su próximo destino puede ser la real sociedad

Por qué el deseado Odegaard está siendo la cesión más larga del Real Madrid

La perla noruega llegó al Real Madrid con 16 años, en enero de 2015, y desde entonces lleva un proceso de maduración lejos del club blanco. Odegaard se plantea jugar en España para que le vean

Foto: Martin Odegaard ha jugado cedido las últimas dos temporadas y media. (EFE)
Martin Odegaard ha jugado cedido las últimas dos temporadas y media. (EFE)

Es el proceso de cocción más lento que lleva el Real Madrid con una de las perlas que tanto entusiasmaron a Florentino Pérez a finales de 2014, y por el que decidió pagar casi tres millones de euros en enero de 2015. Martin Odegaard tenía 16 años cuando se convirtió en la perla que querían algunos de los grandes equipos de Europa (Bayern de Múnich, Liverpool y Arsenal) y eligió el Real Madrid. El tiempo pasa lento para un chico que no tiene plaza en el proyecto de Zinédine Zidane. Volverá a ser cedido a uno de los equipos que elija el noruego. Entre ellos, cobra fuerza la posibilidad de que regrese a España y juegue en la Real Sociedad. Odegaard, una de las cesiones más largas en el Real Madrid, tiene entre ceja y ceja demostrar que algún día puede triunfar en el equipo blanco. Su postura es valiente y decidida para no caer en el olvido, aunque en la política de jóvenes fichajes del Madrid todo se queda viejo por muy joven que seas.

Odegaard (20 años) lleva dos cesiones y se encuentra con que el Real Madrid apuesta por otras dos perlas del fútbol brasileño: Vinícius y Rodrygo. Los dos con 18 años. Futbolistas que restan posibilidades al noruego para que Zidane dé el paso y decida quedarse con él en el primer equipo. La cesión vuelve a ser la mejor opción para un futbolista que comunica al Madrid que su objetivo es jugar y disfrutar. Cuando fichó de blanco, el 20 de enero de 2015, le prometieron la misma fórmula que a Vinícius, y que ahora pueden hacer con Rodrygo. Odegaard entrenaba con el primer equipo y jugaba en el Castilla de Zidane. Se cansó de estar en la Segunda división B y pidió salir. Tan solo llegó a disputar un encuentro con el primer equipo y fue en la última jornada de Liga cuando entró al campo, en el Bernabéu, contra el Getafe, para sustituir a Cristiano Ronaldo. Se convirtió en el jugador más joven en debutar en la historia del club, con 16 años y 157 días.

[La intranquilidad de Mourinho por no recibir una oferta]

Desde ese momento empezaron las cesiones por el fútbol holandés. Primero en el Heerenveen y la temporada pasada en el Vitesse. En este último equipo se ha visto la verdadera dimensión que puede dar si tiene minutos con regularidad y un entrenador que le dé confianza. El noruego se convirtió en uno de los futbolistas más brillantes de la competición holandesa, con un juego habilidoso, vertical y desequilibrante. A las puertas del Real Madrid llamó el Ajax para abrir una negociación que se paró cuando los dirigentes blancos decidieron que no quieren desprenderse del noruego. El Madrid rechaza propuestas de más de 20 millones de euros y dará continuidad a las cesiones hasta comprobar si tienen un jugador, que es internacional absoluto, que pueda marcar las diferencias.

Interés del Bayer Leverkusen

La siguiente estación de Odegaard puede estar en San Sebastián. El futbolista ya conoce la propuesta del club donostiarra y ha visitado las instalaciones de Zubieta para corroborar, sobre el terreno, el proyecto que tienen el presidente, Jokin Aperribay, y el director deportivo, Roberto Olabe. El otro club que compite por hacerse con la cesión es el Bayer Leverkusen, que le ofrece el caramelo de jugar la Champions. Pero a Odegaard parece que le tira la idea de mostrarse en la Liga y que le vean todos los fines de semana los aficionados españoles y, en especial, los del Real Madrid. Se quiere mostrar. La postura del Real Madrid no está clara cuando se trata de que el noruego juegue la mayor cantidad de partidos posible, y el Leverkusen se compromete a ello.

Martin Odegaard tiene contrato con el Real Madrid hasta 2021 y es uno de los futbolistas que no tienen sitio en la plantilla que está confeccionando Zidane. Ha salido Marcos Llorente con destino al Atlético de Madrid y se negocian otras operaciones para aligerar una plantilla que tiene 36 futbolistas. Entre ellos, está la opción de que Raúl de Tomás acabe en el Benfica, James en el Nápoles, Ceballos con innumerables equipos que se fijan en un centrocampista que está realizando un excelente europeo con la Selección Sub-21, Theo tiene abierta la posibilidad de recalar en el Milan… Hay una larga lista (Bale y Keylor Navas son los casos más complejos) en la que Odegaard quiere decidir lo antes posible su nuevo equipo.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios