Gareth Bale consigue que el golf sea un tema de burla en el Real Madrid contra la prensa
  1. Deportes
  2. Fútbol
de ser una falta de respeto a una chufla

Gareth Bale consigue que el golf sea un tema de burla en el Real Madrid contra la prensa

El galés se burla de los periodistas que relacionan su practica del golf con las lesiones y el desinterés por jugar al fútbol. Bale está burlón y en el Real Madrid le ríen las gracias

placeholder Foto: Gareth Bale simula el movimiento del swing en el golf en presencia de sus compañeros
Gareth Bale simula el movimiento del swing en el golf en presencia de sus compañeros

Lo que era un tema delicado y de mal gusto se ha convertido en una chufla. Gareth Bale se chotea con el golf en los entrenamientos del Real Madrid. El galés ha decidido que el tiempo que le quede lo vivirá como le dé la gana. Igual que le dice a la afición que no entiende cómo se puede ir al Bernabéu a pitar a los jugadores, utiliza a su agente (Jonathan Barnett) para transmitir su deseo de acabar el contrato de dos años en el Real Madrid y empieza a ser habitual verle hacer en los entrenamientos el gesto o movimiento del swing, el golpeo en el golf.

A Bale ya no le afectan las críticas. El galés se burla de los periodistas que relacionan su practica del golf con las lesiones y el desinterés por jugar al fútbol. Bale está burlón. Ha tenido, como todos, mucho tiempo en el confinamiento para pensar y reflexionar y saber cómo quiere regresar al trabajo. Tiene que estar muy hasta las narices de todo para cachondearse con un tema que provoca rechazo en los aficionados que tienen la piel más sensible con el galés. Los periodistas están en la diana.

placeholder Gareth Bale con los palos de golf
Gareth Bale con los palos de golf

El galés no tiene a todos los aficionados de su lado. Ningún futbolistas, por muy bueno que sea, puede poner a todos de acuerdo. Aunque con Bale es difícil decir que, cuando se acabe su etapa en el Real Madrid, se le echara de menos. Lo que sí sucede con Cristiano Ronaldo o pasará cuando Sergio Ramos se tenga que marchar. Sería extraño o asombroso que Ramos, por ejemplo, se fuera antes que Bale del Real Madrid. Da igual. El galés está guasón y esto puede ser hasta un buen síntoma para el Madrid. Bale, de buen humor, es mejor que un jugador enfadado y haciendo la vida imposible a Zidane. La verdad es que nunca ha creado mal rollo dentro del vestuario porque ha ido mucho a su bola y ha hecho lo que le ha dado la gana. Aunque Bale pasaba más desapercibido y no tenía esta actitud de descaro que adopta ahora.

Con el Madrid no arriesga

Llega de los últimos al entrenamiento y se va de los primeros. No es de los que se queda a hacer horas extras después de trabajar en el césped. Ni pasa por el gimnasio, ni la piscina de hielo y los fisioterparuetas como hace, por ejemplo, el capitán y otros compañeros más sacrificados (Lucas Vázquez, es otro ejemplo). Ramos, como hacían otros capitanes (Raúl González Blanco) es de los que si se tiene que quedar a comer en Valdebebas no pone pegas. Bale siempre tiene prisas. Por eso se sospecha que cuando acaba los entrenamientos y pasa menos tiempo en la Ciudad Deportiva es para hacer hueco a su pasatiempo favorito. De una manera u otra, Bale ha hecho de su práctica del golf un asunto que ha pasado de la polémica a la guasa en el Real Madrid.

Cuando posó, con algunos compañeros de la selección galesa, con la famosa bandera ‘Gales.Golf.Madrid’ no sentó bien en el club y cayó como una provocación para los aficionados. Fue visto como una falta de respeto. Bale se estaba riendo del club que le paga y con el que no jugaba para estar recuperado de una lesión y poder estar listo con la Selección. Se salió con la suya. Tensó y crispó. Dio prioridad a Gales. Con el Madrid no quería riesgos ni jugar con dolor. Seis meses después y una pandemia superada lo que le pide el cuerpo es alimentar el cachondeo posando como un golfista en los entrenamientos. No se corta.

Karim Benzema publicó, en su Instagram, la imagen del 'golfista'. Aparecen un grupo de futbolistas que habían ganado el partido de preparación. Ramos, Marcelo, Varane, Benzema, Hazard, Marco Asensio, Kroos, James, Lucas Vázquez, Reinier y Javi Hernández erguidos y de brazos cruzados. Bale, a un lado separado, con el gesto preparado para darle a su bola de golf. La broma está aceptada en el vestuario. Lo que producía rechazo en el jugador que más cobra de la plantilla y menos compromiso demuestra, por marcharse sin ver acabar los partidos cuando no está convocado, se asume con normalidad.

placeholder La bandera 'Gales. Golf. Madrid' con la que posó Bale en la Selección galesa
La bandera 'Gales. Golf. Madrid' con la que posó Bale en la Selección galesa

“Mucha gente tiene problemas con que yo juegue al golf. No sé la razón. En los medios hay esa percepción de que debería estar descansando y que puede generar lesiones”, decía hace unos días el galés en el podcast ’The Hat Trick’. Se rebeló contra los periodistas que le critican porque juegue al golf y se olvidó que hubo un tiempo que este hobbie no estaba bien visto en su club y entre sus entrenadores y médicos. Bale no ha dejado de practicarlo y en lugar de suavizarlo se lo toma a guasa con sus compañeros. No sienta mal, ni mucho menos, a todos los aficionados. Bale ha conseguido captar a fans que le defienden por creer que está siendo injustamente tratado.

Para defenderle ya tiene a su agente, Jonathan Barnett, que es el que apunta directamente a la prensa como el culpable de los males de Bale en el Real Madrid. “Zidane nunca ha dicho nada malo sobre Bale, pero la prensa sigue inventando cosas. Los llamados expertos que aparecen en la televisión dicen que el mayor problema de Bale es que no habla español. No le conocen. Es un chiste. Bale habla español, por lo que no quiero escuchar a estos llamados expertos que se vuelven idiotas completos cuando van a la televisión a hablar basura”, dijo el agente en ‘Talk Sport’. Si Bale tiene un español fluido no se entiende por qué no ha salido a hablar estos días en el canal oficial del club, como el resto de sus compañeros (hemos visto al alemán Kroos con un perfecto castellano), a comentar sus sensaciones con el regreso de la Liga después de tres meses de confinamiento.

Gareth Bale Sergio Ramos Jonathan Barnett Zinédine Zidane Cristiano Ronaldo Karim Benzema
El redactor recomienda