el cholo prescinde de la fantasía

Los lujos que no quiere Simeone en el nuevo Atlético de Madrid (aunque llegue Joao Félix)

Las reflexiones de Simeone, en Buenos Aires durante sus vacaciones, confirman que en el estilo de un equipo que ya no tiene a Griezmann va a primar el corazón y una fuerte mentalidad

Foto: El Cholo Simeone dando instrucciónes en un Atlético - Valladolid. (EFE)
El Cholo Simeone dando instrucciónes en un Atlético - Valladolid. (EFE)

No esperen un Atlético de Madrid de fantasía con la incorporación de Joao Félix. Hay muchos partidos a lo largo de la temporada en los que uno se puede aburrir viendo un juego espeso, plomizo y alejado de lo divertido. El Cholo anuncia, entre sus reflexiones veraniegas por Argentina, que el primer mandamiento sigue siendo dejar la portería a cero. Con un gol es suficiente para ganar si eres capaz de no encajar. Con el mejor Oblak y una excelente estrategia motivadora, donde prima lo colectivo y defensivo, tienes posibilidades de llevar adelante la propuesta de Simeone. La clave, lo conveniente, es ser contundentes porque, aunque el aficionado no lo valore, es el pan de cada día para que los futbolistas tengan confianza. Ganar por encima de jugar bonito.

Lo que quiere decir Simeone es que los futbolistas que estén en el nuevo Atlético, que ya no tiene a Griezmann, se metan en la cabeza que los partidos se sacan adelante con el corazón, mucho compromiso y una mentalidad fuerte. Las claves pasan por tener una buena defensa, altísima concentración, máxima intensidad, solidaridad en los esfuerzos… La táctica de no disfrutar con la pelota cuando el sacrificio es la mejor recompensa. No es algo nuevo en el manual de un entrenador que renuncia a ser vistoso y tiene en la cabeza un lema: “El trabajo, paga”.

[La revolución de Florentino Pérez con el fútbol femenino]

El estilo pobre de Simeone parece avivar su ingenio. Es lo que vuelve a transmitir un entrenador que siente el fútbol desde la rebeldía del que no le importa asumir el papel de pequeño ante el poderoso. El rico, es el dominante. El multimillonario se puede permitir el lujo de jugar bien, “lindo”, como asegura, pero el pobre debe utilizar otros mecanismos y estrategias para lograr el triunfo. “No me gusta la zona de confort, prefiero la exigencia”, es otra de las reflexiones de un un entrenador que va a renunciar a la posesión de la pelota y no se considera peor que, por ejemplo, Guardiola. “Lo que quieren los jugadores es ganar. La posesión, al principio les encanta, pero cuando pierden cuatro partidos lo que quieren es contundencia y tener menos la pelota”, asegura en una entrevista en ‘La Nación’ sin importarle el cómo. Reitera, para reafirmarse, la idea de que está cansado de escuchar que hay que jugar bien. “Cuando llega una final todos quieren ganar y no importa el cómo”, sentencia el mismo entrenador que se encogió en el partido de vuelta contra la Juventus en la Champions. Ese día no hubo lujos, pero tampoco un buen resultado. Rebatible y debatible.

Simeone posa junto a su esposa en Argentina tras recibir una disrinción. (Efe)
Simeone posa junto a su esposa en Argentina tras recibir una disrinción. (Efe)

La épica del Cholo

Simeone no se aburre de su estilo y prefiere ganar 1-0 a 5-4. Es la demostración de un entrenador que piensa más en sí mismo que en el espectador. “Lo que es bueno es lo contundente. Lo vistoso no quiere decir que sea bueno”, es otra de las reflexiones que hace el Cholo durante su relax en su tierra. La emoción y el vértigo no tienen cabida en la filosofía de un Simeone que quiere ser competitivo con un bloque rocoso, sólido y práctico. El discurso se lo compran los dirigentes del Atlético de Madrid, que para eso le han renovado y es, junto a Guardiola, el entrenador mejor pagado del mundo. Pero aunque dé la sensación de que hay unanimidad entre los aficionados, cada vez hay más voces que reclaman un Atlético ambicioso y con más riesgo en las citas claves.

El liderazgo de Simeone es indiscutible y su figura muy respetada por una afición que venera la personalidad de un entrenador pasional que ha conseguido ganar siete títulos. Ha jugado dos finales de la Champions, celebra quedar por encima del Real Madrid en la Liga y mantiene las señas de identidad y fidelidad de un club que compite contra transatlánticos (Barcelona y Real Madrid). El presupuesto (poco más de 400 millones de euros), la mitad que los dos rivales españoles, le da más épica a la figura de Diego Pablo Simeone que regresa a la trinchera.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios