TIENE 24 AÑOS Y SU SALIDA ESTÁ PRÓXIMA

El calvario de Alcácer, de estrella a la nada en el mundo del Barcelona

Paco Alcácer ha pasado a ni siquiera ir convocado en casi la mitad de los partidos de Liga con el Barcelona, y ano tener ni un minuto en Champions. Y todo ello con solo 24 años

Foto: Alcácer solo ha jugado 129 minutos esta temporada. (EFE)
Alcácer solo ha jugado 129 minutos esta temporada. (EFE)

Paco Alcácer está viviendo el momento más delicado de su carrera. Ha pasado de ser una estrella en el Valencia, el jugador más joven en portar el brazalete de capitán en la Liga con sólo 22 años, el máximo goleador en la fase de clasificación de la Eurocopa de 2016 con la selección española, a la nada; a ni siquiera ir convocado en casi la mitad de los partidos de Liga con el Barcelona, ni un minuto en Champions. Un calvario para un futbolista de 24 años.

Alcácer llegó al FC Barcelona en el verano de 2016 después de que el club no pudiera satisfacer el deseo de Luis Enrique de fichar a Nolito. El club azulgrana pagó 30 millones por el jugador, que desde entonces pasó a la categoría de ‘apestado’ en el Valencia, donde la mayoría de aficionados se sintieron traicionados por su marcha. Él apostó fuerte: prefirió jugársela a ser el cuarto delantero del Barça antes que el santo y seña del Valencia. Creyó que las oportunidades le terminarían llegando en el equipo culé y las aprovecharía, pero lo cierto es que tardó nada menos que siete meses en marcar su primer gol como azulgrana, fue presa de la ansiedad y de las expectativas y se fue cayendo de la pizarra del asturiano. Con la llegada de Ernesto Valverde directamente ha pasado al ostracismo.

Ni siquiera convocado

El valenciano comenzó la campaña sopesando sus opciones tras la marcha de Neymar y el fichaje de Dembélé. Fue titular en el primer partido ante el Betis, donde jugó 82’. En siguiente, ante el Alavés, disputó 33’ tras sustituir a Aleix Vidal y dio una asistencia de gol a Messi. A partir de ahí, Valverde decidió no contar con él. No le convocó frente al Espanyol, se cayó por gripe ante el Getafe —cuando Dembélé se lesionó— y el colmo fue que al siguiente partido con el francés KO, el técnico decidió dar descanso a Luis Suárez y ni por esas hizo sitio a Alcácer, que ni entró en la lista de convocados, siendo los ‘escuderos’ de Messi Denis Suárez y Deulofeu. En la jornada 6 vio desde el banquillo todo el encuentro de su equipo en Girona, ante Las Palmas tampoco fue convocado y ni viajó a Madrid para el choque ante el Atlético, donde la gran sorpresa fue André Gomes, que había jugado incluso menos minutos que él en la Liga (38’). En el último partido, frente al Málaga, disputó los últimos ocho minutos sustituyendo a Luis Suárez, como una prueba de calentamiento para el partido de Copa en Murcia. Eso es lo único que le queda.

En Champions tampoco ha disputado ni un solo minuto. Fue baja por gripe ante la Juventus, no viajó a Lisboa y contra el Olympiacos fue de nuevo un espectador más en el banquillo. “Estuvo convocado contra el Girona y no sé qué decirte, no sé qué puede pasar en el futuro. Somos 24”, afirmó Valverde justo antes de viajar a Lisboa cuando le preguntaron por su ausencia. El entrenador dejaba así en el aire el futuro del delantero con palabras, pero los hechos, los números, los minutos, las ausencias, hablan, hasta gritan, por sí solas. A día de hoy es evidente que el entrenador azulgrana no cuenta con él y si llega una oferta en el mercado de invierno podría marcharse.

Al fondo del banquillo junto a Vermaelen y Arda

Alcácer, mientras, calla. No ha concedido ninguna entrevista desde el pasado mes de agosto, cuando aseguraba sentirse muy optimista y haber ganado en confianza. Afrontaba su segunda temporada en el club lleno de ilusiones. No es difícil imaginar que su ánimo ahora debe estar por los suelos, visto lo visto. Está a la altura del frágil Vermaelen y de Arda Turan, que a no ser que haya un virus que afecte a media plantilla y no haya más remedio, no jugará más en el Barça. El turco, encima, no participó en el entrenamiento de este lunes por sufrir molestias en un tobillo.

Excepto la gripe del comienzo de campaña, Alcácer no ha tenido ningún otro problema físico. Acude cada día a los entrenamientos de Sant Joan Despí y se ha convertido prácticamente en el hombre invisible. El que fue el capitán más joven, la estrella del Valencia, del que se decía que era la mejor opción para suplir la baja de Villa en la selección, por encima de jugadores como Diego Costa y Morata, vive ahora sus horas más bajas. Este martes, en Murcia, al menos se podrá comprobar cómo le ha afectado el ostracismo, pero es indudable que la situación debe ser muy dolorosa para un jugador tan joven como él.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
2 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios