Bronca en la Federación de Alemania por insultos nazis: "Lo lamento mucho"
  1. Deportes
  2. Fútbol
Polémica en el fútbol germano

Bronca en la Federación de Alemania por insultos nazis: "Lo lamento mucho"

Keller, presidente de la entidad, equiparó a uno de sus vicepresidentes con un sanguinario juez del nazismo. Su puesto está en duda en mitad de una guerra por el liderazgo de la federación

placeholder Foto: Fritz Keller, en una imagen de archivo. (Efe)
Fritz Keller, en una imagen de archivo. (Efe)

Mientras el Bayern de Múnich y el fichaje de Julien Nagelsmann acaparan las principales noticias deportivas en Alemania, el futuro de la Federación Alemana de Fútbol (DFB) se disputa en los despachos con una guerra interna como telón de fondo. Fritz Keller, presidente de la federación, está en el punto de mira por una referencia nazi que trascendió a los medios de comunicación y por la que ha tenido que pedir disculpas públicas. Un arrepentimiento que parece no ser suficiente.

El incidente de Keller ocurrió en una reunión del pasado viernes e involucra a su vicepresidente, Rainer Koch, así como al secretario general de la Federación Alemana de Fútbol (e hipotético rival en unas próximas elecciones), Friedrich Curtius. Durante esta asamblea, el presidente se refirió a Koch como un “Freisler”, figura histórica del nazismo, según destapó el medio Der Spiegel.

placeholder Fritz Keller y Rainer Koch, federativos alemanes en el 2019. (Efe)
Fritz Keller y Rainer Koch, federativos alemanes en el 2019. (Efe)

Añadamos contexto. 76 años después de su fallecimiento, el nombre de Roland Freisler sigue provocando un doloroso recuerdo en Alemania. Freisler, militante del partido nazi y abogado de profesión, aprovechó la llegada al poder de Adolf Hitler para comenzar su carrera en el Tercer Reich. Así acabó por convertirse en el presidente del Volksgerichtshof (Tribunal Popular), la máxima autoridad del régimen en términos penales. Los datos recabados de la época hablan de una cifra superior a las 2.000 personas condenadas a muerte por sus designios, entre vejaciones y humillaciones constantes. Recibió el apodo de “juez sangriento de Hitler” y sus métodos eran tan extremos que hasta sectores del nazismo no le veían con buenos ojos.

La profesión de Koch, quien ejerce como juez además de su cargo federativo, agrava el conflicto mediático. Friedrich Curtius, según la versión publicada en medios alemanes, pidió formalmente a la comisión de ética de la federación una investigación para esclarecer los hechos. Al mismo tiempo que la noticia se filtró. Curtius, de 46 años, es señalado en los círculos federativos como el relevo generacional lógico de Keller. Ambos mantienen una conocida disputa por el control del fútbol alemán.

placeholder Friedrich Curtius, junto a la canciller Angela Merkel y a Rainer Koch. (Reuters)
Friedrich Curtius, junto a la canciller Angela Merkel y a Rainer Koch. (Reuters)

Tras hacerse pública la alusión nazi, el máximo mandatario de la DFB salió a pedir disculpas a principios de semana. “A veces surgen en controversias palabras que jamás deberían aparecer. Especialmente con respecto a las víctimas del nazismo, la comparación fue completamente inapropiada. Lo lamento mucho y elegiré mejor mis palabras en el futuro", aseguró Keller, de 64 años, para también puntualizar "la nobleza de Koch al aceptar la disculpa". El problema es que el vicepresidente no había aceptado dichas disculpas, instando a que “debía mantener una conversación personal con él para poder decidir sobre lo sucedido”.

“Asumí que él aceptaría inmediatamente mi disculpa, que le pedí por escrito y por teléfono. Su comunicado en respuesta mostró que esta evaluación era incorrecta. Lamento haber tenido una impresión diferente después de mi declaración”, expresó de nuevo Keller. Incluso los aliados ejecutivos más importantes para su mandato se posicionaron en su contra tras su salida de tono. Christian Seifert, presidente de la Liga Alemana de Fútbol (entidad que dirige la Bundesliga) y también vicepresidente de la propia federación, catalogó como “absolutamente inaceptable” la comparativa nazi de Keller.

“No está siendo súper seguido en Alemania, se ve como una salida de tono personal de Keller, más cuando toca un tema tan sensible como es el nazismo. Es un duelo de poder”, cuenta Nahuel Miranda, experto en fútbol alemán afincado en Berlín. El periodista explica que el asunto es político más que futbolístico, puesto que tanto Keller como Curtius tienen una hoja de ruta similar para la Die Mannschaft: “A nivel deportivo, Oliver Bierhoff es el que hace y deshace. Es la figura clave. Por ejemplo, la repercusión que tiene la Federación española es mucho mayor que la de la alemana en cuanto hay temas polémicos”. Bierhoff se encuentra ahora mismo trabajando en la contratación de Hansi Flick, quien se ha desligado del Bayern de Múnich más allá de la presente temporada, como sustituto de Joachim Low.

Foto: Julian Nagelsmann y Hans-Dieter Flick se saludan antes de un RB Leipzig-Bayern. (EFE)

A juicio de Miranda, la imagen de seriedad que transmite el fútbol alemán fuera de sus fronteras no es del todo acertado. “Por ejemplo, el Bayern es un ejemplo de todo lo contrario. Tiene a cinco o seis exfutbolistas en la junta directiva y toman bandos en cualquier polémica del club, se airean los trapos sucios a nivel mediático. Aquí coloquialmente se conoce al Bayern como el FC Hollywood por estos líos, estrellas enfrentadas… Es todo muy melodrama”, afirma el periodista.

Keller, el referente del cambio al que le enseñan la puerta de salida

Fritz Keller llegó a los mandos de la Federación Alemana de Fútbol en el 2019, cuando fue elegido por unanimidad. El presidente del Friburgo desde el 2010 era una puesta de cohesión por el bien del organismo deportivo, que había protagonizado varios escándalos bajo el mandato de Reinhard Grindel. El exdiputado del parlamento federal renunció a su cargo al destaparse que había aceptado ingresos indebidos de una subsidiaria de la DFB por valor de 80.000 euros. Una sombra más en la maltrecha imagen de la entidad.

placeholder Fritz Keller, en una imagen reciente. (Reuters)
Fritz Keller, en una imagen reciente. (Reuters)

“Los que han votado por mí, han votado por el cambio. Es importante que lideremos a la DFB hacia un futuro exitoso, con nuevas estructuras, eficientes y transparentes”, dijo en su momento Keller. El todavía federativo ha negado que esté valorando dimitir, su mandato se debería de extender hasta el 2022, pero la indignación a nivel institucional aumenta cada día y Friedrich Curtius espera su momento. Prueba de ello es la pregunta que lanza Bild: ¿Cuánto tiempo puede permanecer en el cargo Fritz Keller?

Señor con maletín

Detrás de toda gran historia hay otra que merece ser contada

Conoce en profundidad las 20 exclusivas que han convertido a El Confidencial en el periódico más influyente.
Saber más
Federación Alemana de Fútbol Fútbol Bayern Múnich Hitler
El redactor recomienda