el equipo ya ha empezado la pretemporada

La sorprendente táctica del Real Madrid: pasar de puntillas por el mercado de fichajes

El equipo ya ha vuelto al trabajo y por el momento la única novedad es el repescado Álvaro Morata. Algunas bajas menores y un sinfín de especulaciones son lo único que pasa en las oficinas blancas

Foto: Benzema y Varane en el reconocimiento médico (EFE)
Benzema y Varane en el reconocimiento médico (EFE)

Vuelve el Real Madrid a los entrenamientos y no hay nadie nuevo a quien saludar. El único fichaje es Álvaro Morata, un hombre de la casa, a quien se repescó de la Juventus antes del 30 de junio. Después la cláusula se hubiese volatilizado, por lo que pagar 30 millones por el delantero, valorado en bastante más, era una operación de sota, caballo y rey. Queda por ver qué hacen con él, si le mantienen como cuarto delantero por detrás de la BBC o hacen caja con un jugador de buen cartel en Europa.

Más allá de eso, nada, o para ser exactos, nada de lo que en el Real Madrid es noticioso. Vuelve de cesión Coentrao, y parece que el lateral izquierdo se quedará en la plantilla. En su día competía por ser titular con Marcelo, pero nadie espera que el portugués sea ahora capaz de hacerle frente a su rival. También Raúl de Tomás, que se marchará casi sin pasar por las oficinas, Lucas Silva, al que buscan equipo y Marco Asensio.

Asensio ha sido uno de los nombres más sonados en la última semana, más porque no hay nada que llevarse a la boca que por la relevancia de lo acontecido. La noticia fue que se quedó sin dorsal para la pretemporada, lo que se entendió como una muestra de que no se quedará en la plantilla, se marchará de nuevo cedido. No deja de ser especulación, los números de ahora a que termine el verano tendrán que cambiar por la fuerza, porque nadie espera que los blancos se queden quietos un mercado entero. Menos aún si se tiene en cuenta que esta puede ser la última ventana de fichajes en mucho tiempo.

Zinédine Zidane y Florentino Pérez.
Zinédine Zidane y Florentino Pérez.

En las oficinas del Madrid solo parecen preocupados en las salidas, y ni siquiera en salidas de gente que suponga demasiado para el equipo. Canteranos más que nada. Omar y Vallejo se irán al Eintrach, Burgui al Sporting, Llorente al Málaga. Cheryshev jugará en el Villarreal y Medrán ha sido traspasado al Valencia con opciones para recomprarlo en un futuro. Quizá la baja más significativa sea la de Arbeloa, más por su tiempo de servicio que por haber sido importante en el club en los últimos años. Le llaman desde el Milan, ese cementerio de elefantes. 

La noticia, lo realmente novedoso, es esa calma con la que se está tomando Florentino Pérez el verano. Porque si por algo se ha caracterizado su gestión es por soltar bombas. Se podría pensar que la plantilla del Madrid es competitiva, y a buen seguro lo es, no han pasado más que un par de meses desde que fueran campeones de Europa por undécima vez. Pero de ahí a pensar que es óptima hay un trecho grande. Del mismo modo que han demostrado que pueden ganar a cualquiera también han dejado ver que no tienen la consistencia suficiente para ganar una liga, algo que en el Real Madrid debe ser siempre un objetivo irrenunciable.

El Madrid ve como el Barcelona apuntala su defensa con Digné y Umtiti presentados en la misma semana. También llegó Denis Suárez. El Atlético, lejos de quedarse tranquilo, fichó a Gaitán cuando la Eurocopa aún no había comenzado, a Vrsaljko como competencia para Juanfran en el flanco derecho y alguna renovación de campanillas como Griezmann y Torres. En el Madrid, nada. 

Gran variedad de rumores

No faltan rumores, claro, porque es el Real Madrid. Los blancos son el centro de todas las especulaciones, el equipo con mayor capital, el número uno en la lista b -un dato muy de Florentino Pérez- y actúa con frecuencia como un oniómano en rebajas. Salen nombres como Pogba, preso se supone de una competencia entre los blancos y el United, Kanté, Giménez, Alaba, Gabriel Jesús o André Gomes. También se barajan otros, como el caso de Hazard, aunque se tiende a pensar que para que entre un jugador del perfil del belga antes tiene que salir un mediapunta, bien James, bien Isco. Ese cromo lo tiene varias veces repetido el Real Madrid. 

Morata, el único fichaje del Real Madrid.
Morata, el único fichaje del Real Madrid.

En el Bernabéu el movimiento más significativo por el momento ha sido la renovación del director general, José Ángel Sánchez, y eso habla bastante de lo extraño que está siendo el verano en el club madrileño. Zidane juega con lo mismo que tenía, y eso que, habiendo entrado en el cargo a mitad de temporada, lo normal sería que quisiese adaptar la plantilla a su gusto.

Bien es cierto que ha habido un acontecimiento de primer nivel, la Eurocopa, en la que prácticamente ningún jugador ha destacado nada. En otros tiempos el club blanco hubiese salido a la caza de la estrella emergente, un deporte en el que siempre demostró la directiva del Madrid buena mano, pero en este caso es difícil incluso saber quién podría ser ese jugador de moda. Así de mala fue esa competición. 

Desde la directiva se ha deslizado a algunos medios cercanos que no se pretende hacer un gran desembolso, que la idea del Madrid es mantener lo que hay y a lo sumo hacer algún arreglo concreto en función de las salidas, como podría ser un cuarto central en el caso de que Nacho Fernández, como pretende, encuentre un equipo que le de los minutos de los que no puede disfrutar en su casa. 

De fondo, además, está la sanción de la FIFA. Esta semana se espera un dictamen definitivo del caso, y lo más probable es que los rectores del fútbol internacional castiguen al Real Madrid (y al Atlético) para no fichar en las dos siguientes ventanas de mercado. Eso hace aún más rara la letanía de las oficinas del club, pues es posible que hasta diciembre de 2017 no puedan inscribir a un solo jugador. Sí, posiblemente esa sanción tenga recurso en el TAS, pero tampoco es de esperar que el máximo tribunal deportivo levante el veto. 

Puede que todo esto sea solo la calma antes de la tormenta. Que el Madrid esté esperando movimientos de otros gigantes -¿el United? ¿el City? ¿el PSG?- para salir a cazar al mercado. No hay, por el momento, el gran traspaso que, como pasa año tras año, empieza el efecto dominó de fichajes de campanillas. El Real Madrid ya se entrena, ha empezado la pretemporada y las caras son las de siempre. 

Los hijos de Zidane harán la pretemporada

La plantilla del Real Madrid se puso en marcha con una serie de exámenes médicos para evaluar el estado de cada jugador, las ausencias de los internacionales. No acudieron los internacionales. El regreso de las vacaciones fue acogido por el presidente, Florentino Pérez, que acudió a la Ciudad Real Madrid para dar la bienvenida al equipo en su regreso a los entrenamientos. Florentino recibió a Zidane y los jugadores citados en Valdebebas.

Todos los convocados para la mañana de este sábado pasaron las pertinentes pruebas en la Ciudad Real Madrid y en el Hospital Universitario Sanitas La Moraleja. Tras someterse a los análisis de sangre y orina y la ecocardiografía en el centro hospitalario, las pruebas continuaron en las instalaciones de la Ciudad Real Madrid. Allí se sometieron a una antropometría y a un escáner corporal.

Los futbolistas partirán este domingo hacia Montreal (Canadá) hacia las 15.30 horas. Al vuelo no subirán los internacionales que con sus respectivas selecciones han disputado la Eurocopa y la Copa América, pero sí los dos hijos futbolistas de Zidane, Enzo de 21 años, que la pasada temporada jugó en el Castilla y Luca, de 18, portero del juvenil. 

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
3 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios