Los clubes ya habían alcanzado un acuerdo

Las altas exigencias de Óliver Torres congelan su traspaso al Oporto

La semana pasada Atlético de Madrid y Oporto alcanzaron prácticamente un acuerdo, pero el mediocampista exigió unos emolumentos que no quiere pagar el club portugués

Foto: Óliver Torres, durante un partido de la pasada temporada (EFE)
Óliver Torres, durante un partido de la pasada temporada (EFE)

Vive sus últimas horas en el Atlético de Madrid. Desde hace tiempo tiene claro que con Simeone no tiene nada que hacer y que su futuro está en otra parte. Óliver Torres nunca supo -o pudo- ganarse la confianza del entrenador argentino y su salida es inminente. Ya podría ser un hecho, pero sus pretensiones económicas son muy elevadas, lo que provocó que hace una semana no se cerrara de manera definitiva su venta al Oporto. Un equipo en el que sí mostró su categoría, siendo nombrado en su momento 'jugador revelación' de la liga portuguesa

El club portugués, en el que jugó cedido en la temporada 2014/2015, alcanzó prácticamente un acuerdo definitivo con el Atlético de Madrid hace unos días. Sin embargo, cuando el asunto ya parecía estar decidido para hacerse oficial, el futbolista -su agente, para ser más exactos- se descolgó exigiendo unos emolumentos que no convencieron a la dirigencia del Oporto. Fue en ese momento cuando el negocio quedó en 'stand by', con otros pretendientes interesados en el futbolista al acecho.

En el Oporto dejó un grato recuerdo. Óliver Torres completó a las órdenes de Julen Lopetegui una notable temporada en el ejercicio 2014/2015. Por ello, siempre tuvo en mente el club portugués pelear cuando tocara por su contratación si, como así ha sido, el talentoso mediocampista no cuajaba vestido de rojiblanco. Ahora dirigido por Nuno Espírito Santo, el equipo blanquiazul ha pujado con fuerza, sorprendiendo las excesivas exigencias del futbolista.

Óliver Torres, durante el partido que el pasado domingo disputó el Atlético ante el Melbourne Victory (EFE)
Óliver Torres, durante el partido que el pasado domingo disputó el Atlético ante el Melbourne Victory (EFE)

El Chelsea

Brillante en las categorías inferiores del Atlético de Madrid, en el primer equipo no ha encontrado nunca su sitio, sobre todo porque nunca agradó en exceso al Cholo. Tanta proyección tenía que en 2012 su representante se desplazó a Londres para cerrar un acuerdo con el Chelsea. En cuanto los ejecutivos del club rojiblanco se enteraron del movimiento, contactaron de inmediato con el jugador para ofrecerle un nuevo contrato de larga duración y unas condiciones económicas atractivas.

Con 26 millones fijados en su cláusula de rescisión, el Atlético de Madrid se aseguraría una opción para recuperarlo en el futuro. Durante las últimas semanas han sido varios los clubes que han sido vinculados a Óliver, tanto españoles como extranjeros, casos del Borussia Dortmund o la Roma. Aunque su etapa en el club madrileño no sido lo brillante que cabría esperar, su juventud y calidad invitan a pensar que en el futuro dé ese paso al frente que con Simeone no ha dado.

El pasado mes de enero -dos años antes se fue al Villarreal cedido los últimos meses temporada- estuvo muy cerca de hacer las maletas para fichar por el Borussia Dortmund. Finalmente, se quedó en el Atlético, aunque nada cambió en su vida y su protagonismo siempre fue residual. “Óliver Torres tiene todas las condiciones para rendir. Creemos en su visión de juego, en su versatilidad... Lo tiene todo”. Esto dijo el Cholo Simeone hace justo un año. Muchos elogios, pero la realidad es que el joven jugador nunca le sedujo.

Fútbol

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios