los que se tambalean, a hacer olvidar el mercado

Operación Triunfo: La Supercopa, casting para quedarse en el Real Madrid

El primer título de la temporada llega demasiado pronto para los blancos e ideal para los sevillanos, pero los madridistas que jueguen tendrán oportunidad de aprovechar las bajas

Foto: La charla de Zidane durante el entrenamiento en Trodheim (Chema Moya/EFE).
La charla de Zidane durante el entrenamiento en Trodheim (Chema Moya/EFE).

Estamos a mitad de pretemporada y hay un título en juego. Así funciona esto. Y nada más y nada menos que con los dos equipos campeones de Europa. La UEFA, sin embargo, decidió desde hace un tiempo que la Supercopa de Europa tenía que perder prestigio y la situó a principios del mes de agosto, cuando todos los equipos están todavía empezando a perder el moreno de las vacaciones. Cierto es que ya no quedan jugadores con permiso estivo, pero en el caso del Real Madrid, tres de ellos no tienen la posibilidad de jugar este primer partido oficial precisamente porque acaban de apurar sus días libres. Y son algunos de los mejores, pues son los que llegaron lejos en la Eurocopa. Bale, Kroos y Pepe no jugarán en Trondheim, como tampoco harán los lesionados Cristiano y Navas.

Qué mejor momentos, pues, para que los potenciales suplentes puedan mostrarse en un momento de una altísima exigencia como es una competición europea. Por supuesto, como le pasa también a los jugadores del Sevilla, los madridistas que deberán competir por un lugar en el once durante el año también se encuentran en pretemporada y, por tanto, lejos de su mejor ritmo competitivo. Sin embargo, los Isco, Morata, James y Lucas necesitan encontrar su mejor versión inmediatamente para hacerle ver a su entrenador que los que parten como titulares no deben estar siempre tranquilos con su rol adquirido.

Zidane ha tenido que plantear el partido sin la médula de su columna vertebral, es decir, buena parte de la base vital sobre la que ha asentado su proyecto sorprendentemente victorioso de mayo. Un portero, un central, un centrocampista y sus tres delanteros. Dos y medio, al menos, porque siguen existiendo dudas en torno a Benzema, que lo normal sería que al menos no comenzase de inicio la final, pues Zidane ha dejado bien claro que no tiene ni la más mínima intención de forzar a su '9', y más teniendo en plantilla a otro '9' como Morata, algo de lo que carecía la temporada pasada.

Kroos y Bale se quedaron en Madrid con sus entrenamientos (Realmadrid.com).
Kroos y Bale se quedaron en Madrid con sus entrenamientos (Realmadrid.com).

Cierto es que la situación madridista no es para darse por muertos. No hay un jugador de los que saltarán al pequeño estadio de Lerkendal vestidos de blanco que tengan poca calidad o que no puedan representar al Real Madrid. Claro que no todos ellos tienen garantizado no solo un puesto en el once en el futuro próximo, sino en la plantilla. Es extraño y poco habitual que Florentino aún no se haya sumergido en el mercado y por tanto, siempre puede haber una sorpresa, como pudo ser la de Mateo Kovacic el curso pasado. Y si entra alguien, otro tendrá que salir. Y claro, el Madrid debe fichar, pues la sanción de la FIFA empezará en enero de 2017 y se extenderá hasta septiembre del mismo año. Hay puestos a mejorar, potencialmente débiles en dos años vista, y la solución debe ponerse ya.

La ventaja madridista ante tanta ausencia surge en cuanto que el Sevilla ha completado toda la pretemporada con prácticamente todos sus efectivos, pero buena parte del once con el que se estrenará oficialmente el dúo Sampaoli-Lillo es nuevo, así como, obviamente, el cuerpo técnico. Suman un mes entrenando juntos, aprendiendo las características del complcado juego del técnico argentino: presión alta, intención constante de trabajar desde el balón y movimiento constante de los jugadores. El momento de forma de sus jugadores, por tanto, es fundamental, pero lo es más el conocimiento de la idea. Y lo visto hasta la fecha no es descriptivo en absoluto, puesto que el reto ahora es mucho mayor que cualquier amistoso.

Esta apuesta atacante del técnico argentino por un 3-4-3, de presión total por todo el campo, se ha contado por victorias durante la pretemporada y tendrá en Trondheim su reválida con los muchos peones nuevos que la dirección deportiva sevillista ha puesto en manos de Sampaoli para sacar adelante su arriesgada y ambiciosa apuesta. Lo dicho, un título está en juego, aunque no lo parezca por las fechas...

Alineaciones probables:

Real Madrid: Casilla; Carvajal, Varane, Sergio Ramos, Marcelo; Casemiro, Modric, Isco; Lucas Vázquez, Morata y James.

Sevilla: Sergio Rico; Mariano, Rami, Carriço, Escudero; Kranevitter, N'Zonzi, Franco Vázquez; Vitolo, Vietto y Konoplyanka.

Árbitro: Milorad Mazic (Serbia).

Estadio: Lerkendal Stadion, Trondheim (Noruega).

Hora: 20.45.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios