responde a la federación francesa

El calentón de Karim Benzema y el refugio de su familia

Parecía predestinado a estrellarse por los escándalos extradeportivos, pero ha sabido sentar la cabeza, centrarse y madurar con la confianza de Florentino Pérez y Zidane

Foto: Benzema celebra un gol sacando la lengua en el partido contra el Leganés en el Bernabéu. (Efe)
Benzema celebra un gol sacando la lengua en el partido contra el Leganés en el Bernabéu. (Efe)

El mejor Benzema ha conseguido reabrir un debate que en Francia estaba cerrado. No se comprende cómo sigue sin tener un sitio en los planes del seleccionador Didier Deschamps cuando está en su plenitud. A su capacidad para generar fútbol, principal característica desde que llegó al Real Madrid y se puso al servicio de Cristiano Ronaldo, suma la pegada. Benzema evoluciona a goleador pasada la treintena. Nunca es tarde si se trata de un futbolista que da señales de estar maduro en lo profesional y personal. Este cambio del francés tiene varias explicaciones y empieza a incomodar a Deschamps. En Francia hacen encuestas en las que el '9' del Real Madrid recupera el honor y el crédito perdido después de ser apartado de la selección por el 'caso Valbuena'.

Sigue sin haber sentencia sobre el turbio asunto en el que se vio implicado con la extorsión al futbolista Mathieu Valbuena. La imputación fue el motivo por el que la federación de fútbol de su país quiso ejemplarizar y le cerró las puertas de la selección. Lo que era un castigo por tener un juicio pendiente ha derivado en una cuestión personal. Deschamps se refiere ya a una decisión deportiva al hecho de seguir sin contar con el mejor Benzema. El delantero acusó de racista al seleccionador. Ha sido imposible que firmen la paz.

Tampoco lo ha hecho con el presidente de la federación. Este sábado, Noël Le Graët declaró en 'RMC Sports' que no hay ninguna opción de que vuelva a la selección. "Es un gran jugador, jamás he puesto en duda sus cualidades. Es más, en el Real Madrid está demostrando ser uno de los mejores en su puesto. Pero la aventura de Francia está acabada para él", dijo. Horas después, el delantero madridista le respondió en Twitter: "¡Noël, creía que no interferirías en las decisiones del seleccionador! Yo y solo yo pondré fin a mi carrera internacional. Si crees que he terminado, déjame jugar en uno de los países para los que soy elegible y veremos".

Deschamps no quiere saber nada de Benzema en un momento en el que el delantero del Real Madrid recupera la confianza de sus compatriotas, lo que le sirve al futbolista para tener la conciencia tranquila y restablecer su honor. Ha tenido momentos críticos por verse excluido de la selección. No acudió al Mundial que ganó Francia en Rusia y lo sigue pasando mal cuando llega el parón y sus compañeros se marchan con las selecciones. Se refugia en su familia. El Karim Benzema que parecía predestinado a ser un juguete roto por los escándalos extradeportivos (accidentes de coche, multas por exceso de velocidad, diferentes relaciones con mujeres, el ‘caso Valbuena’…) está centrado. De sospechar a que no haría una larga carrera en el Real Madrid a convertirse en un referente.

Los consejos de su padre

Benzema ha sabido rectificar después del palo que se llevó con el 'caso Valbuena'. Le ha venido bien, como escarmiento, para conocer quiénes eran sus amistades (peligrosas) y cómo iba a echar su carrera a perder si no se centraba. Ha dado un giro, apoyado por Florentino Pérez y Zinédine Zidane, y ha encontrado la madurez personal y profesional. El futbolista que transmitía una sensación de frialdad y apatía en el césped sufre una transformación. Es uno de los referentes del Real Madrid desde que asumió el papel que le correspondía en un equipo que se quedó sin su estrella: Cristiano Ronaldo. Ha pasado de jugar para el portugués a que Eden Hazard y sus compañeros le busquen para asociarse y finalizar las jugadas. Consejos que siempre le dio su padre (Hafid) y con el que discutía de fútbol. Para Benzema, disfrutar de este deporte era dar asistencias. Su padre le regaña cuando tenía la ocasión de disparar a portería y prefería dar un pase. "Es un chico que necesita confianza", relata Hafid.

Ha madurado en lo personal desde que nació su segundo hijo, Ibrahim, en Madrid en mayo de 2017 y se casó con la modelo francesa Cora Gauthier. Tiene otra hija mayor, Melia, con Chloe de La Unay. El Benzema más familiar, centrado en los hijos, casero y concienciado de sus errores, experimenta una mejoría como profesional en el Real Madrid. Tiene contrato hasta 2021 y en el club plantean la posibilidad de renovar un año más. La relación con Florentino Pérez es excelente. Igual que con Zidane. Presidente y entrenador apostaron por reforzar la confianza en un chico que había cometido errores y al que había que recuperar. Escucharon su arrepentimiento y no tenían dudas de que era un talento diferente y con un margen de progresión alto si sentaba la cabeza. No volvió a protagonizar escándalos.

Benzema saluda al público del Bernabéu. (EFE)
Benzema saluda al público del Bernabéu. (EFE)

Pero le falta recuperar un sitio en la selección de Francia y no tira la toalla. Sigue convencido de que algún día puede acabarse lo que considera un veto. Parece difícil, por no decir imposible, mientras esté Deschamps en el banquillo. "Su elección no sería buena para el equipo nacional", comenta el seleccionador. Zidane, un referente en Francia, se posiciona: "Es el mejor. Él siempre ha querido jugar con el equipo nacional. Yo no sé exactamente lo que pasa. Para mí es el mejor futbolísticamente y tendría hueco. El resto yo no lo controlo". Su técnico en el club ‘presiona’, en la medida de lo posible, a Deschamps (fueron compañeros de selección en la Francia campeona del mundo en 1998). "Su papel es hablar así", le contesta Deschamps. ZZ hace todo lo posible para recalcar el valor de un delantero que considera moderno y en plenitud. "Ha pasado el tiempo y ya es historia. Queremos a los mejores y Benzema es uno de ellos", dijo en 'RMC Sports' el exinternacional francés Christophe Dugarry, otra de las voces discordantes. El debate no está cerrado.

Entre los aficionados del Real Madrid que dudan de su categoría como goleador, Benzema recupera crédito después de sus últimas actuaciones y registros. En la victoria en Eibar superó a Ferenc Puskás y es el sexto máximo goleador en la historia del Real Madrid en la Liga (157 tantos). El rendimiento no pasa desapercibido en Francia, donde no juega con la selección desde el 8 de octubre de 2015. Hasta ese día se quedó en 81 partidos y 27 goles. Mientras, su exequipo, el Olympique de Lyon, plantea su regreso para que acabe su carrera en Francia. Algo que parece complicado porque Benzema dice estar en el mejor club del mundo, quiere renovar y se siente querido en España.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
5 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios