abraza al delegado del real madrid

Isco arregla el estropicio con Chendo en el Real Madrid

Isco ha publicado una fotografía en el vestuario abrazando a Chendo, el delegado del Real Madrid, después de ser criticado por su desplante tras el partido contra el Alavés

Foto: Isco, en el banquillo del Bernabéu, durante el Real Madrid-Real Sociedad. (EFE)
Isco, en el banquillo del Bernabéu, durante el Real Madrid-Real Sociedad. (EFE)

Más vale tarde que nunca y de sabios es rectificar. Isco ha recapacitado después de su desplante a Chendo –delegado del Real Madrid– al final del partido contra el Alavés en el Bernabéu. "Sin duda una gran persona, es un video de tres segundos. No lo entenderéis! Abrazo señores!", publica el malagueño en su cuenta de twitter junto con una fotografía abrazando a Chendo. Los dos sonríen. El mensaje y la foto va acompañado con un emoticono de una cara que aprieta los dientes. La fotografía se ha hecho antes del inicio del último entrenamiento de cara al Clásico copero en el Camp Nou. Es la imagen del arrepentimiento después del estropicio y el lío que montó con ese desaire que captaron las cámaras de Gol.

Isco no es muy activo en la redes sociales. Pero se ha visto obligado a tener que hacer esta fotografía con Chendo para frenar el aluvión de críticas. A esta imagen negativa, cuando se retiraba del césped del Bernabéu, se unió la polémica con otra secuencia en la que se le vio apartado de la celebración del tercer gol contra el equipo votoriano. El que marcó de cabeza Mariano y en el que él participó en la jugada. Isco no estuvo efusivo y fue una prueba más del malestar que tiene con su situación. Solari le sacó en el minuto 86 contra el Alavés y pareció no gustarle demasiado el hecho de tener que jugar los últimos minutos de un partido que estaba resuelto con 2-0.

No es la primera bravata que tiene Isco desde que es suplente en el Real Madrid con la llegada de Solari. Antes ha tenido otros gestos polémicos: como enfrentarse a la grada del fondo norte del Bernabéu porque le pitaron tras un fallo o publicar una fotografía en Instagram con su silueta para preguntar si estaba o no gordo. Pero lo de Chendo es grave por tratarse del delegado del equipo y un ex jugador con un largo historial en el club. Las cámaras de televisión captaron una imagen que le hace daño. El hecho de apartar el hombro cuando Chendo se disponía a darle una palmada de celebración después de la victoria contra el Alavés. Isco, preso de su enfado y malestar, pasó al lado del delegado y tuvo una rección de mal gusto.

Obligado a pedir disculpas

En el Real Madrid han puesto todos los mecanismos para conseguir que el equipo afronte lo que resta de temporada con el mejor ambiente posible y poniendo los intereses colectivos por encima de los individuales. Hace una semana se celebró una cena de jugadores en la que los capitanes –especialmente Sergio Ramos– pidieron unión. Ramos está pendiente de Isco y entiende que puede estar dolido por haber desaparecido del equipo titular y jugar pocos minutos. Pero la obligación del primer capitán es hacerle ver a Isco que no es bueno que se produzcan este tipo de polémicas extradeportivas. No benefician al equipo.

El Real Madrid está en su mejor momento de la temporada después de encadenar cinco triunfos seguidos. Por delante tiene un calendario exigente: el Barcelona en las semifinales de la Copa del Rey, el derbi liguero en el Wanda Metropolitano contra el Atlético de Madrid, la eliminatoria en la Champions frente al Ajax de Ámsterdam... Todo un maratón de encuentros de máxima dificultad. El episodio de Isco con Chendo podía perjudicar el buen ambiente y desviar el foco de los últimos buenos resultados. Isco se ha visto obligado a tener que pedir disculpas y dar un paso más publicando una fotografía con el abrazo del delegado para desactivar la polémica.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
9 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios