empate a uno del atlético ante el alavés

Álvaro Morata mete en crisis a Diego Costa y Lucas Pérez en apuros a Simeone

La crisis de Diego Costa coincide con el estallido goleador de Álvaro Morata. El exmadridista lleva tres goles en los tres últimos partidos, aunque este ante el Alavés no sirvió para ganar (1-1)

Foto: Morata disparando para hacer el primero del partido. (EFE)
Morata disparando para hacer el primero del partido. (EFE)

Simeone hace todo lo posible para que Diego Costa no se le derrumbe. Lo quiere rescatar porque le considera una de las banderas de su estilo, pero no es posible. A Costa no le llega ya con la garra y la ‘mala leche’. Su problema es más grave y tiene que ver con la pegada. Más profundo de lo que parece porque ya no es que no haga goles sino que tiene serias dificultades para disparar entre los tres palos. Con esta versión tan pobre es imposible que el Cholo pueda aguantar más tiempo a Costa en el campo. En el empate de este martes contra el Alavés (1-1) fue quitarle y llegar el gol de Álvaro Morata. A pase de Correa. La sociedad que funcionó y derribó al Athletic en el Wanda Metropolitano mezcla mejor sin el delantero hispanobrasileño.

La crisis de Diego Costa coincide con el estallido goleador de Álvaro Morata. El exmadridista lleva tres goles en los tres últimos partidos (Bayer Leverkusen, Athletic Club y Alavés). En dos de ellos (Leverkusen y Alavés) saliendo desde el banquillo. La facilidad para marcar de Morata contrasta con el bloqueo que tiene Costa. Cuando un delantero entra en crisis tiene más repercusión que cualquier otro jugador de campo. Por aquello tan simple de que un goleador vive de sus tantos y solo tiene como excusa la mala suerte. No es el caso de Costa porque se pierde en las refriegas y no tiene puntería.

El golazo de Lucas Pérez

El debate que está abierto en el Atleti es si el equipo juega mejor sin los dos delanteros centros (Morata y Costa) y solo necesita a uno. Los últimos resultados dicen que el juego gana en profundidad y definición con uno. Y ese es Morata. Refuerza el papel de Correa, un peligro por su movilidad entre líneas. Aun así, la mejoría del Atleti con la entrada de Álvaro Morata no sirvió para que los rojiblancos ganaran el partido. Morata tuvo un uno contra uno para cerrar el partido, pero envió el balón al cuerpo de Pacheco. Luego pudo sentenciar Correa y tampoco tuvo efectividad. Perdonó el Atleti y empató Lucas Pérez con un misil. Un disparo lejano que superó a Oblak. El portero esloveno es capaz de parar lo más difícil, pero no hace milagros en todos los partidos. Estuvo blanda la defensa en la jugada individual de Lucas Pérez.

El pisotón de Llorente

Los señalados en el empate en Vitoria son Diego Costa y Marcos Llorente. No arranca uno de los fichajes de Simeone y, lo peor, es que cuando le dan una oportunidad no la aprovecha. Marcos Llorente decepcionó en el empate en Mendizorroza. Era su día. Jugaba en el campo donde elevó su nivel y le sirvió para regresar al Real Madrid. En Vitoria echan de menos a Marcos Llorente, pero en el Real Madrid empiezan a pensar que se hizo un buen negocio con la venta (40 millones de euros) al Atlético de Madrid. El ‘culpable’ de la salida es Zidane. No puso interés porque se quedara y hay quien le reprocha que cometió un error por quedarse con Casemiro como único mediocentro.

El caso es que a Marcos Llorente le está costando tirar la puerta del Atleti. Juega poco en un equipo donde se consolidan Thomas, Saúl y Koke (hasta hace unos días pitado por un sector de la afición rojiblanca). El señalado ahora es el ‘Lechuga’ (como se le conoce a Marcos Llorente por esa dieta ‘paleolítica’ que le convierte en un jugador fibroso, seco y musculoso). No tiene grasa. Pero tampoco tiene inspiración ni genera fútbol.

Marcos Llorente fue protagonista por una acción para la polémica. Entró por detrás a Lucas Pérez, a la altura del talón de Aquiles, y el árbitro (Estrada Fernández) no le explusó. Le mostró la tarjeta amarilla en una acción que confirma el cambio de criterio de los colegiados. Han bajado el castigo. En la primera jornada, por la misma acción, expulsaron a Luka Modric en Vigo. Ahora se juzga de otra manera. Marcos Llorente se quedó con la amarilla y al Cholo no le pareció gustar. Le quitó en el descanso y metió en el campo a Thomas.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios