Fracasada la sutura del menisco, Ansu Fati se enfrenta a otro paso por quirófano
  1. Deportes
  2. Fútbol
retroceso en la recuperación

Fracasada la sutura del menisco, Ansu Fati se enfrenta a otro paso por quirófano

Ansu Fati ha sufrido un fracaso en la sutura del menisco interno de la rodilla. Este es el motivo que ha frenado la recuperación en los plazos que estaban previstos por los médicos

placeholder Foto: Ansu Fati se retira del campo en un partido del Barcelona. (Efe)
Ansu Fati se retira del campo en un partido del Barcelona. (Efe)

El 7 de noviembre de 2020 es la fecha fatídica para el joven futbolista del Barcelona. Ansu Fati no pudo jugar la segunda parte del partido contra el Betis, disputado en el Camp Nou, por una lesión en la rodilla que se produjo en el minuto 33. Estuvo un cuarto de hora compitiendo con el menisco dañado. Ansu Fati sufrió una rotura del menisco interno de la rodilla izquierda y dos días después fue intervenido en la clínica Quirón por el doctor Ramón Cugat.

Como suele ser habitual en este tipo de casos, el club informó que la operación había sido satisfactoria y el tiempo de baja sería de cuatro meses. Con estos plazos, en los planes de Koeman estaba contar con el hispanoguineano para la eliminatoria de Champions contra el Paris Saint Germain. Ansu Fati debería estar ya de vuelta. Hay un frenazo. No solo no está activo sino que se plantea pasar otra vez por el quirófano. En el Barcelona guardan silencio, desde la clínica Quirón no dan más información y diversos medios de comunicación de Barcelona informan que el joven jugador ha pasado test con otros especialistas y está decidido a volver a operarse.

Foto: Gareth Bale durante el partido entre el Tottenham y el Dinamo de Zagreb. (Efe)

La certeza es que la evolución no es buena y existe el riesgo de que el futbolista ya no juegue más en los que resta de temporada. Puede causar baja, incluso, para la Eurocopa y los Juegos Olímpicos. “Lo primero es que se recupere bien”, es la última respuesta que dio Koeman cuando se le preguntó por Ansu Fati. El entrenador ya no cuenta con él desde que, en el mes de enero, Ansu Fati empezara un tratamiento biológico regenerativo para facilitar la cicatrización. Aparecieron más informaciones referidas a una posible infección en el menisco y una inflamación que estaba ocasionada por las cargas de trabajo.

Operado por el doctor Ramón Cugat

La recuperación de Ansu Fati sufrió un frenazo a principios de año y persistían las molestias. Se llegó a comentar que podía haber pasado por una segunda operación y esto es lo que manifestó el doctor Miguel Llobet en La Vanguardia: “Según mis contactos, a Ansu parece que le han vuelto a operar. Le han practicado una artroscopia y el motivo es que las suturas le provocan ciertas alergias. Algo que no es demasiado habitual. Si en dos meses tenía la rodilla muy inflamada todo apunta a que se forzó su recuperación”.

Los problemas de Ansu Fati están en cómo ha respondido la sutura del menisco. Sería muy atrevido asegurar que el doctor Ramón Cugat no hizo bien su trabajo, pero en Barcelona está extendida esta versión. Desde el momento de la lesión se abrió el debate de la necesidad de suturar el menisco interno, con los beneficios y pérdidas que podía ocasionar.

El doctor Pedro Luis Ripoll, catalogado por la FIFA como médico de excelencia, analiza para El Confidencial cuál es la situación de Ansu Fati. No tiene por costumbre comentar nada que no esté en un parte médico, pero por su experiencia puede dar luz a una situación similar a la del joven futbolista del Barcelona (18 años). “En un adolescente todos los estudios médicos aconsejan suturar. En consecuencia, la sutura de una persona como Ansu Fati es correcta. Hay que intentarlo, aún sabiendo que más del cuarenta por ciento de las suturas bien hechas no pegan. El tejido cicatricial que se forma después de suturar no tiene la misma resistencia que el tejido original. Incluso pegando, más adelante puede romperse”, comenta Ripoll.

placeholder Ansu Fati en el partido contra el Betis en el que cayó lesionado. (Efe)
Ansu Fati en el partido contra el Betis en el que cayó lesionado. (Efe)

Por lo tanto, Ramón Cugat hizo lo conveniente. Había que suturar el menisco, que es un amortiguador. El problema es que no estaba el éxito garantizado y así lo refrenda el doctor Ripoll: “La sutura meniscal es un tratamiento de un éxito moderado, pero es obligada hacerla porque en una persona joven si le quitas el menisco se produce un cuadro de artrosis post-meniscetomía. Y este cuadro es de mal pronóstico”.

Lo que ha sufrido Ansu Fati es un fracaso en la sutura del menisco interno de la rodilla. Este es el motivo que ha frenado la recuperación en los plazos que estaban previstos por los servicios médicos del Barcelona. En este escenario, el doctor Ripoll comenta lo siguiente: “Vamos a hablar de un chico que le ha fracasado la sutura meniscal, a pesar de que esté bien hecha. Hay dos opciones. Volver a coser si el tejido está bien o quitar la parte del menisco dañada. Procurando quitar la menor cantidad. Esta opción puede tener un buen pronóstico a medio y largo plazo. Se trata de volver a pasar por el quirófano para practicar una meniscectomía parcial”. Extirpar parte del menisco de Ansu Fati que, por otra parte, según los especialistas el pronóstico es mejor porque se trata del interno. Raphael Varane, con 19 años, pasó por el quirófano por la lesión con el menisco externo y también le dieron problemas.

Ansu Fati solo tiene en su cabeza recuperarse bien y si tiene que perderse lo que resta de temporada será una frustración. Pero, por su juventud, no es conveniente que acelere los plazos de la recuperación. Los médicos le aconsejan que hay que ir con calma y evitar la ansiedad. Ha sido un golpe en su corta carrera como futbolista, cuando estaba asentado en el once de Ronald Koeman y era uno de los elegidos en los planes del seleccionador Luis Enrique. La sutura del menisco ha creado problemas y para poner fin a las molestias en la rodilla izquierda hay que ir sin prisas y, si hace falta, partir de cero.

Una grave lesión a los 15 años

Es otro momento duro en la vida de este chico que con 15 años sufrió una grave lesión en un partido de cadetes entre el Barcelona y el Espanyol, que le tuvo de baja durante un año. Ansu Fati recibió una entrada de un rival que le provocó la rotura de la tibia y el peroné de la pierna derecha. Casi tres años después está reviviendo la pesadilla con la lesión en el partido contra el Betis en el Camp Nou que no evoluciona según lo previsto.

Ansu Fati estaba siendo el mejor jugador del Barcelona hasta el infortunio contra el Betis. Era el máximo goleador (cinco tantos) del equipo blaugrana y había empezado la temporada deslumbrando a Luis Enrique por su madurez y eficacia. El 3 de septiembre de 2020 debutó con la Selección absoluta en el partido entre Alemania y España, de la Liga de Naciones, con 17 años y 308 días. Se convirtió en el segundo jugador más joven en hacerlo. El primero es Ángel Zubieta, en 1936, con 17 años y 284 días. Ese mismo mes de septiembre, Ansu Fati pasó a la historia de la Selección por ser el más joven en marcar un gol con la absoluta. Con 17 años y 311 días hizo un gol en el partido contra Ucrania. Su prometedora carrera está parada a la espera de que los médicos resuelvan cuál es el mejor tratamiento para devolverle a la actividad.

Ansu Fati FC Barcelona Ronald Koeman Luis Enrique
El redactor recomienda