Es noticia
Menú
Mercedes despista con su revolucionario W13B, pero nadie se fía de Hamilton
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
El resto de pilotos sospecha

Mercedes despista con su revolucionario W13B, pero nadie se fía de Hamilton

Verstappen, Sainz y Leclerc ya han manifestado que no se creen el rendimiento de los Mercedes en Baréin. La semana que viene veremos nuevas piezas y ases en la manga

Foto: El piloto inglés a bordo de su monoplaza. (Reuters/Hamad I Mohammed)
El piloto inglés a bordo de su monoplaza. (Reuters/Hamad I Mohammed)

A la espera de que comience el fuego real la próxima semana en el Gran Premio de Baréin, la pretemporada de Fórmula 1 ha dejado claro que las cosas no van como deberían ir en Mercedes. Si bien Ferrari, Red Bull y Alpine obtuvieron resultados ilusionantes en el último día antes de la hora de la verdad, la escudería de Toto Wolff alberga muchas dudas que se tendrán que resolver la semana que viene. ¿Está tan lejos el revolucionario W13 del RB18 de Red Bull como parece? La realidad es que nadie ha enseñado todas sus cartas todavía, las escuderías están pendientes de sumar kilómetros a las piezas y medio paddock no se cree la situación actual de Mercedes.

El campeón del mundo, Max Verstappen, pulverizó los tiempos para ser el más rápido del sábado con los neumáticos más blandos y confirmó que "las nuevas piezas funcionaron bien, espero que lo mantengamos para la carrera inaugural". Preguntado por los posibles ases en la manga de los diferentes rivales, el neerlandés no titubeó: "Claro que hay más en el bolsillo, no he ido a fondo, pero nadie ahí fuera lo ha hecho, ni ha rodado en especificación de clasificación". La manifiesta superioridad de Red Bull coloca a la escudería austriaca como la máxima favorita, pero Verstappen no se fía ni un pelo de las palabras de Lewis Hamilton.

placeholder El heptacampeón del mundo, este fin de semana. (Reuters/Hamad I Mohammed)
El heptacampeón del mundo, este fin de semana. (Reuters/Hamad I Mohammed)

Carlos Sainz también se mostraría muy contundente. "Si fuera mi primer año me lo creería, pero como llevamos cinco o seis años igual. Llevan seis años diciendo eso y luego ya hemos visto cómo ganan. No me fío nada y si miramos el GPS, vemos lo que están haciendo estos días... Bueno, y mejor me callo". Su compañero de equipo, Charles Leclerc, seguiría la senda del español al decir que "Mercedes tenía un coche completamente nuevo, pero no mostró su potencial". Más tarde, el inglés respondería con humor: "Seríamos buenísimos si fingiéramos el sobreviraje y este pilotaje difícil, a propósito, para esconder nuestro coche. No es el caso. Tenemos cosas que hay que resolver. Pero puede que la semana que viene tengamos una buena idea".

Hamilton, que fue penúltimo en la sesión matinal del sábado después de vivir un intenso duelo con Pierre Gasly muy igualado a pesar de tener neumáticos más blandos, reconoció los múltiples problemas que está sufriendo con su Mercedes. Preguntado por el rendimiento del mismo, el piloto inglés aseguró que "Por el momento no estamos encontrando el mejor rendimiento. Ahora no estamos para competir por victorias". Luego George Russell lograría el cuarto mejor tiempo de la tarde y maquillaría los resultados de Mercedes.

¿Está mintiendo Hamilton?

"Tenemos algunos obstáculos que superar y, obviamente, la próxima semana tendremos una mejor demostración de nuestro ritmo. Estoy seguro de que todos pueden darse cuenta de que no somos los más rápidos en este momento", comentó Lewis. Con la nueva normativa, cada escudería está construyendo un coche prácticamente nuevo. El W13B sufre mucho el efecto 'porpoising' y no ha encontrado aún el equilibrio entre los rebotes y el rendimiento... por el momento. Además, el circuito de Sakhir cuenta con una serie de características vinculadas a la climatología (temperatura, viento, polvo, el asfalto, baches...) que está lastrando al revolucionario monoplaza de Mercedes.

Foto: Mercedes ha revolucionado la Fórmula 1 con su radical diseño. (Mercedes)

El nuevo diseño, sin apenas pontones laterales, minimiza al máximo esta parte de los coches y hace que las entradas de refrigeración laterales sean prácticamente nulas; algo que permite que el ancho del monoplaza se haya visto reducido enormemente. El W13B es una evolución aerodinámica que reduce los laterales del coche a la mínima expresión, aunque en su mayoría es casi idéntico a la versión de Montmeló. Pero con tal evolución reduce sustancialmente el 'drag' (la resistencia al avance derivada de una mayor o menor superficie frontal), lo que debería suponer una importante ventaja en este apartado.

Pese al pesimismo inicial, el heptacampeón de Stevenage confía plenamente en los integrantes del equipo Mercedes para dar la vuelta a esta complicada situación. "Hay potencial en nuestro coche para llevarnos hasta allí, pero tenemos que aprender a poder extraerlo y solucionar algunos de los problemas, que es en lo que estamos trabajando a toda máquina. Creo que todos sufrieron en esta pista llena de baches y salimos de las pruebas sabiendo que todavía tenemos mucho trabajo por hacer", apuntó Hamilton. Mercedes parece tener un monoplaza con un potencial enorme, sistema aeroespacial de refrigeración incluido, pero ha sido uno de los equipos más perjudicados por el 'porpoising'. ¿Se está marcando un farol Mercedes? Los grandes ocultan armas secretas y aunque se puede observar que sus coches están sufriendo, todo podría cambiar la semana que viene con las nuevas piezas y los ajustes que realice la escudería.

A la espera de que comience el fuego real la próxima semana en el Gran Premio de Baréin, la pretemporada de Fórmula 1 ha dejado claro que las cosas no van como deberían ir en Mercedes. Si bien Ferrari, Red Bull y Alpine obtuvieron resultados ilusionantes en el último día antes de la hora de la verdad, la escudería de Toto Wolff alberga muchas dudas que se tendrán que resolver la semana que viene. ¿Está tan lejos el revolucionario W13 del RB18 de Red Bull como parece? La realidad es que nadie ha enseñado todas sus cartas todavía, las escuderías están pendientes de sumar kilómetros a las piezas y medio paddock no se cree la situación actual de Mercedes.

Fórmula 1 Lewis Hamilton Toto Wolff