EL BARÇA GANA 3-1 AL RAYO VALLECANO

Barcelona: Tras la política, Piqué enseña otra cara (y cómo funciona su cabeza)

Gerard Piqué abrió el marcador para el FC Barcelona, tanto de cabeza que significaba el empate ante un Rayo Vallecano que no se dio por vencido hasta los últimos minutos

Foto: Gerard Piqué celebra el empate ante el Rayo Vallecano. (EFE)
Gerard Piqué celebra el empate ante el Rayo Vallecano. (EFE)

Esta semana, Gerard Piqué ya había sacado la cabeza para recriminar un vídeo "manipulado" que el político Enric Millo tuiteó (y que tras la 'denuncia' del futbolista retiró). Este sábado por la tarde, vestido de azulgrana, su cabeza sacó al Barcelona de un inesperado mal trago ante el Rayo Vallecano. Messi botó una falta y el capitán marcó gol. Es su cuarto tanto en Liga (sexto de la temporada) dentro de la mejor temporada de Gerard sin tener como pareja a Carles Puyol. Su cabeza le permite meterse en 'fregaos' políticos, organizar la Copa Davis en Madrid, tomar decisiones en el FC Andorra, grabar documentales y enchufar a su Barça, que finalmente ganó al equipo vallecano 3-1 (Messi y Luis Suárez completaron la remontada).

"El míster me pregunta y yo digo que estoy bien". Piqué lo juega todo en Liga. "Sin Piqué se nos caía el invento", decía Tito Vilanova ya en 2011. Ahora, —al Barça con menos ADN Barça desde 2008—, parece que le ocurre lo mismo ya que el Txingurri no le da descanso ni contra un equipo que llevaba cinco derrotas consecutivas. No se fiaba, y eso que esta semana debe recibir al Olimpique de Lyon en una complicada eliminatoria en Champions. Piqué ha jugado todos los minutos de Liga, "No le afecta nada, es admirable. Lo utilizo mucho porque veo que aguanta bien”, explicó Valverde hace unas semanas.

Piqué reconoce su estado

"Me encuentro muy bien. Son rachas, cuando el equipo está bien es más fácil. Ahora me encuentro muy cómodo, muy tranquilo y con los tres objetivos en la cabeza. Queda mucho, pero pasito a pasito. El miércoles es una final porque hay que ganar", reconoció Piqué nada más terminar el partido en 'BeingSports'. No oculta su excelente momento.

Piqué rematando para hacer el empate. (EFE)
Piqué rematando para hacer el empate. (EFE)

Este año ha cumplido su décima temporada en el primer equipo, lleva más de 300 partidos en Liga y, a sus 32 primaveras, da una confianza como pocos jugadores. Luis Suárez, Dembélé, Malcom o Coutinho son algunos ejemplos de la dificultad mental por la que durante esta campaña han pasado alguna de las estrellas culés. En Piqué no ha aparecido ninguna duda: "Jugar en el Barça es muy sacrificado y, de defensa, aún más", aseguraba en agosto, tras ganar la Supercopa de España. Pues no se le nota...

Y no se le nota porque su vida no gira exclusivamente en torno al fútbol. "El fútbol hay que vivirlo las 24 horas del día", decía precisamente Gerard Piqué sobre Dembélé cuando llegó (nuevamente) con retraso a un entrenamiento. Precisamente el barcelonés, con sus negocios fuera del fútbol, es alguien que denota que tiene vida más allá del fútbol y del Barcelona. La diferencia es que a él, su cabeza, sí le da para hacerlo todo. Piqué aparenta ser el estudiante que necesita estudiar un día antes y Dembélé una semana... Cuestión de cabeza y concentración ("tiene buenos maestros al lado", decía Carles Puyol sobre Dembélé cuando cometió varios actos de indisciplina).

La remontada del Barça al Rayo

En cuanto al partido, el Rayo se adelantó en la primera mitad por medio de Raúl de Tomas, quien en el minuto 25 marcó tras un gran disparo desde la frontal del área grande, tras superar a Piqué y Semedo (0-1). Pese al dominio del Barça, a los de Ernesto Valverde les costó equilibrar el partido. Lo consiguió a seis minutos para el descanso Piqué, con el mencionado remate de cabeza la falta lateral servida por Leo Messi.

En la segunda mitad, el argentino anotó de penalti el 2-1 en el minuto 51. Fue tras un derribo de Jordi Amat sobre Nelson Semedo, quien había recibido un pase de Dembélé. Tras unos minutos en el que el partido se convirtió en un correcalles, en una contra Luis Suárez cerró el partido después de una gran acción de Rakitic. El uruguayo marcó a puerta vacía en el minuto 82 (3-1).

Ficha técnica

3 - Barcelona: Ter Stegen; Semedo, Piqué, Umtiti, Alba; Busquets (Malcom, min.85), Arthur (Dembélé, min.46), Arturo Vidal; Coutinho (Rakitic, min.80), Messi y Luis Suárez.

1 - Rayo Vallecano: Dimitrievski; Advíncula, Velázquez, Amat (Pozo, min.69), Gálvez, Alex Moreno; Imbula, Comesaña, Bebé, Álvaro (Embarba, min.80); y de Tomás.

Goles: 0-1, min.25: Raúl de Tomás. 1-1, min.39: Piqué. 2-1, min.51: Messi, de penalti. 3-1, min.82: Suárez.

Árbitro: Melero López (Comité Andaluz). Amonestó a Sergio Busquets (min.80), por parte del Barcelona.

Incidencias: partido de la jornada 27 de LaLiga Santander disputado en el Camp Nou ante 74.158 espectadores. Antes del encuentro, el primer equipo de hockey sobre patines ofreció el título de Copa del Rey a la afición.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
10 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios