Quieren congelar el desarrollo de los motores

Red Bull amenaza con dejar la F1 y la guerra que se avecina contra Ferrari

Red Bull quiere que se congele el desarrollo de motores en 2022 para facilitar su trabajo en el motor Honda tras su marcha, pero se enfrenta a la piedra más grande: la negativa de Ferrari

Foto: Red Bull cuenta con el apoyo de Mercedes, pero Ferrari se cierra en banda. (Reuters)
Red Bull cuenta con el apoyo de Mercedes, pero Ferrari se cierra en banda. (Reuters)

Aunque tenga a Renault como salvavidas Red Bull sigue metido en su callejón sin salida en la búsqueda de la mejor opción para motorizar al equipo a partir del 2022. Por una parte la escudería de bebidas energéticas quiere continuar con los motores Honda por su cuenta. Pero el alto coste, los límites técnicos y la constante innovación que planea la Fórmula 1 en las unidades de potencia dificultan esta posibilidad. De este problema nace la amenaza de Red Bull al gran circo. O se congela el desarrollo de motores en 2022 o los dos equipos se van (Red Bull y Alpha Tauri).

Red Bull amenaza con dejar la F1 con ambos equipos si el desarrollo del motor no se congela a partir de 2022. Mercedes estaría de acuerdo. Y para que Renault consienta, todos los motores deben estar al mismo nivel. El mayor obstáculo aparece con Ferrari, quien no aceptará la congelación del motor de ningún modo. Ahora... ¿Quién es más importante en la F1, Red Bull o Ferrari? Estos serán los debates candentes en la gran cumbre que se celebrará el 26 de octubre en Portimao.

El mejor camino para ser campeones

La retirada de Honda a finales de 2021 reavivó las discusiones sobre las regulaciones de motores. Mientras tanto, poco a poco va ganando terreno la opinión de que las unidades de potencia actuales son demasiado complicadas y demasiado caras. Eso puede ser fatal para la Fórmula 1, Red Bull hizo balance después de que Honda anunciara que pondría fin a su participación en la Fórmula 1 a fines de 2021. Ninguna de las cuatro opciones Ferrari, Mercedes, Renault o usar la herencia de Honda por su cuenta es óptima. No para un equipo de carreras que pretende ser campeón del mundo.

En Ferrari, Mercedes y Renault, usted es solo un cliente que paga y tiene que aceptar lo que le entrega su socio. Por otro lado la solución interna con el legado de Honda cuesta demasiado dinero. Solo funcionaría siempre que la FIA acepte un congelamiento del desarrollo de los motores desde principios de 2022, lo que significaría que Red Bull no tendría que preocuparse por desarrollar la unidad de potencia, entonces podría hacerse cargo de todo el proyecto de Honda. Incluso si solo se permitiera una actualización por año, una iniciativa privada, alcanzaría sus límites técnicos. "Pero esto solo es posible a condición de que los motores estén congelados para la primera carrera en 2022 a más tardar. No podemos permitirnos un mayor desarrollo, ni técnica ni financieramente. Ese es un requisito previo", ha explicado Helmut Marko, quien apuesta por la opción de trabajar con el motor Honda en 2022.

Marko cree que sus posibilidades de luchar por el campeonato mundial se verían comprometidas al tomar los motores de los clientes."Todos los fabricantes de motores tienen su propio equipo y eso significa que desarrollan el motor alrededor de su chasis", dijo. “Conseguiríamos algo en lo que tendríamos que adaptar nuestro chasis y nuestras ideas en segundo lugar, y nos enfrentaríamos a una solución técnica que tendríamos que aceptar".

Max Verstappen durante el pasado GP en Nurburgring. (EFE)
Max Verstappen durante el pasado GP en Nurburgring. (EFE)

El resto de posiciones

Esto ejerce una presión enorme sobre la Fórmula 1. Mercedes está supuestamente abierto a esta iniciativa de Red Bull. Renault lo está estudiando, pero parece por la labor. Sin embargo Ferrari se cierra en banda. En Maranello creen que Red Bull no está en una situación desesperada. "Pueden llamar a la puerta en París o en Maranello en cualquier momento. Allí pueden conseguir un motor que les cueste menos dinero que si lo hicieran ellos mismos".

Además para Red Bull los próximos obstáculos ya están al acecho. A partir de 2022, se agregará un 20 por ciento de biocombustible y a partir de 2023 la Fórmula 1 quiere funcionar al 100 por ciento con combustible neutro en CO2. Según el jefe de motores de la FIA, Gilles Simon, el primer paso para los ingenieros de motores es el más grande, incluso si suena como el más pequeño. ¿Quién hará esto en Red Bull?. Ferrari tiene claro que este proyecto con los combustibles libres de emisiones no se puede suspender solo porque Red Bull quiere salirse con la suya.

La realidad es que este desarrollo es demasiado importante para el futuro del deporte tanto deportivamente como económicamente. Un frenazo aquí podría pesar mucho en el gran circo. En Portimao, a instancias de Ferrari, los fabricantes también consultarán si no sería mejor adelantar nuevas regulaciones con motores más simples de 2026 a 2023. Todo con un denominador común buscar el lado más económico. Pero para Red Bull tener el 'no' de Ferrari es la negativa más grande que se pueden encontrar en la Fórmula 1.

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
4 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios