un empresario envuelto siempre en sombras

De Iván Helguera a Anelka: la caída a los infiernos de Quique Pina

El empresario murciano, detenido por liderar, presuntamente, una trama que defraudó grandes sumas de dinero a Hacienda y lavó fondos, siempre estuvo en el ojo del huracán

Foto: En la imagen, Quique Pina. (EFE)
En la imagen, Quique Pina. (EFE)

La noticia adelantada por El Confidencial zarandeó el mundo del fútbol, aunque a muchos de los que forman parte de él no les sorprendió lo más mínimo. “Se podía esperar que sucediera en algún momento”, se deslizaba desde diferentes lugares. La detención de Quique Pina, empresario vinculado al deporte rey desde hace muchos años, por liderar, presuntamente, una trama que llegó a defraudar importantes sumas de dinero a Hacienda, además de lavar fondos con testaferros y diferentes inversiones inmobiliarias, no causó excesiva sorpresa a muchos de los protagonistas que forman parte de este mundo, ya sea de un lado u otro. De Dani Güiza a Anelka pasando por Alexis Sánchez, el profesional del fútbol estuvo metido en muchos negocios. Ahora toca esperar a que la Justicia dictamine.

La agenda del murciano se fue llenando de nombres importantes en el mundo del fútbol, gentes que le fueron abriendo puertas para entrar en un lado y otro. Algunas veces su nombre aparecía públicamente, pero otras muchas veces quedaba tapado. Participó en muchos negocios en los que se ganó la correspondiente comisión, aunque en los medios de comunicación no hubiera rastro de él. Operaciones en las que metían la cabeza —y las manos— muchos actores, complejas transacciones en las que el dinero se repartía entre varios agentes.

Una lesión truncó su carrera como futbolista en la temporada 1991/92, en aquel Mérida que entrenaba el malogrado Juan Gómez, Juanito, y con apenas 30 años le tocó a Pina decidir qué camino emprender. Fue entonces cuando aprovechó su vinculación con el mundo del fútbol para empezar a contactar con diferentes personas muy metidas en el mundo de la intermediación y la representación. Su talante abierto le permitió ganarse la confianza de muchos, y poco a poco fue metiendo la cabeza en diferentes negocios.

Quique Pina fue parte activa del traspaso de Helguera del Albacete a la Roma. (Cordon Press)
Quique Pina fue parte activa del traspaso de Helguera del Albacete a la Roma. (Cordon Press)

Vacaciones en Ibiza

La operación realizada por la Policía Nacional, adelantada por este periódico, ha puesto en estado de alerta a muchas personas del mundo del fútbol, que desde hace años han tenido un contacto muy directo con el detenido. Agentes, intermediarios, directores deportivos, directivos, jugadores… En algunos lugares, el caso ha causado conmoción, y en el mundo del fútbol se desliza lo de “ya puede tener cuidado” con este club o aquella persona por su estrecha vinculación con Quique Pina desde hace tiempo.

Con los bolsillos llenos tras años de trabajo en operaciones de todo tipo, Ibiza es el lugar elegido por Quique Pina desde hace tiempo para recargar pilas. En la paradisíaca isla se mueve con el pecho hinchado, siempre rodeado de futbolistas de primer nivel y dirigentes de clubes de primera línea. Muy habitual es verle en algún yate acompañado por ejecutivos con los que desde hace tiempo tiene buen trato, perfectos enlaces para abrir puertas, para hacer gestiones de todo tipo, para entrar con papel de protagonista en esta o aquella operación…

Siempre estuvo Pina pendiente de los clubes que atravesaban una situación económica mala, instituciones históricas muchas de ellas que necesitaban de un fuerte impulso para salir a flote. Por ahí aparecía Quique Pina con la etiqueta de asesor deportivo, diseñando siempre la confección de las plantillas con jugadores que controlaba, fijando siempre una buena comisión a percibir en el caso de que el equipo alcanzara a final de temporada el objetivo marcado.

Quique Pina estuvo involucrado en el fichaje de Anelka por el Real Madrid. (Cordon Press)
Quique Pina estuvo involucrado en el fichaje de Anelka por el Real Madrid. (Cordon Press)

Ciudad de Murcia

Fundó en 1999 el Ciudad de Murcia, equipo que llegó a jugar en la Segunda división. Años después lo vendió al empresario granadino Carlos Marsá, pasando a llamarse el club Granada 74. En 2009 accedió a la presidencia del Granada, cargo que ostentó hasta el verano de 2016. Al club nazarí llegó de la mano del anterior propietario, Gino Pozzo, dueño del Udinese y con el que el español lleva años de estrecha relación.

Esa relación con el empresario italiano le supuso siempre muy buenos beneficios, pues Pina intervino en múltiples operaciones. Udine se convirtió en un trampolín desde el que muchos futbolistas saltaban a otros clubes, siempre con la intermediación del español gracias a su estrecha vinculación con la familia Pozzo. Cuando Alexis Sánchez fue traspasado del Udinese al Barcelona, el ahora detenido participó activamente en las negociaciones.

Él mismo se encargó alguna vez de dar aire a las operaciones en las que estuvo involucrado, con las que moldeó un buen patrimonio. Operaciones de gran calado, donde las comisiones chorreaban por todas partes. Riquelme, Saviola, Vieri, Míchel Salgado, Turu Flores, Solari, Anelka... En este último caso, el gran fichaje que concretó Lorenzo Sanz para reforzar el ataque del Real Madrid, muchos figurantes entraron en juego para que el delantero francés se vistiera con la camiseta blanca. Cuando se concretó el negocio, en un céntrico hotel madrileño, aparecieron comisionistas por todos los rincones... Uno de ellos, Quique Pina.

El 'Granadife'

Siempre estuvo en el ojo del huracán, haciendo malabares para compaginar varias actividades al mismo tiempo. En 2011, cuando era presidente del Granada, ardió Tenerife cuando trascendió que sería Quique Pina el que iba a diseñar la política deportiva del club canario. 'Granadife', así se bautizó en la isla al equipo que entonces militaba en Segunda B. Un año podía aparecer en la vida del Hércules y tiempo después en el Elche, su encarnizado enemigo. Siempre listo para abrir nuevas vías de negocio.

El caso abierto da sus primeros pasos. Como informó este periódico, también se investiga a Elena Pina, la hermana de Quique, y a los directivos de sus empresas David Buitrago y Juan Carlos Cordero. Este último, ahora director deportivo del Cádiz, unido de manera permanente al detenido desde que el Ciudad de Murcia viera la luz. A todos ellos se les investiga por haber actuado, presuntamente, como testaferros para facilitar la evasión fiscal y el lavado de los fondos defraudados.

Nunca ha caminado solo, a lo largo del tiempo fue formando un equipo de trabajo. El 'Ideal' de Granada publicaba un extenso reportaje en el que desvelaba quiénes formaban parte del núcleo duro de colaboradores de Quique Pina. Explicaba que Santos Olmos, David Buitrago, Joaquín Vigueras y Luis Alonso trabajaban a sus órdenes para captar jugadores, también realizando gestiones de intermediación y representación.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios