la 'guerra' que buscan ganar juntos

El aliento de Ángel Correa (con la cabeza rapada) a su madre con cáncer

La madre de Ángel Correa, Marcela Martínez, está pasando por un cáncer y el futbolista del Atlético de Madrid decide raparse la cabeza y transmitir un mensaje de optimismo

Foto: Ángel Correa, con la cabeza rapada, junto a su madre Marcela. (instagram angelcorrea32)
Ángel Correa, con la cabeza rapada, junto a su madre Marcela. (instagram angelcorrea32)

Ángel Correa es otro de esos ejemplos de superación que hoy nos sirven como modelos cuando afrontamos una crisis sanitaria a nivel mundial. Necesitamos referentes de personas que tienen un instinto de supervivencia y positividad para vencer a los obstáculos, por muy grandes e imposibles que parezcan. El futbolista del Atlético de Madrid es uno de ellos. Aparece, en otro momento delicado y duro en lo familiar, junto a su madre para transmitir un mensaje de aliento. La madre de Correa, Marcela Martínez, está pasando por un cáncer y Ángel Correa decide raparse la cabeza y transmitir un mensaje de optimismo.

Es la fotografía de una madre y un hijo que le ponen una sonrisa a la vida en otra de esas situaciones donde se sufren golpes. La enfermedad del cáncer produce secuelas en lo físico y lo anímico. Y Ángel Correa decide ser el mejor apoyo. “No hay tregua para tu enemigo en el campo de batalla. Pueden tocar tu cuerpo, pero tu alma es intocable, aunque desgarren tu carne, tu fe es inquebrantable. No te robarán quien eres, tú espíritu es más fuerte. Esta guerra la tienes ganada. Sos nuestra guerra. Te amamos mamá”, es el aliento de un hijo que no tiene dudas de que el amor y la energía serán más fuertes en la lucha contra el cáncer.

Un episodio más al que tiene que hacer frente la familia. Ángel Correa perdió a su padre cuando tenía 10 años y después a dos hermanos. Unos golpes duros para un hijo y una madre. Desde pequeño, en Rosario (Argentina) se refugió en el fútbol como instrumento de distracción y diversión. Con la fuerza de una madre coraje y un padrino que le guiaron su educación y la evolución como futbolista. El sueldo, los primeros ingresos del joven futbolista, iban destinados íntegramente a su madre.

Después llegó el salto a Europa. El fichaje por el Atlético de Madrid y otro varapalo. En 2014 descubrieron los médicos, en una revisión, que tenía unos problemas cardiacos y tuvo que ser operado. No sabían verdaderamente si podía regresar al fútbol. Su carrera estaba en el aire, pero a Correa le dijeron que no tendría problema. Después de la operación recibió todo tipo de apoyos y energías y peleó para regresar al fútbol. Lo consiguió y hoy es uno de los mejores jugadores del equipo de Simeone.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios