Aleñá, el 'Maradona' que no pudo triunfar de culé y otras fugas en el Barcelona
  1. Deportes
  2. Fútbol
ficha por el getafe

Aleñá, el 'Maradona' que no pudo triunfar de culé y otras fugas en el Barcelona

Apuntaba alto. Parecía que llegaría al primer equipo azulgrana para quedarse por su exitosa progresión en la cantera. Pero se le acabó la paciencia y ficha por el Getafe

placeholder Foto: Carles Aleñá celebra un gol con el Getafe
Carles Aleñá celebra un gol con el Getafe

De pequeño le llamaban 'Maradona' por los rizos del pelo y por su talentosa pierna izquierda. Era otra de las promesas de la cantera del Barcelona. Desde que entró con 8 años y fue ascendiendo por todas las categorías hasta llegar al primer equipo. ‘El Pelusa’, como Maradona, era conocido Carles Aleñá en La Masía. Un futbolista exquisito y señalado por su facilidad para arrancar desde el centro del campo, generar fútbol e incorporarse al ataque. El chico de Mataró acaba de romper con el Barcelona. Se le acabó la paciencia. Necesita jugar y pidió al presidente del Barcelona, Laporta, que llegara a un acuerdo de salida al Getafe. Está en edad (23 años) de sentirse futbolista y quiere ser importante en el Getafe de Michel.

Carles Aleñá es uno de los casos que hay en las canteras más importantes del fútbol de talentos precoces que generan expectación. Parecía que no tenía límites y que llegaría al primer equipo azulgrana para quedarse. Fue quemando etapas a toda velocidad y un día recibió la llamada de Luis Enrique para que empezara a entrenar e incorporarlo a sus planes. El actual seleccionador le veía potencial por su despliegue físico y calidad. En su debut no defraudó. Hizo el gol del empate en un partido de la Copa del Rey, pero aun así, Luis Enrique dijo de él que tenía que mejorar porque podía dar mucho más.

Foto: Giorgio Chiellini con el trofeo de la Eurocopa y la medalla de campeón.

Estaba en el camino de ser uno de los centrocampistas que marcaría una época en el primer equipo azulgrana. Incluso cuando Ernesto Valverde se hizo cargo del banquillo y también le veía cualidades para ser un futbolista que aportaría equilibrio en defensa y desequilibrio en ataque. Solo hacía falta confiar más en él, acabar de creerse que era un canterano maduro para asentarse y adaptarse al estilo que tanto admiran los azulgranas. Pero las ambiciones de Josep María Bartomeu para buscar fuera de España más centrocampistas, con más cartel, jugadores que estaban brillando en sus equipos fueron perjudicando al chico de Mataró. “Iniesta es único y es un jugador incomparable. Pero Aleñá es un jugador que tiene un gran futuro en este club. No tengo ninguna duda”, llegó a decir Ernesto Valverde.

Ficha por el Getafe

Bartomeu fue fichando uno tras otro y las consecuencias han sido fatales en lo económico y lo deportivo. La situación económica es preocupante, con unas cuentas difíciles de cuadrar para ajustar la masa salarial y poder encajar a Messi. En lo deportivo supuso el final de Aleñá. Empezaron a llegar Coutinho, Frenkie De Jong, Arthur y Pjanic. Dejó de tener sitio Aleñá, se le abrió la puerta de salida y empezaron las cesiones a Betis y Getafe.

Con De Jong hubo hasta un episodio feo porque tuvo que ceder su dorsal (el 21) para que lo llevara el gran fichaje holandés por el que el Barcelona había pagado 80 millones de euros. Carles Aleñá dejó su número y empezó a entender que ya no le querían. Sin continuidad, con tantos fichajes, era imposible demostrar que era el ‘Maradona’ que pedían en el club. Ha dicho ‘basta’ y se marcha al Getafe de Michel. La temporada pasada ya trabajó con Bordalás y ahora no quiere perder más el tiempo. Se va sin rencor, dejando al club una cantidad por el traspaso de unos 5 millones de euros (el club catalán se guarda un 50% de su futura venta).

placeholder Carles Aleñá en la cantera del Barcelona
Carles Aleñá en la cantera del Barcelona

Es un nuevo punto de partida para un chico que necesita que un entrenador confíe en él y que un presidente, en esta ocasión el del Getafe, Ángel Torres, le valoren. “Tengo 23 años y necesito jugar. No es fácil irte de tu casa. Bordalás me hizo mejorar mucho y me cambió la forma de ver el fútbol. Ahora el proyecto de Michel se adapta a lo que yo busco. Se buscará más posesión y una forma de jugar que va conmigo y con todos los años que he estado en el Barcelona. Estoy muy feliz de estar aquí y espero estar muchos años porque lo que yo buscaba era estabilidad y lo que quería es jugar. El Barcelona es agua pasada y le deseo lo mejor”, confirma Carles Aleñá en su presentación como nuevo jugador del Getafe, donde ha firmado por cinco temporadas.

Tensiones con Ilaix Moriba

Ha salido uno de los canteranos que más interés despertó y que se ha quedado con las ganas de haber triunfado en el club que lleva en el corazón. La situación económica que está atravesando el Barcelona tiene a otro de esos chicos prometedores en vilo. Laporta insiste en la necesidad de apretarse el cinturón y el club entra en tensión con Ilaix Moriba. Mientras no haya un acuerdo para la renovación, que será a la baja por la crisis económica, no estará con el primer equipo. Se le recuerda que tiene que hacer un esfuerzo como otros compañeros que están más consolidados.

Esta crisis también ha provocado más movimientos en la cantera de prometedores futbolistas que han preferido marcharse a otros proyectos en los que veían más posibilidades deportivas y económicas. El caso más mediático es el de Jaume Jardí (19 años). Un extremo zurdo, goleador, que ha decidido no renovar y ficha por el Real Madrid para jugar en el Castilla a las órdenes de Raúl. Después de estar cinco años en las categorías inferiores del Barça, este chico procedente del Reus, se desvincula del Barcelona para irse al Madrid.

En una situación similar han dado el paso otros canteranos que han roto su vinculación con el Barcelona. Es el caso de José Marsá (19 años), un defensa que jugó 13 partidos en el filial del Barça y que no ha aceptado la renovación tras 12 años en la cantera. No se ha sentido valorado y ficha por el Sporting de Portugal, donde tendrá minutos con el primer equipo. “Quiero demostrar lo que valgo dentro del campo y devolver toda la confianza depositada en mí”, es el mensaje de este chico que se marcha al país vecino.

Diego López (19 años) es otro jugador que abandona el Barcelona y se marcha al Valencia para ingresar en su Academia. Un delantero asturiano que empezó en Mareo, pasó por el Real Madrid y fichó por el Barcelona ha dado el paso de salir. Todos estos jugadores podrían reforzar el filial que ahora entrena Sergi Barjuán y va a competir en la Primera División RFEF. Con la carta de libertad se están marchando en busca de otros proyectos.

Luis Enrique Josep Maria Bartomeu Leo Messi Diego Armando Maradona Ernesto Valverde
El redactor recomienda