las consecuencias de la lesión del galés

El sablazo de Gareth Bale al Real Madrid de 1,2 millones de euros

El Real Madrid quiere garantías de que Bale está en condiciones de jugar con Gales. El seleccionador, Ryan Giggs, cuenta con el futbolista. El lío de la lesión no compensa en el club blanco

Foto: Gareth Bale, antes del fatídico 3-0 del PSG al Real Madrid. (EFE)
Gareth Bale, antes del fatídico 3-0 del PSG al Real Madrid. (EFE)

Al Real Madrid le sale poco rentable la última lesión de Gareth Bale. El galés asegura a su seleccionador, Ryan Giggs, que está en la recta final de la recuperación y parece dispuesto a jugar los dos partidos de clasificación para la Eurocopa de 2020. Decisivos para Gales. Se enfrenta a Azerbayán y Hungría. De hacerlo, como no tienen dudas en su país, habrá estado un total de 34 días de baja. Sin jugar con el Real Madrid desde que se lesionó en el último parón. Fue el 14 de octubre en un encuentro contra Croacia. El sueldo de Bale en el Real Madrid es de 1,2 millones de euros netos al mes. La indemnización que puede percibir el club es ridícula y estaría en poco más de 100.000 euros, según el acuerdo que tienen firmado la Asociación de Clubes (ECA) con la FIFA para cumplir con el Programa de Protección cuando ceden a los internacionales.

Esos poco más de 100.000 euros son la parte que le correspondería al Real Madrid si Bale recibe el alta a partir de que se cumplan los primeros 28 días de baja. Han pasado 24 días desde la lesión hasta el partido de este miércoles contra el Galatasaray. Zidane no le ha incluido en la convocatoria y, por sus palabras, parece difícil que esté disponible para el encuentro de este sábado contra el Eibar (serán 27 días). A partir de la semana que viene se activa el Programa de Protección y el Real Madrid podrá reclamar una indemnización de 20.548 euros diarios (a partir del día 29). La cifra será irrisoria si Bale juega el 16 noviembre contra Azerbayán o tiene ya el alta médica de la Federacion de su país. Algo que tiene que corroborar el Real Madrid y dar su aprobación.

Gareth Bale es atendido por el médico de la Selección de Gales. (Reuters)
Gareth Bale es atendido por el médico de la Selección de Gales. (Reuters)

El siguiente encuentro de Gales es contra Hungría el 19 de noviembre. Un mal negocio para el club blanco si finalmente juega con su Selección. Bale no habrá estado disponible para el Real Madrid en el último mes, querrá forzar para los decisivos encuentros de clasificación para la Eurocopa, se arriesga a una recaída y la cifra de compensación no cubre el sueldazo de los más de 1,2 millones de euros netos al mes que se embolsa el futbolista mejor pagado de la plantilla. El último encuentro de Bale en el Real Madrid fue contra el Granada (5 de octubre) en el Bernabéu.

El club pedirá garantías

El milagro que busca Gareth Bale es poder llegar a jugar estos dos partidos claves con Gales y así se lo ha hecho saber al seleccionador Ryan Giggs. En este último mes ha estado recuperándose de una lesión en el sóleo y se han dado informaciones contradictorias. Giggs comenta que no es nada importante y llegó a manifestar que se trataban de unos calambres. Bale no da permiso para que el Madrid comunique la lesión. Realiza un viaje a Londres y alega motivos personales. Zidane comenta que el permiso se lo ha dado el club. El jugador no está entrenando todavía con el grupo y atiende a sus sensaciones para intentar llegar a los partidos de Gales. El Madrid no puede impedir que se concentre con su Selección, pero va a pedir garantías y si hay una nueva lesión tiene que exigir responsabilidades.

La sensación que produce es la de una tomadura de pelo. Bale entrena con el Real Madrid para intentar jugar con Gales. Va para un mes de baja y la compensación que puede recibir su club es insignificante. A ello se unen dos capítulos que no ayudan a recuperar la imagen de un futbolista que tiene que estar comprometido. Abandona el estadio Santiago Bernabéu, contra el Leganés y el Betis, después del minuto 80. No incumple el reglamento de régimen interno, pero demuestra una falta de interés por conocer el resultado final (se perdió el gol de Luka Jovic contra el Leganés y el desenlace del empate contra el Betis). A pesar de que Zidane le intente justificar no está bien vista esta actitud en un jugador que se queja en el Madrid de sus molestias y, a la vez, da esperanzas a su seleccionador de poder jugar con Gales.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios