el delantero venido a menos

El fallido plan de Mariano en el Real Madrid y por qué lo tiene crudo con Zidane

Mariano se propuso no escuchar ofertas y resistir para convencer a Zidane de que tiene sitio en el Real Madrid. Se lleva un nuevo palo. El entrenador ni le convoca para el partido contra el PSG

Foto: Mariano, con gesto serio, en un entrenamiento con el Real Madrid en la pretemporada. (Efe)
Mariano, con gesto serio, en un entrenamiento con el Real Madrid en la pretemporada. (Efe)

En poco más de un año ha pasado de llevar el dorsal '7' que dejó Cristiano Ronaldo a ser el último delantero para Zidane. Mariano Díaz Mejía se ha llevado otro palo con la decisión del entrenador francés, que justifica como técnica, de no ir ni convocado al partido del Real Madrid contra el Paris Saint Germain de este miércoles. Otro freno más para el futbolista que menos cuenta para el francés. El entrenador prefiere en la expedición para el estreno de la Champions al joven brasileño Rodrygo. El plan de Mariano tiene visos de ser un fracaso: se agarró con fuerza a su contrato, rechazó todas las propuestas de diferentes equipos y le comentó a Zidane que estaba seguro de que acabaría teniendo minutos para convencerle. El problema es que el entrenador no tiene entre sus planes darle oportunidades. Se lo dejó claro en la pretemporada y lo confirma en este inicio de la Liga, donde no ha jugado ni un solo minuto en las cuatro jornadas, y tampoco tiene sitio entre los convocados que viajaron a París.

Mariano está convencido de que su sitio está en el Real Madrid y que no se tiene que ir porque le ha costado mucho llegar al lugar donde soñaba. En su etapa en el Olympique de Lyon destacó por su olfato goleador. Uno de los mejores en Francia. Florentino Pérez decidió que, ante el vacío que dejaba Cristiano Ronaldo, era la ocasión de ejercer el derecho de tanteo e igualó la oferta del Sevilla. Pagó 20 millones de euros y Mariano asumió la responsabilidad que suponía llevar el '7' de Cristiano Ronaldo. Su temporada estuvo en sintonía a la del resto del equipo. Mala y lastrada por las lesiones. Lo que provocó que el club buscara un refuerzo para la delantera y se lanzara a por el fichaje de Luka Jovic. No solo se incorporaba el serbio, por el que se pagó 60 millones de euros, sino también Rodrygo, con un coste de 45 millones. Un total de 105 millones en dos nuevos delanteros que harían competencia a Mariano.

Rodrygo celebra un gol en pretemporada. (Efe)
Rodrygo celebra un gol en pretemporada. (Efe)

Entre los transferibles de Zinédine Zidane estaba Mariano, pero el jugador debió pensar que si resistía (como Bale y James) acabaría por no salir y terminaría jugando. Es pronto para conocer qué futuro le espera en este Real Madrid, pero su situación es mala. A Zizou le sobran delanteros y confía, en especial, en Benzema. El delantero francés está en un momento de esplendor (cuatro goles en cuatro jornadas de Liga) y resulta intocable. Las nuevas apuestas del club son Jovic y Rodrygo. Está, además, Vinicius, que sin ser delantero centro tiene ventaja. Mariano lo tiene crudo con ZZ.

Un 'no' a las ofertas

Este verano ha ido rechazando todas las ofertas, con distintas fórmulas, que le llegaban. De cualquier tipo: cesión, compra, cesión con opción de compra y la de compartir su alta ficha (4 millones de euros) entre dos clubes. Se interesaron la Roma, Mónaco, Sevilla y el Schalke 04. No quiso saber nada y se aferró a su deseo de quedarse en el Real Madrid. Está convencido de que tiene el nivel para jugar en este equipo y ser uno de los goleadores. Pero las decisiones de Zidane le perjudican. Algo extraordinario tiene que suceder para que empiece a tener minutos.

Verse fuera de la expedición de París es un mazazo cuando el equipo tiene bajas por lesión (Marcelo, Modric, Fede Valverde, Isco y Brahim Díaz) y sancionados (Sergio Ramos y Nacho). Zidane ha preferido antes a Rodrygo que Mariano. Se lleva a París a Adrián de la Fuente, otro canterano ante las bajas en defensa. Un central del filial que estuvo en la pretemporada, disfrutó de minutos en partidos y ya fue convocado por Solari cuando se hizo cargo del equipo en el partido de Copa en Melilla. Mariano no tiene hueco en los planes de Zidane y lo peor está por llegar si cae en el ostracismo. Si deja de jugar se devalúa. Tendrá que esperar a la próxima ventana de fichajes, la que se abre en el mes de enero, para plantearse si le conviene una salida o seguir en el Real Madrid sin oportunidades.

Mariano (26 años) tiene contrato hasta junio de 2023. Podría haber adoptado la postura que tomaron los otros dos delanteros (Raúl de Tomás y Borja Mayoral) con los que no contaba Zidane. Raúl de Tomás fue traspasado por 20 millones de euros al Benfica y Borja Mayoral entendió que era imposible competir por un puesto y está cedido en el Levante. Hizo un gol en su regreso al Bernabéu. Mariano se cerró en banda y su plan para apostar por quedarse en el Real Madrid no funciona. El dorsal '7' se lo quitaron en verano para dárselo a Eden Hazard.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios