El culé renunció a la Selección Española

La razón de Piqué para jugar con 'Catalunya' en la convocatoria más complicada

La selección catalana contará finalmente con solo un jugador del Barça para su enfrentamiento el próximo 25 de marzo contra Venezuela. Gerard Piqué, capitán del conjunto

Foto: Gerad Piqué será de la partida en el encuentro entre Catalunya y Venezuela. (EFE)
Gerad Piqué será de la partida en el encuentro entre Catalunya y Venezuela. (EFE)

La selección catalana contará finalmente con solo un jugador del Barcelona para su enfrentamiento el próximo 25 de marzo contra Venezuela. Gerard Piqué, capitán del conjunto culé que renunció a la Selección española tras el pasado Mundial de Rusia, será de la partida en un partido con posibles tintes reivindicativos y en el que Valladolid, Rayo Vallecano y Huesca, equipos que luchan por la permanencia, han vetado la participación de sus futbolistas por motivos deportivos y para no "correr riesgos" de lesiones. "Entiendo que haya clubes que no quieran ceder jugadores por estos motivos", ha explicado Gerard López, el seleccionador catalán, en una rueda de prensa que estaba prevista a las 12:00h del mediodía y se ha tenido que atrasar cuarenta minutos porque, según el técnico, el Huesca "nos ha avisado cinco minutos antes de empezar".

En la lista de nombres facilitada este miércoles por López destaca también la presencia de Xavi Hernández, ahora en las filas del Al-Sadd qatarí que recibirá un caluroso homenaje al ser su último encuentro con el combinado autonómico; Marc Bartra y Aleix Vidal, estos últimos en Betis y Sevilla respectivamente, que se juegan plaza europea de cara al curso que viene y Bojan Krkic, en las filas del Stoke City. En cambio, no estará Gerard Deulofeu, al que la propia entidad inglesa ha preferido no liberar pese a la solitud del futbolista, como tampoco Cesc Fábregas, del Mónaco, por lesión. Los clubes que más integrantes han aportado para este amistoso son el Girona y el Espanyol, con cuatro cada uno.


Según Gerard López, esta lista "ha sido la más complicada" que ha tenido que hacer desde que accediera al cargo en octubre del 2013. "Las últimas 24 horas han sido una locura", ha afirmado el técnico, que ha tenido que hilar fino para encontrar jugadores disponibles ante la negativa de los clubes y los compromisos de los cracks con Luis Enrique. El que no ha puesto impedimento alguno ha sido Piqué, que una vez tomó la decisión de dejar la Selección española estaba en absoluta disposición: "Ha sido una etapa muy bonita donde he tenido la oportunidad de ganar la Eurocopa y Mundial. Ahora me quiero centrar en el Barça, me quedan años aquí y quiero disfrutar muchísimo", fueron sus palabras de despedida tras Rusia 2018.

El central debutó con 'la roja' el 11 de febrero de 2009 ante Inglaterra, con victoria española por 2-0, y en total ha disputado 103 partidos, anotando cinco goles. Entró en el selecto grupo de jugadores que han disputado más de 100 choques con la 'rojigualda', con multitud de éxitos, pero en sus nueve temporadas como jugador nunca escapó de la polémica. "Piqué tendrá sus razones para jugar con la Selección de Catalunya", ha dicho este mediodía su compañero en el Barça, Jordi Alba, a preguntas de los periodistas en Las Rozas, sede de la Real Federación Española de Fútbol.

Aroma reivindicativo

A Piqué se le ha acusado en numerosas ocasiones de ser ambiguo acerca de la independencia de Cataluña y las imágenes públicas en la Diada, junto su opinión a favor del derecho a decidir, provocaron que parte de la hinchada española le silbara allá por donde pasaba. La pasada semana el jugador ya comunicó su ilusión por jugar con Catalunya este encuentro y, tras el partido de octavos de final contra el Olympique de Lyon, vivió un momento un tanto tenso con un periodista en zona mixta: "¿Tú estás orgulloso de que seamos los únicos españoles en estar en cuartos?", le repreguntó el jugador con cierta guasa.

"Es el mejor central del mundo y que venga es una ilusión y una alegría para Catalunya. Lo mimaremos para que no haya problemas pero no hay dudas que su presencia es un plus para que se llene Montilivi”, ha manifestado López tras anunciar la convocatoria definitiva. Este evento cuenta con la particularidad de que se celebrará precisamente en el campo del Girona, equipo del que es fiel seguidor Carles Puigdemont. Según Àlex Granell, capitán del combinado catalán, "este partido engloba muchos más aspectos de lo estrictamente futbolístico", algo que el seleccionador ha querido matizar: "Nosotros nos dedicamos al deporte. Tenemos el 'ok' de la Federación Española para realizar el encuentro, por lo que no veo ninguna vinculación política". Venezuela y Catalunya viven momentos convulsos y la expectación será máxima. El último partido de la Selección catalana fue ante Túnez, hace ya tres años.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
11 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios