Es noticia
Menú
Sainz se abraza a Leclerc y Verstappen, mientras Alonso da con la cabeza en el techo
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
Tercero y noveno respectivamente

Sainz se abraza a Leclerc y Verstappen, mientras Alonso da con la cabeza en el techo

El Gran Premio de Austria comienzo con optimismo para los españoles. El madrileño saldrá tercero por la zona limpia mientras que el asturiano se muestra muy optimista

Foto: Leclerc, Verstappen y Sainz terminaron en un pañuelo. (Fórmula 1)
Leclerc, Verstappen y Sainz terminaron en un pañuelo. (Fórmula 1)

82 centésimas. Ni siquiera una décima completa separaban a Max Verstappen, Charles Leclerc y Carlos Sainz en la sesión cronometrada que configuraba la carrera al esprint del Gran Premio de Austria. Ya había avisado Christian Horner por la mañana con su pronóstico después de los primeros libres. "Como dije, va a estar muy disputado entre los dos equipos, aunque, por supuesto, no sabes cuáles son las cargas de combustible y modos de motor...". De momento, ha dado en el clavo.

Sainz y Alonso vivieron situaciones dispares. El madrileño ganó ritmo a medida que pasaban las vueltas y exprimió al F1-75 en la oportunidad final tras cierta prudencia en los dos primeros bloques, aunque siempre sobrado para pasar de uno a otro. El asturiano vivió la experiencia contraria: tocó techo desde el Q1 y no consiguió romperlo. Bajar del 1'6 se hizo imposible, aunque luego se conocieron las razones que lo impidieron. Con todo, Alpine tiene por delante un fin de semana prometedor. Hay señales.

Sainz y Leclerc terminaron prácticamente emparejados. (Scuderia Ferrari)

"Estoy más cerca, seguimos progresando"

Verstappen jugó con pulmón de sobra durante los libres, la Q1 y la Q2. Los tiempos salían con facilidad y la 'pole' estaba cantada. Pero no con las ridículas diferencias que finalmente le separaron de los dos pilotos de Ferrari. El duelo en la última vuelta fue intenso entre Verstappen, Leclerc y el español. Sainz empezó primero subiendo a lo alto, mientras que, según el sector de la pista en el que rodaban el neerlandés y el monegasco, parecían destinados al mejor crono en un momento u otro en el giro definitivo. Finalmente, fue Verstappen quien saldará primero en la carrera al esprint. Ha ganado dos de los últimos cuatro Grandes Premios, pero antes tiene que solventar la carrera al esprint.

Sainz marcó su mejor referencia personal en la última vuelta, con un 1.05.066 frente al 1.05.013 de su compañero. El madrileño vuelve a confirmar su progresión con el F1-75, ahora en una pista con curvas de alta velocidad y de necesaria confianza en la estabilidad y respuesta del monoplaza, como confirmaron los dos accidentes de los Mercedes en la Q3. "Teniendo en cuenta la igualdad entre los primeros, se podría pensar en algún punto donde he perdido alguna décima que me ha costado la 'pole', pero esto también vale para mis rivales. Lo positivo ha sido hacer una buena vuelta al final de la Q3. No era fácil, porque los neumáticos estaban fríos después de la bandera roja".

"Hay que felicitar a estos chicos, pero estoy más cerca. Estamos progresando, me siento más cómodo y confiado con el coche después de las últimas carreras", confirmó Sainz al terminar. "Hemos hecho una buena vuelta, aunque no fue fácil con los neumáticos fríos tras la bandera roja. Me gustaría haberlo hecho mejor. Empiezo tercero y salgo por el lado limpio. Está todo por luchar. Va a ser divertido y puede ser un buen fin de semana".

"Aquí, quizá somos cuartos"

La sesión clasificatoria de Fernando Alonso se desarrolló de manera totalmente opuesta a la de su compatriota. Mientras Sainz bajó cronos, Alonso se dio con una pared. Comenzó con un 1.06.016 en la Q1, donde terminó cuarto. Sin embargo, machaconamente golpeó en ese límite en los dos bloques siguientes: 1.06.082 al término de la Q2, y 1.06.103. Ocon era cuatro décimas más lento en la Q1, para ya entrar en el 1.05 alto en la Q2, cerrando en el último bloque con 1.05.726 para terminar sexto. Alonso esperaba incluso haber mejorado ese registro y haber hecho buenas las palabras del jefe tras los libres.

Por la mañana, Otmar Szafnauer anticipaba que "en este fin de semana probablemente somos cuartos", en referencia a la posición del equipo. De momento, también acertaba. McLaren quedó fuera de juego ya. Pero, desafortunadamente, Alonso no pudo capitalizar la estrategia del equipo y el potencial de su monoplaza. Szafnauer incluso fue tan lejos como para apostar por un quinto puesto de parrilla. "Ahorramos neumáticos blandos para los clasificatorios y, si estamos bien y alguien comete un error, podemos estar entre los cinco primeros dentro de la Q3". Mercedes cometió el error, y con sus dos pilotos... Alonso lo corroboró con los hechos, aunque sin poder rematar.

"Creo que antes de que se dañara el coche, estábamos entre los cinco o seis primeros", lamentó al terminar. Alonso sabía qué se había dejado entre manos. "Un viernes muy bueno aquí en el Red Bull Ring", resumió, aunque sin ocultar el optimismo a pesar del percance que condicionó los entrenamientos. "Tuvimos algún daño en el fondo del monoplaza que nos influyó en la Q2 y la Q3, pero tenemos muchas vueltas por delante en la carrera al esprint y la carrera del domingo". El asturiano se había salido ligeramente de la pista en el primer sector y pagó el precio luego. Pero el monoplaza francés parece que tiene tan satisfecho al español como en Silverstone y las últimas evoluciones funcionan.

En la carrera al esprint, con tantas zonas DRS, una pista corta y pocas vueltas, Alonso puede hacer de las suyas una vez más. Siempre y cuando, claro, no se tuerza el aparejo. Es un Gran Premio para la sorpresa. Y agradable.

82 centésimas. Ni siquiera una décima completa separaban a Max Verstappen, Charles Leclerc y Carlos Sainz en la sesión cronometrada que configuraba la carrera al esprint del Gran Premio de Austria. Ya había avisado Christian Horner por la mañana con su pronóstico después de los primeros libres. "Como dije, va a estar muy disputado entre los dos equipos, aunque, por supuesto, no sabes cuáles son las cargas de combustible y modos de motor...". De momento, ha dado en el clavo.

Fernando Alonso Charles Leclerc
El redactor recomienda