el futuro del capitán

Lo difícil que tiene Sergio Ramos retirarse en el Real Madrid

El futuro de Sergio Ramos y su diseño no es nada sencillo para Florentino y el futbolista. La postura del presidente es renovar la plantilla y que no se descuadre el presupuesto

Foto: Sergio Ramos celebra el penalti marcado al Celta en el Bernabéu. (Efe)
Sergio Ramos celebra el penalti marcado al Celta en el Bernabéu. (Efe)

La masa salarial es una de las patas que más respeta Florentino Pérez en la gestión del Real Madrid. Con Sergio Ramos no va a hacer ninguna locura el presidente cuando René Ramos, el agente y hermano del central, llame a la puerta de su despacho. Queda por delante un año y medio de contrato y, según los Ramos, no hay ninguna prisa. Menos urgencias tiene Florentino Pérez con un asunto que le genera disgustos. No le es fácil manejarlo con la claridad a la que está acostumbrado y que ha demostrado en otros casos. Tratándose, incluso, de capitanes y futbolistas carismáticos. Florentino ha sido inflexible. La realidad es que a Sergio Ramos tampoco le perdonará la edad, como dicen en el club.

La última experiencia, sobre este asunto, salió rana y acabó con el capitán dando una rueda de prensa para decir que se habían malinterpretado los hechos cuando trasladó al presidente la oferta multimillonaria de China que manejaba. Habían superado otra situación de tensión. En ese caso, se dijeron las cosas a la cara en el despacho de Florentino en ACS y de las divergencias pasaron a la tregua. "Juego gratis en el Real Madrid", llegó a plantear Sergio Ramos para desactivar los comentarios negativos que le calificaban de pesetero.

El futuro de Sergio Ramos y su diseño, a punto de cumplir 34 años, no es nada sencillo para Florentino y el futbolista. La postura del presidente es renovar la plantilla con la contratación de jugadores jóvenes que están para estrenar, quieren comerse el mundo y tienen sueldos que entran dentro de los parámetros que marca un presupuesto que está condicionado por la gran reforma del estadio. La estrategia de Sergio Ramos choca, como no puede ser de otra forma, con esa política del club. Reivindica todos los años y éxitos que ha tenido, la ilusión y el hambre que tiene, su energía y compromiso para seguir en el futuro... y su regularidad. Pero se hace mayor. Como Modric. Son dos ejemplos de veteranos que plantean el dilema. Desde el punto de vista deportivo se puede entender que se hayan ganado una continuidad. Desde el empresarial: su recorrido es cada vez más corto y los riesgos más altos.

Sergio Ramos y Florentino Pérez en la celebración de la Supercopa de España en Yeda (Arabia Saudí). (EFE)
Sergio Ramos y Florentino Pérez en la celebración de la Supercopa de España en Yeda (Arabia Saudí). (EFE)

Toca el techo salarial

El Real Madrid y Sergio Ramos se han citado después de la Eurocopa para analizar qué rendimiento tiene el jugador. Puede que continúe como puede que llegue el momento de mirar otras opciones. Lo que no sucederá es una renovación que mejore el salario de los 12 millones de euros del sevillano. No entra en los planes de Florentino, como tampoco el hecho de hipotecar al club con un contrato de más de dos años. Tendrán que buscar algún tipo de fórmula para entenderse. Con variables por rendimiento, títulos o partidos jugados para ir sumando años opcionales. Esto lo conoce Sergio Ramos. Si pretende quedarse en el Real Madrid será una renovación 'a la baja'. En el Madrid ha tocado techo salarial. En otro país podrá tener más aspiraciones económicas.

Es muy complicado retirarse en el Real Madrid, si es ese el deseo que tiene Sergio Ramos. No lo consiguieron, por ejemplo, Fernando Hierro, Raúl González e Iker Casillas. Los tres últimos capitanes. El primero se fue a Inglaterra, el segundo a Alemania y el tercero a Portugal. Solo se recuerda el caso de Manolo Sanchis: 18 temporadas en el Real Madrid. Toda su carrera en el mismo club (más de 700 partidos). Se retiró como quiso y donde quiso. Ganando todo lo que se propuso. Sin ganas de tener más aventuras en otros países y prolongar una trayectoria para engordar la cuenta corriente.

Los que conocen bien al presidente del Real Madrid dicen que mira el euro cada vez que tiene que firmar el contrato de un jugador. Para Florentino, los jugadores de fútbol están muy, pero que muy bien pagados. Son unos privilegiados por ganar mucho dinero y jugar, sobre todo, en el Real Madrid. Esta idea la ha ido reforzando con el paso de los años hasta llegar al punto de la ruptura con Cristiano Ronaldo. Antes fue la de Pepe, aunque no tiene nada que ver la del central que quiso más de un año de contrato y se acabó marchando. Con Cristiano no hizo el esfuerzo de subirle el sueldo de 23 millones de euros. Florentino se plantó y el portugués se marchó a Italia, país con beneficios fiscales. Entre Sergio Ramos y Florentino hay algo especial. Una relación que, el propio jugador, califica de paternal y en la que han tenido discrepancias, subidas de tono y abrazos de reconciliación.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
6 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios