pacheco le paró un penalti a messi

Messi es el único jugador afinado del Barcelona

El astro argentino tuvo que volver a aparecer para salvar a la zaga balugrana, que por momentos cogió rumbo con el sorprendente esquema de Valverde: Aleix fue extremo

Foto: Messi anotó el gol 351 en Liga. (Reuters)
Messi anotó el gol 351 en Liga. (Reuters)

El Barcelona se paseaba por los certámenes nacionales e internacionales presumiendo de su música de cámara. Tres compositores de lujo vestidos de blaugrana visitaban todos los estadios dejando su sello artístico. Una obra maestra que se ha derrumbado en las filas del club catalán. Sin Neymar, en el PSG, y sin Luis Suárez, lesionado desde la Supercopa de España, a Valverde sólo le queda un instrumento lo suficientemente afinado: Lionel Messi. El astro argentino tuvo que salir al rescate, una vez más, ante el Alavés (0-2) en un partido en el que el Barça apostó por un matiz poco apropiado. Fue 'in diminuendo' el FC Barcelona tras veinte primeros minutos en los que el sorprendente esquema de Txingurri se acercaba a sonido orquesta. Sergi Roberto, lateral, y Aleix Vidal, extremo, se entendieron por el flanco derecho, pero fue en vano. Un espejismo: la batuta tuvo que recaer en el de siempre.

Sonaron bien los primeros compases del 4-3-3 de Valverde en Mendizorroza. Es la tercera vez que el extremeño sitúa a un jugador diferente en la banda derecha. Aleix Vidal volvía al escenario que lo alejó durante cinco meses de los terrenos de juego y asumió un rol que en algunas ocasiones ya desempeñó en el Sevilla. Jugó en tándem con Sergi Roberto en la diestra y por ahí aparecieron las primeras jugadas de peligro blaugrana. El ex sevillista le envió un balón a Messi en el primer minuto, que el argentino no pudo conectar. El Barça apareció como un monstruo tímido. Se enmascaró en los primeros minutos, pero siguió sin asustar demasiado a la escuadra alavesa. Con Deulofeu un poco más inspirado que en el partido anterior e Iniesta con una marcha más, consiguieron dominar la posición, cosa que se añoraba en 'Can Barça'. Con todos esos ingredientes, el juego se centró en los 30 metros del campo blanquiazul.

No hubo parón por hidratación en Vitoria. Ni tampoco agua en el desierto. El oasis que visionó el Barcelona pronto se difuminó en su retina con la primera llegada del conjunto local. La hoja de ruta de Zubeldia fue la potencia. Soriano, como referente en su punta de ataque, mandó un balón a la grada cuando tenía la portería a su merced. La jugada quedó invalidada por fuera de juego, pero dejó claro que Piqué no está en su mejor momento. Y tras un nuevo fallo del catalán llegó la primera acción clara legal. Pedraza, uno de los mejores jugadores del conjunto blanquiazul, recogió un balón perdido por el central culé, quien no logró combinar con Rakitic, otro que no tuvo una buena actuación. Logró conectar con Soriano que le ganó la carrera a Piqué, que se alegró cuando Ter Stegen sacó al balón en el mano a mano.

Paulinho se estrenó con el FC Barcelona. (Reuters)
Paulinho se estrenó con el FC Barcelona. (Reuters)

Messi falló un penalti

El de Rosario acabó la primera mitad retrasado en la zona de creación, mientras los visitantes armaron un fortín en su portería. Buscó con paciencia algún espacio el equipo de Valverde, que no encontró más que un penalti sobre Piqué. El central quiso rematar de chilena un balón colgado al área rival, pero un agarrón de Rodrigo Ely, que le costó la amarilla, lo derribó. Messi lanzó desde los nueve metros y Pacheco, ex del Real Madrid, despejó su potente disparo a su perfil derecha. Y ahí puso fin el Barcelona a un tímido hilo musical hasta que se reanudase el encuentro tras el descanso.

Advirtió primero en los 45 minutos restantes el Alavés. Al Barça no le gusta volver del vestuario y una vez más lo demostró. Ibai se ató a las botas un balón medido de Wakaso a la espalda de Sergi Roberto, pero su pase de la muerte no lo logró materializar en gol Manu García. No se amedrentaron los pupilos de Zubeldia, que siguieron a lo suyo, al contraataque con Pedraza a los mandos.

Hasta que apareció Messi. El argentino zanjó el partido con dos goles en los que la defensa rival le ayudó. La primera, cuando logró recoger un pase de Alba y al armar la zurda su disparo lo desvió Alexis Ruano, y la segunda, cuando el mismo Ruano y Wakaso no se entendieron para achicar el balón. Un regalo imperdonable para Lionel, que envió el balón a la malla y cerró los puños con rabia. Una vez más, se quedaba sólo ante el peligro y ni el estreno de Paulinho o la entrada de Paco Alcácer cambiaron el rumbo de la orquesta blaugrana. La incorporación de Dembélé​ será crucial en la entonación de los de Valverde, que tendrá que disponer del mejor diapasón para evitar el estruendo.

Ficha técnica

0 - Deportivo Alavés: Pacheco; Vigaray, Ely, Alexis, Pedraza; Manu García, Tomás Pina; Ibai (Burgui, min. 67), Wakaso (Enzo Zidane, min. 78), Romero; y Sobrino (Santos, min. 78) .

2 - FC Barcelona: Ter Stegen, Aleix Vidal (Alcácer, min. 56), Piqué, Umtiti, Jordi Alba; Rakitic, Busquets, Iniesta; Deulofeu (Denis Suárez, min. 70), Messi y Sergi Roberto.

Goles: 0-1, m.55: Messi. 0-2, m.66: Messi.

Árbitro: Del Cerro Grande (Madrileño). Amonestó a los locales Wakaso (min. 36) y Ely (min. 37) y a los visitantes Umtiti (min. 31), Sergi Roberto (min. 40) y Piqué (min. 44).

Incidencias: Partido correspondiente a la segunda jornada de la LaLiga Santander, disputado en Mendizorroza ante 19.356 espectadores, en lo que fue un llenó técnico. Antes del inicio del encuentro se guardó un minuto de silencio en memoria de las víctimas del atentado de Barcelona y, como cada inicio de campaña en el estadio vitoriano, de los alavesistas fallecidos durante la última temporada.

Liga

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios