la confrontación entre los clubes

La salvajada de Monchi y cómo estropear las relaciones con el Real Madrid

Monchi abandonó en el Bernabéu su papel de dirigente comedido del Sevilla. Esto es lo que enfada a Zinédine Zidane y no consiguen entender en la directiva blanca

Foto: Monchi, director deportivo del Sevilla. (Jorge Álvaro Manzano)
Monchi, director deportivo del Sevilla. (Jorge Álvaro Manzano)

A Monchi se le calentó la boca en el Bernabéu y acapara las conversaciones en el club blanco. El director deportivo del Sevilla tuvo un comportamiento fuera de tono, que se puede calificar entre irresponsable y forofo por unas declaraciones que no aceptan en el Madrid. “Si anulan ese gol igual salgo al campo y saco al equipo”, manifestó en referencia al tanto del empate de Luuk de Jong, en una acción que viene precedido de una mano de Munir. Monchi abandonó su papel de dirigente comedido del Sevilla. Esto es lo que enfada a Zidane y no consiguen entender en la directiva blanca. El comportamiento del ejecutivo se interpreta como una denuncia y un trato de favor al Real Madrid. La ‘rajada’ provoca que se reabra el debate sobre la utilización del VAR y esas teorías del doble rasero cuando está de por medio el Real Madrid.

Al indignado Monchi le contestó Zinédine Zidane con firmeza para defender los méritos de su equipo en una trabajada victoria. No suele ser frecuente que el entrenador francés se meta en estos fregados, ni le gusta entrar en polémicas. Menos si son arbitrales. Pero Zizou también tiene colmillo. Lo saca cuando se siente atacado o se le pone por delante un miura de esta profesión. Monchi lo es y puede hacer daño. El mediático director deportivo del Sevilla conoce la repercusión que pueden tener sus palabras y, con sus contundentes declaraciones, lo que consigue es echar encima más basura al Madrid. Decimos más porque el asunto ya está calentito con la entrada de Fede Valverde a Morata en la final de la Supercopa de España disputada en Arabia Saudí.

Monchi campó a sus anchas por el Santiago Bernabéu en una tarde de perros en lo climatológico y lo arbitral. El famoso director deportivo apareció por el túnel de vestuarios en el final de la primera parte. Hizo acto de presencia en el césped, encorbatado, con actitud desafiante. Indignado por el gol anulado a De Jong en un saque de esquina que el el árbitro (Martínez Munuera) dio como legal y luego anuló cuando lo revisó en el monitor. Llegó a la conclusión que era falta de Gudelj a Militao. Vio intención en el bloqueo para obstruir al central brasileño del Madrid. Lo que indignó a Monchi y le dio pie a salir al césped para presionar al árbitro cuando se marchaba a los vestuarios.

La indignación de Zidane

Luego llegaron esas declaraciones de las que habla todo el mundo… “igual salgo al campo y saco al equipo”. Asumió todo el poder del presidente José Castro para actuar sin filtro. Es lo que sorprende y molesta en el Real Madrid. Comprobar como Monchi pisó los charcos para embarrarse. No tuvo tacto. “Lo que dice Monchi es su responsabilidad. No soy quién para decirle si tiene razón o no, pero me parece un poco fuerte lo que dijo”, es la respuesta de Zidane para contrarrestar las acusaciones del ejecutivo del club hispalense. Hacía tiempo que no se veía al entrenador del Real Madrid meterse a fondo en asuntos espinosos. Se sintió provocado por Monchi y profundizó. Se mojó con la polémica del partido en el gol anulado y el de la igualada: “Es un bloqueo y hay falta claramente. En el gol del empate hay mano (de Munir). No hay que quejarse”.

Las relaciones entre el Real Madrid y el Sevilla son correctas si nos atenemos a la última operación que hicieron con la cesión de Reguilón. Hace un año hubo un conflicto con el fichaje de Mariano que tenía encarrilado el Sevilla. Acabó en el Madrid por la cláusula de tanteo con el Lyon. Las chispas saltan ahora por lo que se considera un duro ataque de un ejecutivo que tuvo un comportamiento excesivo. Se comprende la reacción y el enfado de Lopetegui. El ex-entrenador del Real Madrid comentó: “No llegó a entender por qué se anula el gol. Este tipo de decisiones han ido en contra nuestra. Ha sido una acción de un golazo y no lo puedo entender”.

Son asumibles desde el prisma de un entrenador afectado por la derrota. Lo de sacar al equipo del campo es ya una rajada de un dirigente que se metió en él en el final de la primera parte. Habrá qué preguntarse qué habría pasado si Emilio Butragueño, por ejemplo, o José Ángel Sánchez (director general ejecutivo del Real Madrid) bajan al césped. No vale todo y la prueba es cómo saltó Zidane a por Monchi.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
63 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios