el fichaje más complicado

La hora de Mbappé en la segunda parte de Zidane en el Real Madrid

Mbappé tiene ahora más claro que con el regreso de Zidane sí que sería el jugador franquicia en el Real Madrid si decide cerrar su etapa en el Paris Saint Germain

Foto: Mbappé en la concentración de la Selección francesa. (Efe)
Mbappé en la concentración de la Selección francesa. (Efe)

En el Real Madrid no se pueden hacer ilusiones con Kylian Mbappé y le dan pocas opciones a un posible fichaje para la próxima temporada. Pero el asunto no está cerrado si se pone en manos del propio futbolista. Vuelven a llegar informaciones al club blanco de la inquietud del francés por vestir de blanco. Es el objetivo número uno de Florentino Pérez y Zidane. Se le considera el futbolista idóneo para reconstruir un nuevo proyecto y hacer un equipo alrededor de un talento de solo 20 años que quería jugar en el Real Madrid porque así se lo transmitió al entrenador francés cuando se iniciaron las conversaciones en 2017. La operación no se concretó por diferentes motivos que hoy no serían un obstáculo. A Mbappé se le puede prometer, asegurar y poner un cheque en blanco para garantizarle que sería titular y tendría el mayor sueldo de la plantilla.

El gran problema es de sobra conocido: Mbappé es uno de los dos futbolistas franquicia en el PSG. Primero Neymary segundo Mbappé. Esto desde las perspectiva de los dirigentes. Para los aficionados franceses está por encima su compatriota que el brasileño. Neymar, en los dos años que lleva en el PSG, no acaba de conectar y generar admiración y respeto. No pone a todos de acuerdo pese a que las lesiones le hayan provocado perderse los partidos más importantes de la Champions. Mbappé sí tiene la certeza de que ahora, en la segunda etapa de Zidane en el Real Madrid, se convertiría en el futbolista franquicia de un proyecto que busca cracks. En el Madrid nadie estaría por encima de él.

Es el regreso de Zidane al Real Madrid lo que puede provocar que Mbappé se replantee su situación en el PSG. Si en 2017 acabó dando una respuesta negativa porque creía que su progresión podría frenarse en un equipo que tenía a Cristiano Ronaldo, Bale y Benzema, ahora el escenario es muy diferente. No está el portugués y el galés sería, sin lugar a dudas, el sacrificado para darle el liderazgo a un Mbappé que ha demostrado que tiene todas las cualidades para ser una estrella. Un joven futbolista que confiesa que, desde niño, era del Real Madrid y que como otros (Pogba y Hazard) se declara un admirador de Zidane.

Mbappé, un ídolo para los aficionados. (Efe)
Mbappé, un ídolo para los aficionados. (Efe)

La emoción de Florentino Pérez

El PSG no quiere desprenderse de una de sus estrellas y la mejor estrategia, según reconocen en el Real Madrid, es la de no enfadar a los jeques cataríes. Lo conveniente es estar tranquilos y esperar a que Mbappé mueva ficha de alguna manera porque en Francia empiezan a salir informaciones de que el futbolista ya no está tan feliz como hace dos años después de caer dos veces eliminado en la Champions y otros episodios. Fue multado con 180.000 euros por llegar con retraso a una charla del entrenador (Thomas Tuchel), en lo que se interpreta como un agravio comparativo cuando Neymar tiene todos los privilegios para viajar a Brasil lesionado y estar en el Carnaval.

En el Madrid dicen que hay que tener calma y no crear falsas esperanzas. Es un objetivo muy complicado y si no es este verano queda tiempo para pensar que acabará jugando en el Real Madrid. El primero que se ha emocionado es Florentino Pérez, Después de presentar a Zidane comentó que con el regreso del técnico francés "se podría hacer algo". Sería el fichaje que más ilusionaría a la afición del Real Madrid, y el presidente lo reconoce. Pero ya sabemos cómo quiere actuar Florentino. Cuando detecta que hay demasiada presión en los medios de comunicación con este asunto es capaz de emitir un comunicado oficial para no enfadar al PSG. Hoy es más conveniente que Mbappé se plantee que Zidane vuelve a estar en el banquillo –la gran baza del Madrid–, que tenga claro que Bale puede ser vendido y que sin Cristiano Ronaldo sería la gran estrella.

La últimas noticias son contradictorias en torno a la situación de un PSG que no deja claro cuáles son sus cuentas y si realmente cumple con el 'juego limpio financiero'. El Tribunal de Arbitraje Deportivo (TAS) le ha dado algo de oxígeno al cerrar una de las dos investigaciones de la UEFA. Por otro lado, se sigue poniendo en duda la procedencia de su financiación y la necesidad de que el club parisino siga teniendo que ingresar otros 150 millones de euros para cuadrar, equilibrar y pasar el filtro que exige la UEFA. Todo esto, unido al fracaso en los dos últimos años en la Champions vuelve a poner a Mbappé en el horizonte del Real Madrid.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
7 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios