el examen de la báscula

El nuevo Hazard (seis kilos menos) y cómo en el Real Madrid vigilan el peso

Eden Hazard tiene otra silueta que le permite alcanzar los niveles de intensidad, ritmo y continuidad que exige el cuerpo técnico y vigila, con detalle, el jefe de la parcela física (Grégory Dupont)

Foto: Eden Hazard celebra, con la lengua fuera, el gol en el partido contra el Granada en el Bernabéu. (Efe)
Eden Hazard celebra, con la lengua fuera, el gol en el partido contra el Granada en el Bernabéu. (Efe)

Se ha quitado seis kilos de peso y los resultados son evidentes y satisfactorios para el Real Madrid. De 80 a 74 kg. Eden Hazard ya es ese futbolista que estaba esperando Zinédine Zidane para darle más filo al juego ofensivo de un equipo que tiene que llevar al límite a los rivales en los partidos. El belga está más ágil, rápido y explosivo. Aunque todavía le falta acabar los partidos con menos fatiga y, sobre todo, completarlos. Los avances de la dieta (comer en menos cantidades) y el esfuerzo (entrenar más fuerte) son patentes. Zidane se ha propuesto poner en forma al belga y la única manera de conseguirlo es darle continuidad en los partidos para que tenga ritmo y quitarlo en el último tramo cuando ve los síntomas de estar fundido.

Eden Hazard tiene otra silueta que le permite alcanzar los niveles de intensidad, ritmo y continuidad que exige el cuerpo técnico y vigila, con detalle, el jefe de la parcela física (Grégory Dupont). Ha llevado un tiempo largo ponerle en un peso que se considera el recomendado para garantizar un alto rendimiento y comprobar que, en forma, es el futbolista desequilibrante que necesita el equipo. En el partido en Ipurua, hace dos semanas, dio señales de una mejoría física. A la velocidad que realizó la jugada hasta la línea de fondo, tras recorrer más de medio campo y driblar a dos adversarios que le salieron en su galopada, se la señala como la prueba del mejor Hazard. Aún así, Zidane le volvió a sustituir. Lo hizo en el minuto 71 para dar entrada a Vinicius, con más frescura.

Hazad se va por velocidad de dos rivales en el partido contra el Eibar. (Efe)
Hazad se va por velocidad de dos rivales en el partido contra el Eibar. (Efe)

No se consigue una buena silueta de un día para otro, pero en el Real Madrid había cierta preocupación por los kilos de más con los que aterrizó el fichaje estrella de la temporada. Lo confiesa él mismo en una entrevista en L’Equipe con unas palabras que confirman las sospechas que había con su sobrepeso. “En un mal día peso 77 kilos, pero este verano llegué a pesar 80 kilos”, reconoce Eden Hazard. En la pretemporada no se le vio, precisamente, sobrado de físico sino todo lo contrario y fue criticado por su lentitud y falta de desborde. Los aficionados y personal del club se llevaron las manos a la cabeza en algunos partidos, como por ejemplo la derrota en el derbi de New Jersey. El argumento de estar en un periodo de adaptación y tener que conocer el juego de sus nuevos compañeros demoró lo que realmente era un problema. Hazard tiene tendencia a coger peso con facilidad si no es riguroso con su alimentación.

Los consejos de Zidane

La mejoría se empezó a ver en la victoria en Estambul contra el Galatasaray. Hazard tenía más energía en sus piernas, se recuperaba mejor de los esfuerzos y era un jugador con brío. Empezaron a verse otros movimientos más verticales: velocidad, anticipación y cambios de ritmo. Aún así, Zidane le volvió a sacar del campo pasado el minuto 70. Estaba fatigado y reventado, pero había un progreso. Los resultados de una mejor alimentación, los entrenamientos cada vez más exigentes y la disciplina han logrado el ‘milagro’. Hazard se ha tomado en serio los consejos y las recomendaciones de Zidane y sus colaboradores. Con Zidane tiene una sintonía perfecta. En la época que tuvo a Mourinho en el Chelsea se produjo algún enfrentamiento privado por el asunto de la báscula y su peso. Hace unos días comentó un ex compañero en el equipo londinense, John Obi Mikel, que el belga “es el jugador más vago con el que he jugado”. En la misma entrevista, en ’BeinSport Turquía’, decía Obi Mikel que tiene un talento increíble y hace lo que quiere con el balón.

Los descuidos con su forma física están presentes y en el Real Madrid se puso en alerta a la plantilla, desde los malos resultados de la pasada temporada, para que fueran más profesionales. El peso se vigila. Se examina quién se cuida de forma más minuciosa. Marcelo e Isco sufren los mismos problemas que Hazard cuando se abandonan como se exige a un deportista de alta competición. Marcelo se lo tomó muy en serio y estuvo mostrando durante el verano fotografías, en sus redes sociales, de los abdominales. No se descuidó para llegar en forma a la pretemporada. Zidane le da mucha importancia a la forma física y mira con detalle cómo está cada jugador físicamente para cada entrenamiento y partido. Benzema es uno de los ejemplos, que se ponen en el Real Madrid, de atleta que ha entendido que hay que ser más cuidadosos con la alimentación según vas cumpliendo años. Los jóvenes, como Vinicius (está en 73 kg.) o Rodrygo (64 kg.) no tiene problemas. Ni Jovic, al que ven como un jugador macizo. Pero Hazard ha tenido que pasar un plan exigente para perder peso y ya se empieza a ver su mejor versión.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios