más tensión con el brasileño

Los 40 millones de la discordia entre Neymar y el Barça o por qué han perdido el juicio

A juicio. Neymar y el Barcelona no llegan a un acuerdo en el acto de conciliación sobre el pago de los 40 millones de euros que figuraban como prima de renovación con el club catalán

Foto: Neymar, con gesto serio, durante un partido con el Paris Saint Germain. (Efe)
Neymar, con gesto serio, durante un partido con el Paris Saint Germain. (Efe)

La situación se puede calificar de rocambolesca, aunque tiene tintes surrealistas. Neymar y el Barcelona han perdido el juicio. El primero estaba como loco por regresar al conjunto azulgrana y el club que preside Bartomeu activó la maquinaria para hacer posible el retorno. Después de un verano turbulento, con negociaciones que no llegaron a ningún lado por la negativa del Paris Saint Germain, el escenario se vuelve a poner tenso. El triste final de Neymar acumula un capítulo más. En esta ocasión entre Neymar y el Barcelona. Las dos partes siguen adelante con el proceso judicial que se inició desde que Neymar pagó la cáusula de rescisión para fichar por el PSG. No hay acuerdo en el acto de conciliación entre los abogados del Barcelona y los de Neymar. Los 40 millones de euros de la discordia, la cantidad que figuraba en el contrato de renovación entre el futbolista y el club catalán, los tienen enfrentados.

Neymar reclama los 26 millones de euros que le restan por cobrar de la prima de renovación. El Barcelona, por su parte, reclama los 14 millones de euros que le pagó en su momento cuando se prolongó el contrato. Ninguna de las dos partes cede. Neymar, un dolor de cabeza para Bartomeu, quiere cobrar todo el dinero más los intereses y el club catalán pide los 14 millones más los perjuicios ocasionados y alega que hay un incumplimiento del contrato. La postura del Barcelona sigue siendo firme cuando califica de ruptura unilateral la marcha de Neymar al Paris Saint Germain. Quedaría anulada la prima de renovación cuando no se ha cumplido la totalidad del contrato. Los abogados de Neymar se agarran a la cláusula por la que entienden que se tiene que ejecutar desde el mismo momento en el que se produce la firma. Sin que por ello tenga que intevenir el hecho de haberse ido al PSG.

Neymar, sentado en el césped, en un partido con el PSG de esta temporada. (Efe)
Neymar, sentado en el césped, en un partido con el PSG de esta temporada. (Efe)

Parecía que podía haber voluntad de llegar a un punto de encuentro después de un verano en el que Neymar se acercaba al Barcelona con su deseo de volver a jugar al lado de Messi y Luis Suárez. Era uno de los reproches que se le hacía a Josep María Bartomeu y sus directivos. ¿Cómo podía negociar la vuelta de un jugador que tenía una denuncia contra el Barcelona? El presidente siguió para delante, quizás con la idea de que se podría anular el juicio. No ha sido así. Neymar no está en el Barcelona y reclama su dinero. El Barça no cede y no está dispuesto a que el brasileño se vuelva a salir con la suya.

De fiesta en una discoteca

Neymar puede haber perdido su última oportunidad de regresar al Barcelona. Si ya había recelo en su fichaje y los aficionados no le querían porque las formas en las que abandonó el club, el hecho de que se vaya a celebrar el juicio le deja sin apoyos. Messi, su gran defensor, el que ha manifestado que con él serían más fuertes dentro del campo, tiene más complicado convencer a la directiva y los seguidores que Neymar merece vestir la camiseta azulgrana. El clan Neymar hace tiempo que dejó de estar en el corazón del barcelonismo. Incluso cuando llega a Barcelona el día antes del acto de conciliación y se filtra que no acude a la cita porque estuvo de fiesta por la noche. Se vio con su amigo Arthur. Después, Neymar siguió la noche en una discoteca.

Pocos fans le quedan a Neymar del Barcelona con este último capítulo. Cero pasiones. Y más cuando aparece la irrupción de un chico como Ansu Fati (que asesora el hermano de Messi), que con solo 16 años provoca ilusión y alegría por su fútbol descarado y ofensivo. La falta de compromiso que han tenido los Neymar produce rechazo. Las ganas por comerse el mundo y triunfar en el Barça de Ansu Fati es lo que quiere la directiva, los socios y la afición.

La situación se hace más difícil de comprender cuando Neymar, según 'Ser Catalunya', puso una condición para renunciar a la prima de fichaje. Quería por escrito que el Barcelona le asegurara que iban a volver a intentar su fichaje con más éxito. La sospecha que tiene es que Josep María Bartomeu no fue con toda la artillería para convenver al PSG en las diferentes negociaciones.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios