ha dejado claro que el entrenador del Real Madrid "se tiene que limitar a poner a los once mejores", despreciando el trabajo que se hace para conformar un equipo más allá del once. Y los futbolistas de perfil defensivo como Makelele o Kanté ni los valora. Jugadores alejados del brillo del balón de oro, pero fundamentales en el funcionamiento interno del equipo.

Eduardo Camavinga se puede considerar el último servicio de Zidane al Real Madrid, como lo fue también en su día Raphael Varane. En diciembre de 2019, Zidane insistió a José Ángel Sánchez y a Juni Calafat, director general y director de scouting del Real Madrid, sobre la posibilidad de fichar al futbolista del Rennes, que entonces tenía 17 años y acaba de debutar en la liga francesa. El Real Madrid monitorizó al chico, al que ya seguía Calfat, y lo incluyó en la lista de refuerzos futuribles, pero por entonces los blancos acababan de traer de Brasil a dos proyectos de Neymar: Vinicius y Rodrygo.

Foto: Kylian Mbappé, durante el partido entre el Stade de Reims y el PSG. (EFE)

Camavinga quedó en un segundo plano y Florentino nunca se planteó su fichaje. Pero la negativa del París Saint-Germain a traspasar a Kylian Mbappé al Real Madrid ha reactivado de forma fulgurante el interés blanco en el centrocampista. Un jugador con rigor táctico en el mediocampo que además puede salir tocando la pelota. Un punto más exuberante que Makelele y Kanté, pero, sobre todo, un jugador que estaba en el punto de mira del PSG. Hasta el punto de que la prensa gala llegó a anticipar un preacuerdo con el club parisino.

Sin embargo, Florentino se movió rápido y le robó la cartera a Leonardo. En Francia se ha llegado plantear que el fichaje de Camavinga fuese parte de una estrategia del presidente del Real Madrid para forzar la venta de Mbappé, incluyendo al joven centrocampista del Rennes en la operación. Lo que es indiscutible es que su fichaje es consecuencia de la situación vivida con Mbappé, porque hasta hace una semana nadie en el Real Madrid se había planteado el fichaje de Camavinga. Finalmente, Mbappé jugará toda la temporada al lado de Messi y Neymar y en el Real Madrid Florentino verá sobre el césped del Bernabéu al nuevo Makelele, al que muchos ya llaman ‘Mbappinga’.

Zinédine Zidane Raphael Varane Florentino Pérez
El redactor recomienda