DIEGO COSTA TAMBIÉN HA LANZADO ALGUNA 'PULLA'

La explicación del Atlético de Madrid a los celos de Oblak por el sueldo de Griezmann

La millonaria renovación de Griezmann creó un precedente peligroso en el Atlético. Oblak sigue sin llegar a un acuerdo. El francés es para el club una pieza estratégica de futuro

Foto: Griezmann y Oblak con el escudo del Atlético.
Griezmann y Oblak con el escudo del Atlético.

La renovación millonaria de Griezmann se le ha vuelto en su contra a Miguel Ángel Gil Marín y Enrique Cerezo. Retener a cualquier precio al futbolista francés fue, en un primer momento, celebrado y un éxito para los dirigentes y compañeros como Simeone y Godín, quienes se presentaron en el domicilio del francés después de ser pitado por la afición en el Wanda. Griezmann desechó al Barcelona y el Atlético de Madrid pasó a doblar su sueldo -de 10 millones de euros limpios a más de 23 millones-. Una operación que sigue latente en el vestuario y que ha creado un precente peligroso: los celos, comparaciones y agravios están presentes en las revisiones de contrato que tiene que afrontar el club rojiblanco, concretamente en la más urgente, la de Oblak. El Atleti, ante casos como este, tiene unos cálculos para explicar por qué la opción elegida para renovar al galo era la mejor económicamente.

Cada día que pasa en el que no se llega a un acuerdo con Oblak se interpreta como un pulso en las negociaciones. El contrato del portero esloveno finaliza en 2021 y el club dice estar tranquilo porque hay margen de maniobra y porque no ha llegado ninguna propuesta que pague los 100 millones de euros que figuran en su cláusula de rescisión. Es un caso diferente al de Griezmann ya que el Barça sí daba el paso para el pago de los 100 millones de euros que valía la 'libertad' del francés... Oblak puede ser tan importante como Griezmann, pero no está igual de cotizado. En el Atlético comprobaron que en el pasado mercado de verano -cuando Kepa se fue al Chelsea por 80 millones y Alison al Liverpool por 75- nadie optó por Oblak.

Oblak doblaría su salario: 10 millones netos

El Atlético de Madrid tiene una oferta de mejora para el meta en la que también dobla su sueldo -de 5 millones de euros limpios que gana pasaría a 10 millones-. La propuesta incluye el aumento de la cláusula de rescisión -como en el caso de Griezmann- de 100 a 200 millones de euros, un punto que no acaba de ver Oblak ya que su sueldo seguiría estando lejos del de Griezmann (cobraría la mitad que el francés con la misma cláusula).

La postura en el Atlético de Madrid es que nadie puede agarrarse o justificar una revisión de su contrato con los parámetos marcados en la renovación millonaria de Griezmann y tiene una explicación sencilla del porqué de esta operación: el Barcelona pagaba los 100 millones de euros, de los que 20 tenían que ir para la Real Sociedad y al club le quedaban 80 millones. Con ese dinero valoraron que no podían ir al mercado a fichar un futbolista del nivel de Griezmann. Habría que hacer un desembolso superior a los 120 o 130 millones de euros sin la convicción de qué jugador sería el mejor recambio. Griezmann (27 años) prorrogó el contrato hasta 2023. Acabaría con 32 años. Se puede dar la circunstancia de que antes de esta fecha pueda volver a recibir una oferta y, en este caso, sí le interese al Atlético ingresar los 200 millones de euros de la nueva cláusula. ¿Un relevo? Un primer paso fue el fichaje de presente y futuro: Thomas Lemar (23 años). Por tanto, renovar al francés -aún por 23 kilos anuales- era más económica que cualquier otra.

Oblak en el Metropolitano. (Efe)
Oblak en el Metropolitano. (Efe)

Griezmann es estratégico

La renovación de Griezmann no fue sólo una cuestión estratégica desde el punto de vista económico, sino también deportivo. Influyó que la final de la Champions en 2019 se dispute en el estadio del Metropolitano. El ambicioso proyecto para intentar asaltar esta competición pasaba por la continuidad del francés y los efectos de su permanencia en la capital española se consideran positivos porque la afición está repondiendo en todos los partidos llenando prácticamente el Wanda (siendo Griezmann uno de los principales atractivos, tal y como apuntan fuentes del club rojiblanco).

Con estos cálculos nacidos en las oficinas sobre la mejora del contrato de Griezmann no sólo se ha parado los pies a Oblak, otros jugadores como Diego Costa también recelan de la diferencia salarial con el que más cobra y ha lanzado alguna 'pulla' dentro del club (el delantero está en 8,5 millones de euros netos). Algo diferente es el caso de Diego Godín (32 años), quien acaba contrato al final de la temporada y tampoco cierra un acuerdo de renovación, pero no porque no tenga dinero por la operación de Griezmann. En el Atlético valoran las edades de los jugadores y el riesgo de las subidas con el Fair Play Financiero, norma que ha reducido a 18 la lista que puede manejar Simeone y que afectó al fichaje de Jonny Castro -acordado en cerca de 8 millones de euros al Celta- y que juega cedido en el Wolwerhampton inglés. Estratégicamente, el Atlético optó por cuadrar las cuentas con Griezmann porque era lo mejor para todos.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios