El alemán saldrá séptimo en Francia

En Ferrari se desatan la tensión y el nerviosismo tras el enésimo fracaso de Vettel

El alemán volvió a fallar de manera estrepitosa en la clasificación del Gran Premio de Francia donde solo pudo conseguir acabar en la séptima plaza después de tener problemas con el cambio

Foto: Sebastian Vettel en acción durante la clasificación del GP de Francia. (Reuters)
Sebastian Vettel en acción durante la clasificación del GP de Francia. (Reuters)

Sebastian Vettel bromeó con su retirada de la Fórmula 1 al final de temporada después de darse a conocer que la FIA no le daba la victoria de Canadá. Un día después, muchos tifosi desearían que se convirtiera en realidad. El piloto alemán volvió a fallar de manera estrepitosa en la clasificación del Gran Premio de Francia, donde solo pudo acabar en la séptima plaza después de dos intentos. Tuvo problemas con el cambio, pero antes ya había dado señales de no encontrarse cómodo con el SF90 y la tensión de ver a los Mercedes volar en la pista quedó palpable en un cruce de declaraciones de los pilotos por la radio en plena Q3.

Vettel tenía problemas en la recta final de la tercera sesión que no le permitían poder exprimir al máximo el potencial de su monoplaza. El primer contratiempo llegó en su intento número uno. En la primera chicane del circuito francés, su Ferrari le pegó un trallazo que echó por tierra cualquier oportunidad de marcar un tiempo competitivo. Desde el muro le pidieron entrar a boxes abortando así su primer intento en la Q3 y saliendo a hacer un segundo que se convertiría en un cara o cruz. Por desgracia para Vettel salió cruz.

El cuatro veces campeón del mundo de Fórmula 1 admitió que tuvo problemas con el cambio, no pudiendo entrar la cuarta marcha en la vuelta definitiva. "No se qué ha ocurrido, no podía meter la cuarta marcha después de la curva nueve y después de eso era un poco irrelevante seguir en pista. No he conseguido que el coche funcionara correctamente y del mismo modo que lo ha hecho antes. No estoy contento al ver que no hemos podido extraer el máximo del monoplaza. Mañana será un día distinto y la carrera será muy larga. Ha sido una mala sesión para nosotros. Deberíamos estar por delante de los McLaren, pero McLaren este fin de semana es competitivo", comentó Vettel.

Al alemán le queda prepararse para la jornada de este domingo con el objetivo de intentar remontar para acercarse a las primeras posiciones de la forma más rápida posible y conseguir minimizar los daños de otro fin de semana que apunta a fracaso en la Scuderia.

Vettel no está

Sebastian Vettel se escudó en problemas con el cambio, pero la realidad es que ha tenido falta de ritmo durante todo el fin de semana. El piloto alemán fue incapaz de controlar su SF90 en los entrenamientos y fue superado con claridad por Charles Leclerc en cada sesión. Vettel no está y no se termina de encontrar a gusto al volante del Ferrari esta temporada. Ya ha reconocido en numerosas ocasiones su incomodidad y, cada fin de semana que pasa aparece un nuevo problema en la Scuderia. Siempre pasa algo y su líder en la pista no reacciona como sí lo hace su máximo rival. Lewis Hamilton ha pisado el acelerador con un verdadero campeón y empieza a dejar atrás a Valtteri Bottas.

Sebastian Vettel, como punta de lanza de Ferrari, tiene que dar un golpe encima de la mesa por muchas razones esta temporada, pero las carreras van pasando y los nervios van creciendo. El alemán está contra las cuerdas frente a un Mercedes que no falla y un Charles Leclerc que ha demostrado tener un carácter más peleón, tanto dentro como fuera de la pista, que el que se encontraba el alemán con Kimi Raikkonen.

"Todavía no estoy ahí. Puedo sentir que no estoy conduciendo a mi mejor nivel porque simplemente el coche no responde o no responde de la manera que yo quiero", confesó el alemán en declaraciones a 'Motorsport'. "Cuando no das el rendimiento, entonces tu juicio correcto es no ir hasta el límite porque terminas perdiendo el coche. Parezco ser más sensible en las primeras carreras que en los test", reconoció tras el Gran Premio de Azerbaiyán.

Sebastian Vettel saldrá séptimo en el Gran Premio de Francia de F1. (EFE)
Sebastian Vettel saldrá séptimo en el Gran Premio de Francia de F1. (EFE)

El cruce de mensajes por radio

Su decepcionante posición no fue el único problema que se encontró Ferrari. En la pista hubo momentos de tensión entre pilotos y equipo en plena Q3. Una batalla interna que muestra el nerviosismo que hay en la Scuderia por la necesidad de lograr un triunfo cuanto antes.

Charles Leclerc partía por detrás de Sebastian Vettel en la Q3 y pidió que aumentara su velocidad. El alemán le contestó que su intención no era dejar al monegasco sin opciones de mejorar su tiempo. Leclerc: "Le podéis decir a Seb que vaya más deprisa". Ingeniero de Vettel: "¿Puedes ir más rápido?". Vettel: "Sí, pero no mucho más". Ingeniero de Vettel: "Simplemente no te detengas". Vettel: "No estoy tratando de dejar fuera a Charles, no te preocupes".

La tensión era palpable entre ambos pilotos aunque no se hablaran directamente. Finalmente Vettel hizo su trabajo y el piloto de 21 años pudo realizar su intento con normalidad para acabar en la tercera plaza y salvar la cara a Ferrari, que sigue un fin de semana más sin dar con la tecla, mientras sus máximos rivales vuelan en la pista y ya acarician un nuevo mundial con solo siete carreras disputadas y una octava que no parece que vaya a cambiar el panorama tan desolador de este 2019 para Ferrari.

opta

Fórmula 1

El redactor recomienda

Escribe un comentario... Respondiendo al comentario #1
0 comentarios
Por FechaMejor Valorados
Mostrar más comentarios