Adiós Renault, hola Alpine: Alonso vuelve con el coche que le hizo campeón
  1. Deportes
  2. Fórmula 1
EXHIBIRÁ EL R25 DURANTE TRES DÍAS

Adiós Renault, hola Alpine: Alonso vuelve con el coche que le hizo campeón

Fernando Alonso rodará durante los tres días del GP de Abu Dabi con el R25, el monoplaza de su primer título y el de Renault, como despedida del nombre de la marca francesa de la F1

Foto: Fernando Alonso logró el primer título de Renault, que ahora deja el paso a Alpine en la F1
Fernando Alonso logró el primer título de Renault, que ahora deja el paso a Alpine en la F1

Fernando Alonso está deseando subirse de nuevo al monoplaza con el que tuvo a España y casi al planeta a sus pies.: “Nos vemos mañana” se despedía en las redes sociales con la foto de su Renault de los tiempos de gloria. Lo que debe ser volver a pilotar ese monoplaza...

Porque este fin de semana el fabricante francés lucirá por última vez ese histórico nombre que será reemplazado a partir de 2021 por el de Alpine. Coincidiendo con su carrera número 400, transcurridos cuarenta y tres años de su debut en la Fórmula 1 (introduciendo la tecnología turbo) durante los que ha conquistado dos títulos de Pilotos y de Constructores. Por cierto, también desaparecerá el característico color amarillo que ha distinguido al equipo, dejando paso al azul que coincide con uno de los tonos de la bandera francesa.

Para festejar este cambio en el que se dan la mano el legado y sus objetivos deportivos futuros, el conjunto francés ha decidido reunir a dos de sus iconos, tanto humano como deportivo. Fernando Alonso oficiará como maestro de ceremonias en Yas Marina con el Renault R25, que sumo ocho victorias en 2005 y terminó con el mayor dominio ejercido por Ferrari (y Michael Schumacher) de su historia. Alonso rodará el viernes, sábado y domingo, y la primera ocasión para verlos en acción se producirá entre las dos primeras sesiones de los entrenamientos libres. Y, sobre todo, los aficionados recuperarán durante unas vueltas el antiguo sonido de los monoplazas de Fórmula 1 antes de la era híbrida.

Recogida del testigo

“Es muy emotivo ver al R25 correr al límite una vez más, y que lo haga con Fernando al volante será la guinda del pastel. La asociación entre este coche y el piloto se convirtió en un clásico de la F1 y sigue siendo uno de los logros de los que más se enorgullece Renault en el deporte del motor”, explicaba Cyril Abiteboul al anunciar las exhibiciones de Alonso durante estos días, “aunque el monoplaza simboliza nuestros logros pasados, Fernando constituye nuestra fuerte ambición de continuar presionando para lograr más éxitos y recuperar esos momentos y emociones increíbles. Por supuesto, cualquier resultado ahora estará bajo el nombre de Alpine, pero nuestro éxito futuro será un homenaje a este increíble momento en la historia de Renault en la F1".

Para muchos de los aficionados, el evento supondrá mucho más que un viaje en el tiempo con el que recordar éxitos pasados y un aperitivo de las sensaciones y desafíos que están por llegar en esta alianza que promete emociones fuertes. Pero oficialmente, se trata de una despedida para dar paso a la marca que tomará el testigo de la denominación oficial que Renault ha mantenido siempre en la Fórmula 1. Integrada en el Grupo Renault, la filial está dedicada a la fabricación de vehículos deportivos desde 1955 en la localidad gala de Dieppe. Tras la llegada a la multinacional francesa del nuevo director general, Luca de Meo, una de sus primeras decisiones fue apostar por la continuidad del fabricante galo en la Fórmula 1 , pero potenciando la marca Alpine a través del escaparate de la Fórmula 1, rebautizando al equipo de Alonso con el mismo nombre a partir de 2021.

Un monoplaza restaurado

A pesar del paso del tiempo, el R25 se mantiene como uno de los monoplazas más relevantes y reconocidos en la Historia de la Fórmula 1. Nacido de la ‘varita mágica’ de Robert Bell (Director Técnico), Mark Smith (Responsable de Diseño) y Dino Toso (Aerodinamicista), estaba propulsado por el mítico Renault V10, cuyo sonido echan tanto de menos muchos aficionados. En 2005, Fernando Alonso logró siete triunfos y el otro corrió a cargo de su compañero Giancarlo Fisichella, siete pole positions y dieciocho podios, otorgándole a Renault su primer título de Constructores de su historia a pesar de debutar en 1977, y a Fernando, el primero de pilotos.

Transcurridos 15 años de aquella gesta, la sinfonía en V10 del R25 volverá a sonar después de haber sometido al monoplaza a un profundo proceso de restauración, realizado en las instalaciones de Renault Sport Racing situadas en Enstone (Gran Bretaña) y Viry (Francia), en estrecha colaboración con los especialistas de la empresa Rennwerk Company, situada en Alemania. Después de emplearse como protagonista en una demostración en 2006, el R25 pasó a formar parte de la colección Renault Classic, hasta que fue despertado de su letargo de doce años para abordar un proyecto de restauración.

En 2019 se iniciaron estas labores por parte de Rennwerk, con la vista puesta en su reaparición en el Gran Premio de Francia de 2020. Sin embargo, la pandemia del coronavirus y la anulación de dicha prueba retrasaron los planes previstos por Renault. El proceso se retomó en octubre de 2020 con la revisión del motor que se realizó por espacio de 50 horas en las instalaciones de Renault en Viry-Chatiron (Francia). Y tan solo quince días después el V10 volvió a latir en las instalaciones alemanas de Rennwerk. El monoplaza regresaba a la pista a mediados de noviembre, en concreto en el trazado de La Ferté Gaucher, cerca de París.

De 12:30 a 12:35 hora peninsular española, Alonso completará una vuelta de instalación, antes de abordar la primera exhibición de quince minutos, entre las 13:00 y las 13:15. Repetirán actuación después de la clasificación del sábado, para despedirse el domingo por la mañana antes de la carrera.

Fórmula 1 Fernando Alonso Ferrari Michael Schumacher
El redactor recomienda