Bartomeu también busca la anónima ‘mano negra’ que nunca encontró Sandro Rosell
  1. Deportes
  2. Fútbol
espera ofrecer nombre y apellidos en breve

Bartomeu también busca la anónima ‘mano negra’ que nunca encontró Sandro Rosell

Desde hace tiempo el Barcelona busca una 'mano negra' que está detrás de todos sus problemas. Bartomeu sigue la búsqueda que inició Sandro Rosell

placeholder Foto: Sandro Rosell y Josep Maria Bartomeu (EFE)
Sandro Rosell y Josep Maria Bartomeu (EFE)

El Barcelona se ha convertido en un nido de problemas desde hace tiempo. Muchos frentes abiertos y la mayoría sin cerrar por el momento. Pocas noticias positivas genera desde hace tiempo, pero el dirigente de turno siempre encuentra la misma excusa. El club, siempre que surge algo que mueve sus estructuraso que incomoda, habla de una intangible ‘mano negra’. Sandro Rosell, antes, y Josep Maria Bartomeu, ahora, disparan a un ser o ente desconocido, al que acusan siempre del problema de turno. Y cualquier miembro de la directiva, cuanto toca hablar, repite discurso.

Ayer tuvo que dar explicaciones Bartomeu sobre la dura sanción que la FIFA ha impuesto al Barcelona. En cuanto pudo, dijo que algo o alguien era el culpable del penúltimo problema. Habló de investigación, de documentos, de nombres que no desveló, de colectivos anónimos… En una palabra, una ‘mano negra’ desconocida que había provocado que el club no pueda fichar en un año. "Hay alguien que nos quiere hacer daño, tanto con el tema del dopaje, con el de Hacienday ahora conlos niños", dijo el mandatario, dejando entrever que ya tiene algún sospechoso en el punto de mira.

Como en otras ocasiones, se le preguntó si el Real Madrid representaba esa fuerza maligna que había zarandeado de nuevo la vida del Barcelona. El actual presidente no apuntó a nadie. Una y otra vez dejó claro que una ‘mano negra’ está detrás del último escándalo que ha salpicado al club. Todo surgió por la denuncia presentada a la FIFA por una persona, organismo u organización, señalando al club por alinear de manera indebida a un joven futbolista coreano. Fue el inicio de toda esta cuestión. El club parece tener claro qué o quién informó al organismo futbolístico, pero una vez más no puso negro sobre blanco nombre y apellidos.

placeholder

Curiosamente, horas antes, Javier Faus, vicepresidente del club, se apuntó a esa vieja teoría, al decir en una entrevista concedida a Radio Nacional que "lo que le está pasando al Barcelona no es casual ni gratuito. Vamos a investigar quién está detrás de todo esto; cuando estemos en condiciones de demostrarlo, lo haremos".

La historia es muy vieja. La eterna histórica rivalidad Real Madrid/Barcelona es lo que a ojos del aficionado es la clave de la historia de la ‘mano negra’.En marzo de 2011 Juan Antonio Alcalá, periodista de la Cadena COPE, denunció que el Real Madrid iba a solicitar controles antidopaje más severos, informando que en el club no se entendía que trabajasen “médicos de reputación dudosa”. La información del periodista fue aprovechada –recordada ayer por Bartomeu– para señalar a un desconocido culpable al que nunca pudo poner rostro.

Que Sandro Rosell deslice que una fuerza maligna y oculta gravita a su alrededor no es de su etapa como presidente del Barcelona. En mayo de 2010, en período electoral, se quejó de que una ‘mano negra’ no le había permitido que el nombre que aparecía en los formularios de adhesión fuera el de Sandro, y sí el de Alexandre Rosell, su nombre oficial. Se apuntó a Joan Laporta, el presidente saliente y enemigo de Rosell, pero este no le señaló.

placeholder

Esta temporada, convulsa de principio a fin para el Barcelona, la manida excusa ha sido empleada por sus dirigentes para explicar los numerosos problemas que se han acumulado en las puertas del Camp Nou. Cuando estalló el ‘escándalo Neymar’ –ya ha vivido muchos capítulos y aún le quedan algunos–, Sandro Rosell y su entorno no dudaron en apuntar a la ‘mano negra’ para justificar los errores cometidos a la hora de abordar esta operación.

Todo partió, curiosamente, por la denuncia de un socio del Barcelona llamado Jordi Cases. Su barcelonismo está fuera de toda duda, pero desde el club se deslizó que detrás de este aficionado había alguien que maneja la situación. Igual que cuando el juez Ruz metió mano a fondo en este affaire. Como ha sucedido ahora con la FIFA, el Barcelona daba su versión de los hechos en privado, pero en público no colocaba a una persona en concreto –o algo– en el centro de la diana.

Y es que Josep Maria Bartomeu ha tomado claramenteel testigo de Rosell y en su corta carrera como presidente del Barcelona ha repetido el mismo discurso. Con la FIFA quedó claro ayer, como cuando en enero, refiriéndose al caso Neymar, dijo que “en Madrid cuesta digerir que tengamos jugadores como el brasileño”, subrayando que en la capital había una ‘mano negra’ que “a Jordi Cases –el socio que hizo la denuncia–,alguno en Madrid lo ha cogido y lo han hecho volar muy alto.Han pretendido hacernos daño, pero no lo han logrado”.

placeholder

Los problemas deLeo Messi con Haciendatambién tienen el mismo culpable. El de siempre. Aunquedesde el club no saliera un mensaje claro y directo,como en otros casos se apuntaba a algo o alguien que trataba de desestabilizar al mejor futbolista del mundo para dañar al Barcelona. Eso sí, el argentino y su familia reconocieron el error pactando con Hacienda.

El Balón de Oro fue una excusa perfecta para que Sandro Rosell volviera a dirigir sus disparos a lo desconocido. En el pasado mes de noviembre dijo que “si la gente no hace caso a presiones políticas ni mediáticas, debería ser para Leo”. El entonces presidente apuntaba de nuevo a la ‘mano negra’ para culparla en el caso –como así fue– de que el argentino no se llevara el galardón. Eso sí, los supuestos culpables quedaron en el anonimato.

Bartomeu subrayó una y otra vez que el modelo de la Masía es ejemplo en el mundo entero. Sin embargo, la actuación de la FIFA no es casual, pues lleva desde hace tiempo vigilando las prácticas del club blaugrana en cuanto a jóvenes futbolistas se refiere. Ya en su día El Confidencial desveló que el organismo que preside Joseph Blatter había recibido muchas denuncias sobre la manera de actuar de la entidad azulgrana. Clubes como el Valencia, Espanyol, Celta o Málaga denunciaron la manera de trabajar del Barcelona, acusando a la entidad de ‘robar’ jugadores de canteras ajenas.

Josep Maria Bartomeu Neymar FIFA Leo Messi Sandro Rosell
El redactor recomienda