Si en el Barça se festeja que el padre de Neymar diga que no se irá al Madrid...
  1. Deportes
  2. Fútbol
el club catalán sigue sin cerrar su renovación

Si en el Barça se festeja que el padre de Neymar diga que no se irá al Madrid...

Raúl Sanllehí, el director de fútbol del club azulgrana, lleva más de una semana en Brasil y todavía no hay un acuerdo. Y ésta es la semana en la que debería cerrarse su renovación

Foto: Neymar, cuando fichó el FC Barcelona. (EFE)
Neymar, cuando fichó el FC Barcelona. (EFE)

Para hacerse una idea de cómo va para el FC Barcelona la renovación de Neymar basta un detalle: sale su padre a decir que no hay posibilidades de que fiche por el Real Madrid y se festeja. Y un dato: Raúl Sanllehí, el director de fútbol del club azulgrana, lleva más de una semana en Brasil y todavía no hay un acuerdo. Y ésta es la semana en la que debería cerrarse. Eso, al menos, es lo que pretende el Barça después del estruendo que se produjo a nivel social tras alcanzar un acuerdo con la Fiscalía por la que el club tendrá antecedentes penales. Y justo antes también de que Josep María Bartomeu dé una rueda de Prensa el próximo jueves. Presentar ante los medios la renovación de Neymar sería un triunfo justo cuando más se necesita.

[El padre de Neymar: "Mi hijo tiene cero opciones de fichar por el Real Madrid"]

Neymar tiene aún dos años de contrato con el Barcelona, pero se le había prometido una mejora este verano que aún no se ha concretado. El jugador parece ajeno a todo. Él se dedica a jugar cuando le toca y a disfrutar de sus vacaciones cuando las tiene. Ni los problemas con Hacienda, ni la brecha social abierta en el barcelonismo después de que la Junta decidiera aceptar el pacto con la Fiscalía, ni los cantos de sirena de al menos tres clubes -según su agente Wagner Ribeiro- que estarían dispuestos a pagar su cláusula de rescisión de 190 millones más IVA. Nada le altera, aparentemente. Y ahí precisamente está el problema. Para una entidad como el Barcelona en la que se venden y publicitan los valores, donde se anunció el fichaje del brasileño como un triunfo de la ingeniería financiera y una prueba evidente del compromiso del brasileño con el club por lo que significaba, no tener cerrada todavía la renovación de Neymar chirría. El Madrid, según el padre del futbolista, no tiene opciones. Pero no ha dicho nada ni del PSG, ni del City.

Sanllehí lleva desde el 16 de junio en Brasil con la misión principal de zanjar de una vez por todas el acuerdo. Y por ahora no hay noticias. Bartomeu, que tiene prevista una rueda de prensa para el próximo jueves después de haber suspendido la que anunció para principios de mes, y de salir finalmente para dar explicaciones tras el acuerdo con la Fiscalía, tenía como punto principal en la agenda la renovación de Neymar para que así todo fluya en aguas más tranquilas. Pero, por el momento, no lo ha conseguido.

[El destino de Neymar: un golpe histórico de Florentino Pérez o una ruina]

En el club siguen convencidos de que la renovación caerá como fruta madura, que el crack está a gusto en el Barça y en la ciudad y terminará firmando. Eso es lo que se transmite de puertas para fuera. Al mismo tiempo, sin embargo, puertas adentro, aumenta la sensación de que Neymar es más una marca, una empresa, que un jugador atado por lazos sentimentales a unos colores, y que, básicamente, hará lo que diga su padre y representante. Que va a lo suyo, vaya. Nada extraño en el mundo híper profesionalizado del fútbol, pero que en Barcelona se ha querido explicar desde otra orilla desde hace tiempo.

El Barça, para no sobrepasar el límite de masa salarial tampoco puede cerrar la renovación del brasileño antes del 1 de julio. Que la comparecencia de Bartomeu sea el 30 de junio no es, ni mucho menos, una casualidad, pero quedan cuatro días para presentar la firma, es una carrera contrarreloj y todavía no hay un acuerdo. Si se concreta, tal y como deslizan desde el club, servirá para tapar el ruido y mostrar así una imagen victoriosa de la Junta y de su presidente, capaces de vencer los obstáculos y convencer a una de sus estrellas pese a las ofertas millonarias. Pero lo que les está costando, en muchos sentidos, no debería pasar inadvertido.

Neymar FC Barcelona París Saint-Germain Real Madrid Josep Maria Bartomeu Mercado de fichajes Brasil
El redactor recomienda