A Ancelotti solo le preocupa la falta de gol en su Real Madrid
  1. Deportes
  2. Fútbol
Ve la defensa asegurada

A Ancelotti solo le preocupa la falta de gol en su Real Madrid

El italiano debe fiarlo todo a la resurrección de Eden Hazard y Gareth Bale para acompañar a Karim Benzema hasta que se confirme el fichaje de Kylian Mbappé, el gran deseado

placeholder Foto: Hazard y Benzema, en una imagen de la pasada temporada. (Reuters)
Hazard y Benzema, en una imagen de la pasada temporada. (Reuters)

La pretemporada del Real Madrid sigue su curso y con el paso de los días Carlo Ancelotti comienza a despejar incógnitas sobre la confección de la plantilla blanca para esta temporada 2021-22. Los internacionales se van incorporando al trabajo y el grupo va aumentando su calado con el paso de los días. La llegada de David Alaba ha resuelto el dilema de quién sería capaz de heredar el dorsal número 4 que dejó Sergio Ramos tras su marcha. El defensa austriaco, que ya había coincidido con Ancelotti en el Bayern, asumirá esa responsabilidad como relevo del excapitán blanco.

Foto: David Alaba posa como nuevo jugador del Real Madrid. (@reaalmadrid)

En estos días Carletto ha confirmado algunas de las ‘sospechas’ que tenía al llegar al Real Madrid. La primera que, una vez fichado Alaba, el club lo apuesta todo a la llegada de Kylian Mbappé, en el caso de que exista la opción de ficharlo este año. Por lo demás, no habrá ningún refuerzo más, por lo que el entrenador tendrá que ‘conformarse’ con ‘fichar’ entre los cedidos que regresan al club tras estar en otros equipos a préstamo.

Circunstancia que deja un escenario inquietante en dos posiciones: la defensa y la delantera. Atrás, la salida de Ramos y Varane, que se marchará al Manchester United en las próximas horas, deja un hueco enorme en el centro de la zaga. Para suplirles Ancelotti dispone del recién llegada Alaba, de Nacho, que terminó la temporada pasada a gran nivel y acaba de renovar su contrato hasta 2023; y de Militao, que ha ganado mucho peso en el pasado curso. Como cuarto central aparece Jesús Vallejo, capitán de la selección olímpica que participa en los Juegos de Tokio en estos días. No está claro si se quedará o saldrá, algo que no inquieta a Ancelotti, quien maneja otras soluciones atrás para casos de urgencia como retrasar a Casemiro o situar a Mendy como central, cambiando incluso el esquema a una defensa de tres centrales.

placeholder Ancelotti, en una imagen de archivo. (Reuters)
Ancelotti, en una imagen de archivo. (Reuters)

En el centro del campo tiene overbooking. Cuenta con los tres intocables de la medular: Casemiro, Modric y Kroos. A ellos se suma a Fede Valverde, comodín para suplir a cualquiera de los tres. Además, aparecen los nombres de Odegaard, elegido la pasada temporada como alternativa a Modrid y Kroos antes de marcharse al Arsenal, y Dani Ceballos, futbolista que aún debe ganarse los minutos y los galones con Ancelotti. Por último, surge el nombre de Isco, al que le resta una temporada de contrato y el club ha puesto en el mercado para tratar de sacar algo de dinero con su marcha. Pese a ello, el jugador se quiere quedar y el entrenador ha elogiado su pretemporada, lo que invita a pensar que a Carletto no le disgusta la idea de quedarse con él.

En bandas el entrenador cuenta con Vinicius, Rodrygo, Lucas Vázquez y Marco Asensio. Demarcación, por tanto, perfectamente cubierta con jugadores contrastados en la primera plantilla a los que se les pedirá que den un paso adelante.

Pero el verdadero problema, y el que más inquieta al staff técnico y en las altas esferas del club, es la falta de gol del equipo. La figura de Benzema es incuestionable, especialmente tras sumar 30 goles y 9 asistencias la pasada temporada con el Real Madrid y completar una Eurocopa más que digna en su regreso con Francia. El problema es que no tiene alternativas ni complementos en ataque. Mariano, que ha marcado dos goles en las dos últimas temporadas, se aferra a un contrato con una ficha de cinco millones netos hasta 2024. Y el tercer hombre gol es Luka Jovic, al que el club le busca destino para ahorrarse su ficha, ya que no hay perspectiva de que reciba una oferta ni tan siquiera cercana a los 60 millones que pagó por su fichaje.

placeholder Benzema completó una gran actuación en la Eurocopa. (Reuters)
Benzema completó una gran actuación en la Eurocopa. (Reuters)

El asunto se agrava más aún si se revisa el resto de atacantes blancos, entre los que figuran Eden Hazard, apenas una veintena de partidos por temporada y cinco goles en dos años, y un Gareth Bale al que Ancelotti tendrá que fiarlo todo mientras llega Mbappé. De la respuesta goleadora del galés depende la tranquilidad del italiano en el banquillo, porque Carletto tampoco puede apoyarse en la pegada de Asensio (7 goles en 48 partidos la pasada temporada) o Vinicius (6 en 49). Mbappé ha dejado de ser un ‘galáctico’ para convertirse en una necesidad para este Real Madrid post-covid aquejado de una alarmante falta de gol.

Carlo Ancelotti Kylian Mbappé David Alaba
El redactor recomienda