​El destino de Neymar: un golpe histórico de Florentino Pérez o una ruina
  1. Deportes
  2. Fútbol
un futuro lleno de incógnitas

​El destino de Neymar: un golpe histórico de Florentino Pérez o una ruina

Para el club blanco, el fichaje del astro brasileño le supondría puntos de gloria, pero la operación también presenta numerosas aristas y puntos negros

Foto: El destino de Neymar sigue cubierto de nubes, con un Real Madrid al acecho. (Reuters)
El destino de Neymar sigue cubierto de nubes, con un Real Madrid al acecho. (Reuters)

La fuga de Neymar, si al final se confirma, le costaría al Real Madrid 194 millones de euros y se convertiría en el traspaso más caro en la historia del fútbol. Una historia con visos de convertirse en realidad, aunque las tres partes en litigio (Real Madrid, Barcelona y Neymar) todavía escribirán muchos capítulos. Para el club blanco, el fichaje del astro brasileño le supone puntos de gloria, pero también presenta numerosas aristas y puntos negros.

A Neymar, persona alegre y con fama de ser un tipo muy directo (para lo bueno y lo malo), nunca le gustó la forma opaca de comportarse de los dirigentes del Barcelona. Tanto el jugador como su padre, Neymar Santos, asistieron atónitos estos dos últimos años al destape público de su contrato con el club, así como a la guerra de sus principales directivos con el fisco español, que los ha llenado de salpicaduras.

[El codicioso plan de papá Neymar que inquieta al Barcelona]

Neymar, siempre asesorado por su mentor, ha tenido un par de encuentros con Florentino Pérez. Uno se produjo en Madrid, en diciembre último. El otro, en Zúrich, con motivo de la entrega del Balón de Oro, que fue a parar a manos de su compañero y amigo Leo Messi. El grupo barcelonista, con Messi a la cabeza, viajó a Suiza en un vuelo privado; jugadores y directivos del club estaban acompañados de familiares y amigos cercanos. Pero se echó en falta a Neymar Santos, que días antes confirmó su presencia en el evento organizado por FIFA.

Torpedo al Barcelona

En efecto, el padre del jugador estuvo en Zúrich, pero viajó en un vuelo comercial varias horas antes; y tenía sus motivos, pero el más importante es que había concertado una cita con el presidente del Real Madrid para escuchar las intenciones del club blanco. En la reunión, el representante brasileño le manifestó las simpatías de Neymar Júnior hacia el club blanco (llegó a entrenarse en la Ciudad Deportiva en su etapa juvenil) y le señaló que a su hijo no le importaría vestir la camiseta madridista.

['Football Leaks' filtra el contrato de Neymar: 8,5 millones solo por firmar]

Florentino Pérez, muy dado a los proyectos faraónicos, quiere dar un golpe mundial sobre la mesa. Ha hecho números con sus contables y asesores (donde la discrepancia, por razones de supervivencia particular, es mínima, casi nula), y se muestra decidido a mover ficha. Más que ficha, una pirámide: lograr los 194 millones de euros, que es el importe de la cláusula de rescisión del futbolista. Florentino sueña con el día de la presentación de Neymar con la elástica blanca y prepara su mejor sonrisa por un nuevo e histórico golpe al 'eterno rival'. FP asegura a sus íntimos que una jugada así supondrá un torpedo en la línea de flotación barcelonista, lo que, a su juicio, posibilitará terminar con la brutal hegemonía azulgrana que ya dura casi una década.

Icono mundial

Convencido como está de la máxima que dice que “el Real Madrid es una máquina de generar dinero”, Florentino Pérez asegura que el fichaje de Neymar, a medio plazo, resultaría barato y fácilmente amortizable. El brasileño (24 años) es uno de los grandes iconos publicitarios del mundo y genera tanto o más dinero que sus rivales directos. En Estados Unidos y en Asia, la imagen de Neymar arrasa. El Real Madrid, como sucede con Cristiano Ronaldo, se llevaría un porcentaje importante de lo que ingrese en publicidad el futbolista. En el plano deportivo, Neymar tiene todas las papeletas en su mano para coronarse a medio plazo como el número uno del mundo, toda vez que Leo Messi es cuatro años mayor (28) y Cristiano Ronaldo ya tiene 31. Florentino quiere que Neymar sea proclamado rey del fútbol luciendo la camiseta del Real Madrid.

[La hacienda brasileña condena a Neymar a pagar 45 millones]

Pero la arriesgada operación también cuenta con lados afilados y puntos de posibles fricciones. Cristiano Ronaldo, cuyo próximo sueldo superará los 22 millones de euros, seguirá siendo el jugador mejor pagado del Real Madrid. Si se produce la llegada de Neymar, este se encontraría muy cerca del portugués. En los círculos próximos a Florentino, se asegura que el sueldo de Neymar alcanzaría los 20 millones de euros netos… por temporada. Todo al margen de los derechos de imagen del extraordinario futbolista, que rebasarían con facilidad los 20 millones.

Frágil equilibrio

Más aristas: el advenimiento de Neymar al vestuario blanco rompería el frágil equilibrio que hoy reina en el plantel, pues tanto Sergio Ramos como Gareth Bale, con 10 y nueve millones de sueldo, respectivamente, se encontrarían a una distancia sideral del brasileño. Benzema, Modric, Kroos... andan en el tercer escalón (cinco, seis y siete millones, respectivamente) en salarios.

Otro de los puntos negros en la llegada de Neymar se sitúa en la posición táctica sobre el terreno de juego. Hoy por hoy, tanto Cristiano como el 'crack' brasileño actúan en la banda zurda. El portugués se encuentra incómodo alejado de la orilla izquierda, por lo que Neymar tendría que acomodarse más al centro. En su círculo más íntimo se asegura que, lejos de parecer un hándicap, el jugador estaría encantado de volver a su posición original, la de '10', como lo hacía en el Santos. Hoy el '10' en su equipo es Messi. Según los técnicos, como enganche, el talento inmenso de Neymar permitiría realizar permutas y paredes, tanto con Ronaldo como con el '9'... si es que Benzema sigue en el club (todavía pende la espada de la Justicia francesa sobre su cabeza), lo mismo que James Rodríguez, también con un futuro incierto.

[Zubizarreta, ante el juez: "Yo propuse que el Barça fichara a Neymar"]

En el Real Madrid, este tema se encuentra guardado bajo llaves. Nadie quiere hablar una sola palabra del futuro hasta que no termine el presente ejercicio. Es orden de Florentino Pérez. Él se guarda la última sonrisa. O la primera lágrima.

Neymar Florentino Pérez Cristiano Ronaldo Leo Messi
El redactor recomienda