tiene ofertas de china

Iniesta ya ha comenzado a despedirse del Barcelona

Tras el partido contra el Chelsea, Iniesta dijo ante los medios que en 45 días tomará una decisión sobre su futuro. Maneja dos opciones: o seguir en el Barça o irse a China

Foto: Iniesta recibió la ovación de los aficioados cuando fue sustituido en la segunda parte del FC Barcelona-Chelsea disuptado este miércoles. (Reuters)
Iniesta recibió la ovación de los aficioados cuando fue sustituido en la segunda parte del FC Barcelona-Chelsea disuptado este miércoles. (Reuters)

Que Andrés Iniesta tenía ofertas de China era algo que se sabía desde hace tiempo. Que las estaba escuchando, también. Pero hasta que no se terminó el partido ante el Chelsea y el propio jugador dejó abiertas de par en par las puertas de su futuro muchos culés no se dieron cuenta de que el asunto va en serio. “Es algo que comunicaré primero al club y luego os enteraréis. Antes del 30 de abril (en 45 días) tomaré una decisión. Será la más honesta para mí y para el club y me quedan todavía unas semanas. Hay dos opciones: seguir o marcharme y sea la que sea será la más honesta. No cambia nada del discurso que hice cuando renové”, fueron las palabras del capitán cuando concluyó el partido. No hay, por lo tanto, nada en firme, pero algunos gestos delatan que ya ha comenzado a despedirse del Barcelona.

El principal, al margen de sus manifestaciones, fue su empecinamiento en disputar el encuentro ante el Chelsea. Iniesta se había lesionado en el bíceps femoral de su pierna derecha frente al Atlético de Madrid y aunque el club no informó del alcance exacto ni del tiempo de baja, el futbolista se empeñó en llegar a tiempo para el encuentro de Champions. La escasa ventaja de la ida (1-1) hacía que el choque fuera decisivo para el Barcelona, una mala noche hubiera supuesto decir adiós a la competición y el manchego forzó sin estar plenamente recuperado. Por un lado porque no quería perderse el que podía haber sido su último encuentro de la Champions con la camiseta del Barça. Y también porque sabía que la lesión no era tan grave como para impedirle jugar y tiene ya interiorizado el deseo de despedirse a lo grande, a la altura de su trayectoria en el club.

Iniesta forzó para llegar a tiempo al partido contra el Chelsea. (EFE)
Iniesta forzó para llegar a tiempo al partido contra el Chelsea. (EFE)

El triplete como broche de oro

Con la Liga muy bien encarrilada con ocho puntos de ventaja sobre el Atlético a falta de diez jornadas y la final de Copa ya en el bolsillo, soñar con el triplete no es una opción descabellada. Decir adiós al club de su vida, en el que lleva 21 años, levantando el trofeo de la Champions sería el broche de oro y, como la idea de marcharse es una opción real, Iniesta se arriesgó a una posible recaída de su lesión para ayudar a su equipo frente al conjunto de Conte. Disputó sólo 55 minutos y se marchó cuando el marcador ya era 2-0. “Era más o menos lo que teníamos hablado. He forzado lo que tenía que forzar. Después de este corto periodo desde que me lesioné no eran recomendables muchos minutos. Todo ha salido muy bien para que sea mínimo el impacto”, explicó. Durante el tiempo que estuvo sobre el terreno de juego trabajó a destajo para recuperar balones aunque ofensivamente estuvo más gris porque, tal y como transcurría el partido, con el Barça sin tener el dominio total del juego y el Chelsea obligado a irse arriba después del gol tempranero de Messi, todos los azulgrana se pusieron el mono de faena para presionar y detener el empuje de los ingleses. Cuando fue sustituido por Paulinho se llevó, como siempre, una gran ovación del Camp Nou.

Tras conseguir el pase a cuartos con un magnífico 3-0, Iniesta, sin embargo, aprovechó el momento para comenzar a decir adiós. Después de que los medios le preguntaran por sus sensaciones sobre el partido, Messi, su lesión, sus preferencias sobre el sorteo y hasta los aplausos a André Gomes, ante la cuestión de si había Iniesta para rato soltó que se lo está pensando y que antes del 30 de abril tendrá tomada la decisión definitiva.

Iniesta renovó de por vida su contrato con el FC Barcelona el pasado mes de octubre. (EFE)
Iniesta renovó de por vida su contrato con el FC Barcelona el pasado mes de octubre. (EFE)

Se marcharía a China gratis

Iniesta firmó el pasado mes de octubre el primer contrato vitalicio de la historia del Barcelona, asegurándose así lo que quería: poder decidir él cuándo y cómo decir adiós a su club. Tiene varias ofertas mareantes de clubes de China y se iría gratis; el Barça no percibiría dinero alguno. Como en el caso de Xavi cuando se marchó a Qatar cuando aún le quedaba un año de contrato, la entidad catalana considera que jugadores como ellos se merecen un trato preferencia y exquisito. Se lo han ganado.

Obviamente, el dinero que percibiría en China es un factor a tener en cuenta, pero no el principal. La cuestión clave es si el futbolista se ve con el físico y el ánimo como para poder continuar compitiendo al máximo nivel. “No estaré por estar”, confesó antes y después de renovar. Cuando despeje esa duda tendrá la decisión tomada al 100%, pero Iniesta es consciente de que a punto de cumplir 34 años los esfuerzos por mantenerse en la elite cada vez son mayores y prefiere marcharse por todo lo alto.

Ernesto Valverde le ha mimado, le ha devuelto los galones y le considera un jugador vital, “único”, pero también admitió tras el Chelsea que su continuidad “es una decisión muy personal que tiene que tomar él”, consciente de que Iniesta se lo está pensando. El club, por su parte, ya ha empezado a moverse con el fichaje de Coutinho y el acuerdo con Arthur.

Ni siquiera el propio futbolista sabe aún qué hará y ya ha dicho en voz alta que se da unas semanas, pero tanto su respuesta a una pregunta genérica como sus gestos dan la sensación de que ya ha comenzado a decir adiós.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios